FYI.

This story is over 5 years old.

Un chico de 15 años muere en Calais tratando de llegar al Reino Unido donde vive su hermana

El adolescente de origen afgano vivía en condiciones muy precarias en uno de los campos de Calais habitado por miles de migrantes. Su intención era alcanzar Inglaterra para reunirse con su hermana.
Imagen por Frederick Paxton
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Un adolescente afgano de 15 años ha muerto mientras intentaba subir a un camión que, supuestamente, iba de Francia al Reino Unido.

El menor, que viajaba solo, estaba intentando cruzar el Canal de la Mancha para llegar junto a su hermana y su cuñado, que ya viven en Inglaterra. Un portavoz de la ONG británica Help Refugees ha declarado a VICE News que el cuerpo del chico ha sido encontrado en la parte de atrás de un camión en Dunkirk, en la costa francesa del norte de Calais.

Publicidad

Otro refugiado en el campamento de Calais, con quien el menor compartía tienda, dio la alarma el pasado 31 de diciembre, describiendo al adolescente afgano como a un "buen chico con grandes esperanzas de alcanzar el Reino Unido".

Él ha dicho a VICE News que el chico salió de Calais hacia Dunkirk la semana pasada con la esperanza de encontrar una vía para llegar a Inglaterra y a su hermana. Empezó a preocuparse cuando no volvió a tener noticias del joven.

"Muchos refugiados están poniendo sus vidas en peligro para llegar al Reino Unido. Espero que haya grandes cambios en las políticas migratorias para no perder más de estas valiosas vidas", ha dicho.

Lliana Bird, co-fundadora de Help Refugees, contó a VICE News que la hermana del menor está ahora en Francia intentando descubrir qué es lo que le pasó exactamente a su hermano.

VICE News ha contactado a las autoridades francesas para confirmar la muerte, pero no han respondido de forma inmediata.

Trabajadores humanitarios y otros migrantes también han confirmado que el chico vivía en el campo de refugiados, donde miles de migrantes y refugiados malviven mientras intentan, de forma continuada, subir a bordo de camiones y trenes para cruzar el Canal, o mientras esperan la respuesta a sus peticiones de asilo en Francia.

Han muerto decenas este año en Calais — atropellados por coches, trenes o camiones, o heridos de muerte mientras intentaban escapar de la policía.

Publicidad

La regulación de Dublín de la Unión Europea (UE) establece que migrantes y refugiados han de ser retornados al primer país europeo donde fueron registrados, algo que implica que aquellos que aspiran a llegar a Reino Unido evitan dar su nombre y otros detalles a las autoridades de los países por los que pasan, dificultando las tareas de monitorización de aquellos que transitan por la ruta y el número de personas que han muerto en el trayecto.

Este sistema también dificulta distinguir a los menores que viajan solos, que son particularmente vulnerables. En noviembre, las agencias humanitarias Médicos Sin Fronteras y Socorro Católico tomaron la iniciativa legal para demandar mejoras a un tribunal de Lille para ordenar a las autoridades de Pas-de-Calais a empezar a trabajar en la identificación de menores en peligro.

Sin embargo, las personas que trabajan sobre el terreno aseguran que esta instrucción tiene un impacto limitado. En diferentes visitas al campo, VICE News ha conocido a niños de 12 años que han hecho el viaje por Europa solos.

El Reino Unido también se ha autoexcluido de la Directiva de Reunificación Familiar de la UE, por lo que estos menores no tienen vías legales para pedir reagruparse con sus familiares a quienes el Reino Unido ha dado estatus de refugiado.

Denuncian que Francia envía los migrantes de Calais a centros de detención. Leer más aquí.

2015 ha sido el año más mortífero para los migrantes que han viajado a Europa: los trabajadores humanitarios se apresuran a pedir que en 2016 ha de parar esto.

Publicidad

En el Mediterráneo, el punto de tránsito más habitual para migrantes y refugiados de zonas de guerra en el Oriente Próximo y África, un bebé ha sido la primera víctima reportado en 2016, en un naufragio el pasado sábado en la isla griega de Agathonisi después de que el bote neumático en el que viajaba se estrellara contra las rocas de la orilla. Otras once personas han sido heridas después de ser rescatadas por la Migrant Offshore Aid Station (MOAS).

The body of 2-year-old Khalid being transferred off — MOAS (@moas_eu)January 3, 2016

Las últimas muertes han llegado después de que las autoridades francesas anunciaran la construcción de un campo para migrantes en Grande-Synthe en Dunkirk. El gobierno francés invertirá 1,6 millones en unas nuevas instalaciones, levantando el primer campo de refugiados oficial en Francia en 13 años.

Francia y Reino Unido firman un nuevo pacto para detener la crisis de migrantes en Calais. Leer más aquí.

Sigue a Sally Hayden en Twitter: @sallyhayd

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES