Sexo

Este hombre creó el primer robot de automamadas con inteligencia artificial

Un estudio científico con miles de horas de sexo oral estudiadas, programación y manufactura para llegar a esto. El futuro es ahora, viejo.
16.1.19
Brian Sloan Autoblow AI 2
Brian Sloan con su invento. Todas las fotografías cortesía del entrevistado.

Artículo publicado por VICE México.

Brian Sloan es un abogado que nunca practicó leyes y se convirtió en comerciante de juguetes sexuales. Al jugar con las cartas del destino y con bastante proyección de negocios, terminó por hacer las dos campañas de juguetes sexuales para hombres más exitosas de la historia de Indiegogo. Primero con Autoblow 2 y ahora con Autoblow A. I., el primer juguete sexual para hombres de la historia hecho con machine learning, es decir a partir de inteligencia aritificial.

Publicidad

En octubre del 2018, Sloan lanzó la campaña a través de su empresa Very Intelligent Ecommerce Inc., con la meta de recaudar 50,000 dólares para llevar a cabo el proyecto. Para mediados de diciembre había excedido la meta por 265,000 dólares, rebasando en un 626 por ciento la proyección original. 2400 personas de 46 países pusieron su dinero para obtener el aparato que promete sentirse, tal cual, como la experiencia real del sexo oral. O, al menos, lo que más se le aproxima en el mercado.

Para llevar a cabo el proyecto, Sloan hizo el primer estudio sobre los movimientos que ocurren en el pene cuando está recibiendo estimulación oral. Alrededor de 8,000 horas de mamadas fueron vistas por investigadores doctorales de inteligencia artificial, para culminar con los los algoritmos que controlarían la máquina. Platicamos con Sloan para conocer más sobre el estudio, las implicaciones que puede tener su invento a nivel social y sexual y cómo funcionará para los usuarios. Puedes leer la entrevista, abajo.


1547661168925-1541337767570690

"Se siente más humano, menos como máquina".

VICE: ¿Cómo surgió la idea?
Brian Sloan: Todo mi negocio está enfocado en hacer el mejor juguete automático para hombres en el mercado. Desde que comenzamos a vender el Autoblow 2, hace más de cuatro años, ya estábamos desarrollando uno nuevo. Al final, todo se reduce a que sé que esto es lo que los hombres quieren.

He decidido que el futuro de los juguetes sexuales masculinos será para quien construya el aparato que se asemeje lo mayor posible a una actividad sexual con otra persona y el sentimiento de que alguien más está haciéndoles algo. El 90 por ciento de los masturbadores en el mercado son como una vagina gruesa en un vaso de plástico, lo cuál no es suficiente, solamente es un paso adelante de usar tu mano. No te da la sensación emocional o física de que alguien más está haciendo eso por ti y ese es el punto del sexo. Creo que es muy importante enfocarnos en eso, replicarlo, cosa que nadie más hace porque es muy difícil de lograr.

Publicidad

¿Cómo implementaste la Inteligencia Artificial?
Con la disponibilidad de la inteligencia artificial, simplemente me di cuenta de que no sólo haremos mejor hardware que pueda replicar que alguien le haga algo a alguien, sino que con el software y la programación podremos comprender y replicar cómo se siente que te hagan algo. ¿Cómo sabe qué hacer? Y luego, ¿cómo podemos saber qué comandos darle? Llegué a la conclusión de que hay dos maneras de hacerlo: le decimos a un programador que le de 10 modos de acción al aparato y después así lo promocionamos “¡esto puede hacer 10 cosas!”, que es como lo hace la competencia. El otro modo, que nosotros hicimos, es preguntarnos, ¿cuáles son los exactos movimientos que suceden durante una mamada? ¿por qué no los descubrimos y hacemos que la máquina lo haga? Y con machine learning o aprendizaje automático eso es posible. Realizamos un estudio científico, que después publicamos, en el que se explicaba cómo descubrimos los modos del producto, los movimientos de un oral que le pusimos a la máquina.

¿Cómo realizaron el experimento?
Para que funcione correctamente el aprendizaje automático es necesario tener una base de datos enorme, así que una manera sería poner sensores en seres humanos y hacer que miles de personas le hagan sexo oral a otras personas, lo cuál daría datos muy interesantes. Desgraciadamente, el costo de hacer eso excedería demasiado el presupuesto y la finalidad del proyecto, pues, como tal, no es necesario. Lo que hicimos fue una manera más fácil de atacar el problema: tuvimos un equipo de seis personas en Serbia, que tuvieron que ver alrededor de 1000 horas de videos de sexo oral. Básicamente ellos veían el video a 30 por ciento de la velocidad normal y tenían un pene dibujado en la aplicación que usamos, misma que tenía una cabeza, y tenían que arrastrar la cabeza sobre este pene falso para imitar los movimientos que sucedían en la película. Además, nuestro programa está tomando 30 capturas de pantalla cada segundo con la locación de la cabeza falsa sobre el pene falso. Hicieron esto, como te digo, durante mil horas de videos de mamadas. Lo que tuvimos de eso fue un terabyte de información sobre mamadas, con la locación promedio de la cabeza en dado momento del video, concordante con la imagen. Y nos dimos cuenta de cuáles son los movimientos más exactos que suceden durante un oral.

¿Con esos datos funciona el aparato?
Sí, una vez que descubrimos todos los movimientos, los programamos dentro de la máquina. Aprendimos cosas súper interesantes de esto, lo más interesante, de hecho, y es algo que no hubiéramos puesto de no haber conducido el experimento es que, durante los orales, suceden muchas pausas. Y todos los demás productos no incorporan esta cuestión dentro de sus aparatos, si tienen movimientos son unos pocos y sin pausas. Resulta que las pausas sirven como una manera para incrementar un orgasmo más grande así que en nuestro producto tenemos modalidades que permiten construir un orgasmo por un tiempo y luego se detiene durante cinco segundos para poder continuar construyendo, así se siente más como un oral real. La mayoría de los orales no son simplemente cinco minutos continuos, sino que hay descansos para ambas partes y eso fue algo que descubrimos con esto y pudimos replicarlo.

1547660837108-real-doll-autoblow-ai-2

Autoblow con el aditamento de una boca de muñeca.

¿Cómo trabaja?
Básicamente lo conectas a la pared, no es recargable, y hay un botón que controla las 10 diferentes experiencias de oral posibles, dos botones debajo que controlan la velocidad que también se manejan en 10 modos diferentes, y cualquier oral puede ser detenido en cualquier momento para permitir la experiencia de “edgeing”. Esto es, que justo antes de llegar al orgasmo te puedas detener para continuar tu experiencia. La máquina se detiene inmediatamente y puede continuar tal cual como estaba antes. También cuenta con luces LED que indican con diferentes colores modos y velocidades.

Todo se controla desde el dispositivo mismo. No me gusta la idea de sobrecomplicar el aparato. Creo que la experiencia de usuario tiene que ser lo más sencilla posible sin correr riesgo de problemas con tus datos dada una conexión a internet o algo por el estilo. Lo que está dentro y detrás de la máquina es complicado, pero su uso no lo es.


Modalidades del Autoblow A. I.


¿Cómo crees que nuestra relaciones interpersonales se vean afectadas a partir del desarrollo de una máquina como la tuya?
Sabes, creo que hay personas asustadas sobre el futuro del sexo. Imagino que cuando se inventó el primer vibrador eléctrico para mujeres, estaban asustados en ese período. De hecho, creo que la gente siempre se asusta con los cambios. Es una reacción extraña qué tener con respecto a la innovación, pero no considero que tiene nada de negativo, las cosas cambian y eso está bien. Todos tienen derecho a decidir por si mismos lo que consideran mejor para ellos. Es como si hubiera una crítica a Netflix porque la gente pasa más tiempo encerrada en sus casas cuando antes tenían que salir para conseguir ver una película. Solo veo cambios positivos con respecto a mejores robots que ayuden a las personas tener mejores orgasmos. Para todos aquellos que no les guste o les de miedo, pues, se pueden masturbar con sus manos.

¿Cuál es el aspecto positivo de esto, entonces?
El placer va a ser mejor. Tendrán emociones más fuertes y profundas que lo que normalmente conseguirían con sus manos. Pueden experimentar que alguien más les haga algo gracias a la máquina. Solamente se trata de mejorar, aunque sea de manera mínima, la calidad de vida y sexual de las personas. Ese es el punto de todas las invenciones o, tal vez, la mayoría.


Si estás interesado en adquirir tu propio Autoblow A. I. puedes comprarlo por adelantado, aquí.

Sergio sigue sorprendido con el estudio en Instagram.