Tomamos fotos de una convención porno con una cámara térmica
Todas las fotos por Grey Hutton

Tomamos fotos de una convención porno con una cámara térmica

Por fin podemos ver lo que un látigo sometedor hace a la temperatura de un cuerpo sometido.
24.10.17

Este artículo fue publicado originalmente en VICE Alemania.

Desde el 12 hasta el 15 de octubre, miles de entusiastas de la erótica, se reunieron en Berlín por la celebración anual número veintiuno del VENUS International Erotic Trade Fair, donde los asistentes pudieron conocer a sus estrellas porno favoritas, ver shows de sexo en vivo y comprar las últimas novedades de los accesorios BDSM.

Muchas personas con sexo en la cabeza, confinados en un espacio de conferencia, están obligados a producir algo de calor, pero ¿cuánto calor exactamente?, para saberlo llevé una cámara térmica a la feria.

La cámara, suministrada por Flir, mide la radiación infrarroja emitida por objetos calientes hasta los 2.000 grados Celsius. Esa cámara te permite ver el calor emitido por cualquier objeto al que le apuntes, que en este caso fueron personas que observaban a otras personas desnudarse, o participar en azotes sensuales. Entre más calor emite un área específica, más luminoso aparece en la cámara.

Una mujer recibiendo latigazos durante una demostración S&M.

Normalmente esta tecnología es utilizada en situaciones más serias, como una persecución policial que rastrea a un fugitivo escondido en el bosque, o por bomberos que quieren identificar el origen de las llamaradas. Yo solo quería saber qué pasaba en la temperatura corporal de alguien que recibe latigazos sometido por una dominatrix, o que ve pornhub en vivo, o que esposa con cuidado a una nueva muñeca sexual.

Bajen y vean más fotos y videos en infrarojo del 21avo VENUS International Erotic Trade Fair.

Una demostración de dominatrix en vivo, en la plataforma principal de la zona fetichista de la feria.

Una multitud viendo una strip-tease (VIDEO)

Una chica bailando en el escenario durante un show en vivo.

La cámara incluso captó las marcas de manos dejadas por la multitud en los cuerpos de las performers.

Dos personas dándose un beso.

La parejas tienen la oportunidad de amarrar a su compañero para darle latigazos con cariño. Esta mujer está siendo amarrada mientras su pareja mira.

Un grupo de tipos buscando entre la oferta de DVDs.

Filas de cabezas de muñecas sexuales.

Un fotógrafo capturando a una stripper.

Tres muñecas sexuales exhibidas.

Una multitud agrupada en un performance fetichista.

Una mujer dándose un receso de la feria.