Dinero

Los hombres siguen acosando a reporteras que transmiten en vivo en el Mundial

Como muchos periodistas deportivos están descubriendo en Rusia, hay un lado particularmente horrible de los reportajes de este hermoso juego.
28.6.18
La periodista deportiva brasileña Julia Guimaraes fue acosada sexualmente mientras estaba al aire. Captura de pantalla a través de Twitter

Artículo publicado originalmente por Broadly Estados Unidos.

A medida que se desarrolla la Copa del Mundo y los fans de todo el mundo celebran y se burlan de los éxitos y fracasos de sus respectivos equipos, comenzamos a ver un lado feo, pero tristemente familiar, de este hermoso juego: el acoso sexual por parte de los fans a las reporteras deportivas.

La BBC informa que la periodista brasileña Julia Guimaraes estaba a la mitad de una transmisión afuera del partido Japón-Senegal el domingo cuando un hombre se le acercó e intentó besarla. En las imágenes publicadas en Twitter, Guimaraes esquiva el beso antes de protestar airadamente con su agresor, un hombre que parece tener de 20 a 30 años.

Publicidad

"¡No hagas esto!", dice Guimaraes mientras el hombre desaparece de la toma. "Nunca lo vuelvas a hacer de nuevo, ¿de acuerdo?"

Cuando una voz masculina responde: "lo siento", Guimaraes sigue reprendiendo a su agresor. "No te permito que hagas esto", dice, sacudiendo la cabeza. "Nunca, ¿de acuerdo? Esto no es educado, esto no es correcto. Nunca lo hagas".

Guimaraes tuiteó después que un incidente similar había ocurrido mientras ella estaba reportando sobre el juego Rusia contra Egipto a principios del torneo. tras describir el incidente como "horrible", Guimaraes dijo al sitio web deportivo brasileño Globo Sport que los incidentes la hicieron sentirse "indefensa [y] vulnerable". "Esta vez, respondí", explicó, "pero es triste que la gente no entienda por qué las personas sienten que tienen derecho a hacer eso".

Guimaraes no es la única periodista deportiva que ha hablado sobre el acoso al que se ha enfrentado mientras hace su trabajo. En marzo, 52 reporteras deportivas lanzaron una campaña llamada #DeixaElaTrabalhar ["Deja que ella trabaje"] para enfatizar la frecuencia con la que son acosadas sexualmente durante las transmisiones en vivo. "Cuando se enciende la cámara, comienzan a intentar besarnos, abrazarnos y tocarnos", explicó la periodista Bibiana Bolson de la red deportiva EspnW en su video de campaña, que se compartió ampliamente en las redes sociales brasileñas. "Fue una experiencia terrible".

El fenómeno de las periodistas deportivas siendo acosadas durante el desempeño de su trabajo parece ser recurrente durante el Mundial de este año: una corresponsal colombiana del canal en español de la emisora alemana Deustche Welle también fue acosada esta semana durante una transmisión en vivo. Un hombre corrió hacia Julieth Gonzalez Theran, la besó en la mejilla y pareció agarrar sus senos. Después de terminar su transmisión, Theran habló sobre el incidente en las redes sociales. "No merecemos este trato", escribió, pidiendo que la trataran con respeto.

"Cualquier contacto sexual no deseado o sin consentimiento, que incluya besos y tocamientos, es una agresión sexual", explica Jen Calleja, codirectora de los activistas contra el acoso Good Night Out. "Algunas personas han dicho en comentarios que piensan que es simplemente 'un poco de diversión'. Pero ellos no pueden decidir qué es divertido, sino solamente las personas que sufren el acoso".

Calleja dice que la atención no deseada puede ser desorientadora o atemorizante, especialmente para las sobrevivientes de un asalto sexual. "Ver a alguien que viene hacia ti inesperadamente en un lugar público, especialmente como mujer, puede ser aterrador con base en experiencias previas de acoso y asalto en espacios públicos", explica. "Es el derecho de cada periodista no ser acosada, agredida o atacada mientras trabaja".