Copia de 01 Kazuya Nagaya & Florence To-Diego Figueroa
Foto por Diego Figueroa

Cánticos para muertos, catarsis y hundimiento en el bosque: A/Visions 2 en el Museo Anahuacalli

Una noche con Kazuya Nagaya, Line Katcho y Wolfgang Voigt en el marco de MUTEK México 2018.
22.11.18

Este miércoles 21 de noviembre en el marco de la quinceava edición de MUTEK México, se llevó a cabo la segunda entrega de la serie A/Visions, en una sede que prometía una experiencia inolvidable: El Museo Anahuacalli, ubicado al sur de la delegación Coyoacán en la Ciudad de México, diseñado por el mismísimo Diego Rivera como un recinto para las artes que rinde homenaje a lo mexicano a través de su arquitectura de inspiración prehispánica.

Publicidad

La verdad es que, tratándose de una experiencia de inmersión, realizar el evento en un espacio al aire libre resultó arriesgado. La pantalla de leds en la que se proyectaron los visuales le robó protagonismo al recinto, aunque de vez en cuando volvía en cuenta a donde estaba parado, alejando la vista de la pantalla, volteando hacia arriba, lo que resultaba impresionante. La cuestión del audio fue un punto también difícil, al ser un espacio abierto.

Antes de comenzar, se le pidió a los asistentes tomar asiento y guardar silencio, lo que incluía quitarle el sonido al celular y solo comprar bebidas alcohólicas en los intermedios entre show y show para evitar el escándalo que se pudiera hacer en la barra y que los asistentes pudiéramos prestar atención plenamente a lo que sucedía en el escenario.

Sin contratiempos ni fallas técnicas el show transcurrió durante dos horas y media. El encargado de la apertura fue el japonés Kazuya Nagaya acompañado en los visuales por la inglesa Florence To.

Lo de Kazuya resulta impresionante a la vista, pues se rodea de un círculo compuesto literalmente por 445 rins, instrumento tradicional japonés que al ser tocado crea una vibración aguda e hipnótica, usada antiguamente en rituales budistas para rezar a los muertos. Al mismo tiempo hace sonar composiciones que te llevan por una atmósfera lúgubre y épica para ir avanzando hacia un emotivo desenlace. Podrá estar inspirado en la tradición japonesas pero con los visuales de Florence To con figuras geométricas, me sentí por un momento recorriendo una pirámide en Egipto hacia una tumba y de repente me sentía viajando al medievo japonés, viajando en alguna parte del oriente que sólo existía en mi imaginación y supongo que uno de los objetivos de la experiencia inmersiva es que, a parte de llegar a comprender la obra, uno pueda realizar la interpretación de la misma que le nazca o le plazca.

1542918465358-Copia-de-01-Kazuya-Nagaya-and-Florence-To-Diego-Figueroa-2

Kazuya Nagaya por Diego Figueroa.

Lo siguiente fue la productora y artista visual canadiense Line Katcho, presentando Immortelle, una imponente pieza audiovisual donde ella realiza todos los detalles, los sonoros y las imágenes. El acto está catalogado como “techno prismático” y aunque tiene destellos de techno, su música me remitió a los bajos usados en el Chicago footwork/juke y al IDM más hardcore y deconstruido, a la par sonaban unas muy bellas melodías que se elevaban al punto de estallar con bajos y síntesis modular aplastante, interrumpido por altibajos que lograban la catarsis del espectador; los visuales nos remitían a organismos vivos y nos recordaban lo violenta que puede ser la naturaleza aprovechando los leds de la forma más agresiva posible, cegando intermitente de tanta luz. Si algo tiene que ser el arte para ser arte es ser transgresor y, en lo personal, Immortelle de Line Katcho resultó mi acto favorito de la noche. Breve pero conciso.

1542918784862-Copia-de-02-Line-Katcho-pres-Immortelle-Diego-Figueroa-4

Line Katcho por Diego Figueroa.

El encargado de cerrar la noche fue el alemán Wolfgang Voigt presentando su show GAS, quien es reconocido como un vanguardista del arte sonoro. Es techno porque mantiene el ritmo constante como si estuviera a lo lejos, descartando algunas frecuencias bajas y agudas, al tiempo que sus melodías son simples pero envolventes, de alguna manera logras diferenciar la melodía principal en armonía con los detalles del diseño de audio.

A mi gusto, por el tipo de frecuencias que Wolfgang usa y por el tipo de espacio donde se llevó a cabo su presentación, resultó difícil completar envolvernos, aunque si llegabas a sentarte al frente durante su show, los patrones visuales resultaban ser algo bastante loco, como si un organismo vivo de alguna dimensión digital desconocida del glitch se estuviera manifestando al transformar el bosque, consumiendo su monstruosa atrocidad de la manera más lenta posible, contrastando con las bonitas y sinfónicas melodías.

Me hizo pensar en la obra como si fuera el soundtrack/orquesta que el mounstruo de la dimensión desconocida elegiría para esparcir terror al mundo, haciéndole disfrutar la belleza de sus pesadillas más sublimes de la manera más lenta posible para mayor placer.

1542918963648-Copia-de-03-Wolfgang-Voigt-pres-GAS-Diego-Figueroa-9

Wolfgang Voigt por Diego Figueroa.

Conéctate con MUTEK México en Facebook.