deportes

Diez patadas legendarias del ascenso argentino

Mientras la Copa Argentina enfrenta a los clubes más ricos del país con los equipos de los torneos regionales y metropolitanos, repasamos algunos íconos de la pierna fuerte nacional. Neymar se revuelca de solo mirarlo
17.8.18
Gentileza de All Boys

Artículo publicado por VICE Argentina

“Arrrranca por la derecha el genio del fútbol mundial”, esculpió en el éter Victor Hugo Morales hace como 170 años, hermanos, qué va a ser. Con tanta gloria tanto fútbol yéndose como quien desangra, y con la pretemporada calibrando definiciones y tapones por igual, ¿con qué llenar el vacío de las ligas argentinas? ¿Falsos traspasos? ¿Operaciones de prensa? Ciertos reyes no viajan en camello, dijo el poeta, mejor no. Por suerte, el cauce de la Copa Argentina este año está arrastrando consigo, además de goleadas históricas y los amagues que Maxi Meza no se dignó a tirar ni en los partidos de Play de las concentraciones de Rusia 2018, muestras cabales de un handicap que no todos los países afiliados a la FIFA disfrutan: la delicadeza del ascenso argentino.

Publicidad

Patadas de Carpintero contra Banfield

Ah, el ascenso argentino. Donde Neymar muere cinco veces antes de tocar el suelo y guay de que entres a dar vueltas como un Kohinoor cayendo por un terraplén. El torneo de la Primera C dura 38 fechas. 38 fechas. Tuvimos gobiernos más cortos. Varios. La ya mencionada performance de Carpitero, el Sergio Ramos de Villa Devoto, quedará como un hito del raspe nacional, pero históricamente las divisiones menores del fútbol argentino le han puesto la tilde en la á al sábado y la plancha a más de uno que quiso desbordar y terminó besando la pampa. Veamos:

Martín a Gustavo Turraca - Los Andes Brown vs de Adrogué

Avenida Frías al fondo, corazón de Lomas de Zamora, capital nacional de la casa familiar convertida en parrilla, Valle de la Luna de los cajones de pollo que toman extrañas formas en la intemperie solar. Estadio Eduardo Gallardón, donde Luca Prodan tuvo su última aparición en público y Gustavo Turraca, casi que también. El “uuuuuh” de la gente lo dice todo.

Matías Boto a Maciel San Román

No sabemos si en la Liga Cultural de La Pampa los hacen leer mucho El Matadero de Esteban Echeverría, pero el arquero de All Boys de Santa Rosa conoce bien la Mazorca. Situación de octavos de final de Torneo Federal C, derrota, eliminación inminente y un puntero que venía como un ñandú. Y todo con Unapologetic Bitch de Madonna como banda sonora.

Atlético Policial vs Instituto

Publicidad

Minuto 3:08. Balón dividido, dos mediocampistas de Instituto de Santiago, uno de Atlético Policial de Catamarca, la octava fecha del Torneo Federal B en juego, 90 minutos a veces es demasiado para un partido de nuestro bello fútbol semiprofesional y este clip muestra cuántas cosas pueden pasar sobre el verde desnivel: de las murras a la bronca a los goles al beso de un jugador con su hijita alambrado de por medio.

Federico Fernández en Deportivo Roca vs Cipoletti

Todo un gran valle para que corras con la policía: del Río Negro para abajo y de la Cordillera al mar no hay rivalidad más grande que la existente entre Deportivo Roca y Cipolletti. ¿Por qué rivalizar tanto entre ustedes teniendo a Chile tan cerca, amigos? no lo sabemos, pero esta patada de Federico Fernández abrió, una vez más, la caja de pandora patagónica. ¿Traspasará este furor las barreras del Federal A y llegará hasta el Nacional algún día? Desde aquí lo deseamos profundamente.

Pablo Martel (DT) Unión de Santiago vs Comercio de Santa Sylvina

San Martín – Rosas – Bilardo, la línea histórica de los hombres que han hecho grande a esta Nación, genera también próceres pueblerinos que no cruzarán la cordillera ni la pampa para alzar su sable bajo febo, pero que no tienen ningún problema en cruzar la línea de cal para un contraataque. Justicia: Pablo Martel vio que el juez no cobró una falta clara en el mediocampo y aplicó una versión santiagueña del VAR. ¿A dónde ibas vos?

Publicidad

Rosso en Boca Unidos vs Crucero del Norte

Ni jugada clara de riesgo ni delantero pisando la pelota demás ni venganza por foul previo. Pero si vivieras con 40 grados a la sombra en julio como este central correntino, seguro la cadena se te saldría bastante más seguido. Allá la gente como caimanes, hermano, no jodas. El árbitro sacó amarilla y, como canta el soberano, si no quieren violencia que dejen de robar.

Puch en Fenix vs Acassuso

Todo abreva en el más estético lirismo cuando Leonardo Ruiz dibuja un arcoíris que termina en el arco de Suso y tiene un cheque de 150 lucas en su base, pero hacia el segundo 40 recordamos todas las desgracias acontecidas en el fútbol argentino por ese vicio tilingo de querer copiar al guardiolismo sin los millones de euros y los rivales infinitamente menores. Ponga orden, compañero Mariano Puch, que para los que gustan del estilo siempre habrá escuelas de moda con vacante.

Todos en Sportivo Italiano VS Laferrere

Con un expulsado cada 12 minutos, el choque de 2016 entre Italiano y Lafe quedó como uno de los partidos con más jugadores echados en la historia del fútbol local. “Dejemos nuestras diferencias de lado. El fútbol también”, parece que dijeron los players: habrán pegado más que los aumentos en la canasta básica, pero no hubo bronca entre ellos. ¿Habrá salido tercer tiempo en El Mangrullo de Ezeiza? La más innecesaria de todas las piernas, en el 3:17.

Publicidad

Graneros en Merlo vs Midland

Qué otra muestra de la existencia de Dios que esos sábados de fútbol conourbano donde cielo y asfalto se confunden y quedan entrelazados por el humo fractal de las parrillas. Así fue la jornada cerquita de la Avenida Bicentenario, donde se levanta el estadio José María Moreno y donde Graneros lo levantó en pala a su colega del Charro. Lujazo la cámara al piso que permite, en el 2:30, no sólo ver al ballet de Parque San Martín, sino al cana que entra a clamar por la paz con una escopeta al hombro. ¿Alguien dijo provincia de Buenos Aires?

Balbuena a Altobelli - Atlanta vs Barracas Central

Cuando despertó, Altobelli pensó habrá pensado que estaba en Rosario Central - Estudiantes, pero no. Mismas casacas, pero un par de ceros menos en la cuenta. Habrá agradecido, de todos modos, no haberse despertado con Distéfano y Cruyff, porque la patada del central rojiblanco casi lo manda afuera de la cancha, pero bien afuera. Por suerte, el delantero bohemio salió sentado en la camilla y con una buena anécdota para contar. Balbuena cuando se va hace el gesto de guita. O quizás pida la fianza. Cuenta la leyenda que tiene su estatua en las adyacencias del estadio de Chaca…. criminal, cri-criminal.

Julián Fernández a Pablo Alvarenga en Sportivo Belgrano vs Gimnasia de Mendoza

Si Julián Fernández no detiene al delantero mendocino el 9 se le va y no para hasta cruzar la cordillera más o menos. Ahora: hay formas y formas de hacer un foul de último recurso. ¿Podría haberlo agarrado de la camiseta? ¿podría haberlo cruzado antes? podría haberlo mandado a beber el vino del Justo entre los justos, también, así que mejor no preguntemos. Eso sí, no fue penal: mala suerte, Kylian Alvarenga.