Cerrar a las 22:00 es un asco: estos dependientes explican por qué
Marca España

Cerrar a las 22:00 es un asco: estos dependientes explican por qué

"¿En serio es necesario ir a comprar una camiseta a las diez de la noche? No son medicinas, ni comida, ni nada de primera necesidad".
14.11.17

En España tenemos la peculiaridad de que en nuestros centros comerciales y centros urbanos turísticos las tiendas cierren a las diez de la noche. Un hecho que cambió en Catalunya desde el pasado mes de julio cuando el Parlament aprobó la nueva ley de comercio que, entre otras medidas, situó la hora máxima de cierre a las nueve de octubre a mayo (en vez de las a las diez).

Aunque no parezca gran cosa, es el reflejo de la eterna lucha entre el pequeño comercio y las grandes cadenas para una mejora de la situación y conseguir una auténtica competencia en igualdad de condiciones. Por eso no es de extrañar que el actual gobierno haya ultimado un recurso ante el Tribunal Constitucional para suspender varios artículos de la dichosa ley a favor de las multinacionales, para que todo el año se cierre a las diez de la noche.


MIRA: Joaquín Martínez, el primer europeo que sobrevivió al corredor de la muerte


Esos 60 minutos dan mucho que hablar. Quizá parece no tener mucha importancia, pero para los que trabajan en tiendas y centros comerciales (y que muchos combinan con sus estudios), terminar a las nueve en vez de a las diez supone un gran avance para mejorar la conciliación laboral y personal que tanta falta hace. Esto es lo que opinan jóvenes dependientes.

Foto vía Pol

Pol, 19 años — Lefties

VICE: ¿Qué supone cerrar a las diez o las nueve de la noche?
Pol: A mi parecer, supone un desajuste importante de tu tiempo personal. Llegas a casa después de trabajar sobre las once o las doce, y te toca priorizar: ¿Ceno bien o algo rápido y así puedo desconectar?, ¿leer?, ¿ver alguna serie o te vas directo a la cama? Todo ello mientras haces cuentas porque en 6 o 7 horas te suena el despertador y, claro, si quieres realmente aprovechar la mañana del día siguiente, lo lógico es que te levantes temprano. Por no hablar de si vives en pareja o con familia. Los astros deben alinearse por si da la casualidad que ese día van a dormirse un poco más tarde y los puedes ver un rato.

¿Afecta a tu vida social?
Sí. Acabas saliendo a cenar o de copas con tus compañeros. ¿Quién va ir a cenar un sábado a las once y media de la noche? Todo esto sin poder pasar ni por casa a lavarte la cara después de más de 8 horas.

Publicidad

¿Y por qué la peña tiene que ir de nueve a diez a comprar?
El sábado aún te respeto que apures hasta las nueve y media o diez menos cuarto, pero ¿entre semana? ¿Qué les pasa? ¿no cenan? ¿No les gusta llegar a casa después de todo el día y ponerse el pijama para ver una peli? Como si comprar ropa fuese una urgencia. Y no quiero dejar fuera a esa gente que cuando subes la persiana a las once para irte a casa, hacen el amago de entrar o te preguntan: “¿Está abierto?”.

Foto vía Mireia

Mireia, 23 años — Leroy Merlin

VICE: ¿Qué le dirías a Rajoy para que frene el recurso ante el Constitucional?
Mireia: A Rajoy le diría que tratara de no pisotear las leyes que contemplan y respetan a las personas y al medioambiente. La política social no es enemiga del liberalismo. Trabajar con un horario que contemple la conciliación laboral y familiar mejora el rendimiento y la productividad de los empleados. Solo de esta forma nos volvemos más eficientes.

¿Y cuál dirías que es el principal problema de la gente que no entiende que se cierre una hora antes?
Cuando ves a algunas personas que entran a la tienda a partir de las nueve menos cuarto, te das cuenta de la gran falta de empatía y de solidaridad que hay hacia los trabajadores. Esto pasa porque, seguramente, no han trabajado nunca en comercio y no se dan cuenta de lo sufrido que es muchas veces para compatibilizar vida laboral con estudios, ocio y familia.

¿Y te indigna?
Cuando hay clientes que vienen a última hora y, encima, con exigencias, sí. Muchas veces, llegan a caja después de las nueve. No se les puede proporcionar la misma atención que 20 minutos antes ya que los vendedores de sección y el personal ya han terminado su jornada. Este hecho provoca a veces el enfado del clientes e, incluso, algunos conflictos.

Foto vía Narek

Narek, 20 años — Pull&Bear

VICE: ¿Cuál es la diferencia entre cerrar a una hora u otra?
Narek: Pues yo, como muchos que estamos a tiempo parcial en las tiendas, al día siguiente tengo clase y si llego una hora antes puedo descansar más. Muchos de mis compañeros tienen más de una hora de camino hasta sus casas y si salimos tan tarde, porque aunque se cierren las puertas a las diez, podemos irnos perfectamente a las once de la noche, llegan a su casa pasadas las doce. Sin hablar de lo que eso supone en los planes de fin de semana.

Pero ¿la gente va a comprar de nueve a diez?
Hay poca gente. Facturamos la mitad de la mitad si lo comparamos con las siete de la tarde. Los fines de semana hay más gente, pero entre semana no hay ninguna necesidad de tener el local abierto hasta las diez de la noche.

Publicidad

¿Una vez más el trabajador no decide?
No creo que nadie que trabaje en comercio firme el acuerdo de cerrar a las diez. Todos prefieren acabar a las nueve de la noche porque tienes muchas más posibilidades de organizar tu vida.

Foto vía Sheila

Sheila, 25 años — Zara

VICE: ¿Qué se consigue cerrando una hora antes?
Sheila: Se potencia a que el trabajador esté más contento y que se cree una mejor conciliación entre lo laboral y lo personal. No es necesario que alguien compre ropa a las nueve y media de la noche, es suficiente con estar abiertos hasta las nueve. Además, que esa hora no se pierde porque se recupera por la mañana, ya que abrimos a las nueve de la mañana.

¿Falta empatía por parte de la gente?
Falta empatía porque no son conscientes y, si sí lo son, son unos malnacidos. Es un coñazo estar doblando pilas de ropa para que te lo desmonten en el último momento y, encima, que no te den las gracias cuando les traes una talla o les ayudas. Es un tema de educación.

¿Y tú cómo has vivido cerrar a las diez de la noche?
Pues se cierran las puertas de la tienda a las diez, aunque depende de qué sitios no sales hasta las diez y media si va todo bien, porque puedes salir perfectamente a las once de la noche a diario. Yo regalaba 30 minutos todos los días en otra tienda y me tenía que aguantar. Sales tan tarde que siempre te pierdes planes hasta el punto de ir a cenar y que en alguna ocasión mis amigas, que siempre me tienen que esperar, me pidieran directamente el postre porque no daba tiempo a más. Esto se tiene que vivir para entenderlo.

"He escuchado decirle un cliente al otro: 'Oye, no les desdobles esto que van a cerrar ya', y que el otro le conteste: 'Da igual, que es su trabajo'". Foto vía Nacho

Nacho, 31 años — Springfield

VICE: Este recurso ante el Constitucional, ¿por qué?
Nacho: Dicen que han puesto el recurso porque la gente no se acostumbra al cambio horario. Y a mí qué me importa. ¿Que no tienen suficiente hasta las nueve de la noche para comprarse ropa? Parece que todo es el trabajo y el comercio de cara al público. Nosotros también tenemos derecho a disfrutar un poco y a tener una vida fuera de la tienda.

¿Podríamos decir que es una falta de empatía por la gente que va a comprar a esas horas?
Por supuesto. Es una cuestión de civismo y educación. En septiembre estuve en Berlín y, en general, las tiendas de calle cerraban a las ocho. ¡Incluso abrían a las doce del mediodía! Claro, trabajan sus 8 horas y punto, como debe ser.

Publicidad

¿Y qué le dirías a aquellas personas que no lo entienden?
En verano se vuelve a abrir hasta las diez de la noche. Puedo entender que el día se estire más, aunque no lo comparta porque al día siguiente yo tengo que madrugar igual. ¿Pero en diciembre? Un miércoles a las diez de la noche no hay nadie comprando ropa porque la gente estará en casa cenando. Además, nunca sales a las nueve o a las diez de la noche, siempre se sale algo más tarde, así que tengan un poco más de empatía.

Foto vía Naiara

Naiara, 27 años — Lefties

VICE: ¿Por qué la peña tiene que ir de nueve a diez de la noche a comprar?
Naiara: Jamás lo voy a entender. Cada vez que cierro en la tienda me causa un ardor en el estómago que a lo largo del tiempo me va a causar una úlcera. ¿En serio es necesario ir a comprar una camiseta a las diez de la noche? No son medicinas, ni comida, ni nada de primera necesidad. ¿Es necesario que se abran 12 horas al día? No lo es. Esta gente se merece algo malo, lo siento por decirlo así, pero no hay quien los comprenda.

¿Os sentís como la "última mierda"?
Eso parece que somos. No piensan “bueno, esta gente querrá irse con su familia, con su novio, con su gato, porque tienen una vida”, pero no, al contrario. Les dices que estamos cerrando la tienda amablemente porque son las diez y diez y te dicen “sí, sí, ya me voy” y siguen mirando ropa. En serio, me vienen a la cabeza imágenes de muerte, sangre y destrucción.

Te noto un poco alterada para preguntarte lo siguiente: ¿qué le dirías al presidente del Gobierno?
A Rajoy le diría muchas cosas o ninguna, porque quizás no lo entendería. Simplemente le haría hacer durante un mes un turno, pero que no pensara que es solo un mes, sino que creyera que es para siempre. Que pensara que se ha arruinado y que debe trabajar así para sobrevivir y dar de comer a su familia. También puede hacérsele a Trump. Uno que se vaya al Mercadona y el otro al Zara, a ver qué piensan de ello.