Publicidad
la pesadilla inmobiliaira

La pesadilla inmobiliaria: vive en un desván minúsculo de Malasaña por 360€ al mes

El espacio es tan minúsculo que tan solo ver las imágenes te genera ansiedad.

por Cristina Pérez González
24 Julio 2019, 4:00am

Todas las imágenes son capturas de pantalla de Idealista

'La pesadilla inmobiliaria del mes' es una sección en la que denunciamos los abusos más flagrantes y los pisos más sorprendentes del mercado inmobiliario en España. Si te has topado con algún palacio similar, escríbenos a esredaccion@vice.com.

¿Qué es? Supuestamente, es un “piso” en alquiler, aunque dudo que cumpla la legalidad para llamarlo así, ya que cuenta con 20m2, tal y como señala el anuncio, que repartidos entre el mínimo espacio entre el suelo y el techo, permitirá vivir a aquel suertudo que se decante por él en una especie de buhardilla. ¿Es pasarse querer saber para qué fue utilizada con anterioridad cuando te encuentras con unos zapatos de tacón vagando por el piso?

¿Dónde está? En Malasaña, uno de los barrios más famosos de Madrid. Debido a su masificación nocturna, el barrio se convertido en una fábrica de zulos inhabitables, pero que, sorprendentemente (aunque ya no tanto), alguien alquila. Porque si no, no existiría todo este negocio.

1563880594979-Captura-de-pantalla-2019-07-22-a-las-121920

¿Qué se puede hacer por ahí? Efectivamente, lo único que se puede hacer por ahí es literalmente ir a bares a comer y beber y ensuciar la calle con las latas que venden, valga la redundancia, los vendedores ambulantes de la noche madrileña. También hay mucha vida durante el día y es uno de los barrios con más historia del centro de Madrid, pero no por eso se vuelve un lugar menos torturado por la crisis inmobiliaria.

¿Cuánto cuesta? 360 euros al mes, en alquiler. Aunque la inmobiliaria no señala ningún requisito, parece que se trata de un alquiler para larga temporada. El anuncio se publicó el 15 de julio, exactamente hace una semana, y en la descripción se puede leer que “no dispone de calefacción”. Así que, sinceramente, viviendo en una buhardilla, en pleno verano, en Madrid, nadie lo necesitará. Pero si estás pensando en caer en su juego, asegúrate de que tienes abrigos suficientes.

1563879929960-Captura-de-pantalla-2019-07-22-a-las-122008

El anuncio, que comienza advirtiendo al comprador que se trata de una buhardilla de única estancia, dice lo siguiente:

“Cuenta con cocina americana amueblada con electrodomésticos, semi amueblado”

¿No os parece que estáis abusando demasiado de la idealización de la cocina americana? Es obvio que si buscamos en Google esta construcción tan, parece ser, típica en por-qué-dicen-América-cuando-quieren-decir Estados Unidos, no aparecerá ni por asomo algo parecido a lo que nos vende esta inmobiliaria.

Esa cocina americana de la que hablan, no es más que un habitáculo de menos 2 metros de largo por ¿1 de ancho? que con un muro de un metro de altura separa la cocina de la otra única habitación del piso. Ahí podrás cocinar sin moverte más de lo necesario, rodeado de muebles y electrodomésticos gracias a una cocina de estilo camping, que te podrás llevar contigo siempre que quieras.

1563879959817-Captura-de-pantalla-2019-07-22-a-las-122015

Incluye un microondas, que por su aspecto puedo deducir que fue comprado hace más de diez años, una lavadora, una mini nevera, un fregadero y un mueble será todo a lo que podrás llamar cocina. Dicho así, no suena mal, pero un vistazo te hace darte cuenta de que ahí no se puede hacer nada en condiciones. De hecho me acabo de dar cuenta de que las imágenes les han jodido bastante el negocio. ¿Cuánto tiempo habrá perdido esta inmobiliaria en hacer las fotos de estos cuchitriles? Seguro que no el mismo tiempo que yo he pasado buscando un piso decente.

1563880000941-Captura-de-pantalla-2019-07-22-a-las-121947

En el otro lado del piso, estaría el salón, que sería también la entrada, la habitación y el pasillo que lleva hasta el baño. Pero un momento; no sé muy bien cómo analizar la entrada a este piso. He buscado por los rincones de cada imagen y no encuentro la puerta. Las opciones han sido varias: una puerta en el suelo por la que se tuviera que subir a través de unas escaleras tipo desván, la puerta en algún lugar del baño e incluso también he llegado a pensar que se entrara por el mismo tejado. Sin embargo, a pesar de haber encontrado finalmente el pomo de la puerta haciendo mucho zoom, hubiera preferido que la hipótesis que cogiera más fuerza fuera la de una puerta oculta en el armario del salón.

1563880100229-Captura-de-pantalla-2019-07-22-a-las-121959-1

Justo ahí, en el salón, las fotos muestran ese armario al que me refiero y un colchón colocado delante del mueble. Siento daros esta noticia, pero literalmente no cabe nada más. Además, las ventanas de las que dispone esta buhardilla no harán, en ningún caso, de sistema de ventilación y mucho menos podrás vislumbrar lo que hay al otro lado, porque algunas de ellas se encuentran lo demasiado alto como para que a duras penas puedas simplemente abrirlas. Nos han enseñado muchas casas con techos abuhardillados de ensueño, y a no ser que sigas alguna especie de religión en la que debas andar de rodillas por casa, esta no se parece a ninguno de esos sueños que tienes por encontrar un ático que reformar.

1563880134875-Captura-de-pantalla-2019-07-22-a-las-122027

En caso de visitar este inmueble (por llamarlo de alguna forma) estoy segura de que dando tres pasos exactos llegaría de la cocina al baño pasando por el salón. Por otra parte, la construcción sin ley en la que las puertas no existen permitirán que la casa huela estupendamente sin poder cerrar absolutamente ninguna parte del piso. Aunque todo será mucho más acogedor, que es lo que se pretende con estos lugares de “única estancia”, ¿no?

El espacio es tan minúsculo que tan solo viendo las imágenes he sufrido ansiedad pensando en qué persona tan desesperada alquilaría esto. Está claro que no cumple el mínimo legal para conseguir una cédula de habitabilidad en ninguna comunidad española, pero ahí está una inmobiliaria subiendo un anuncio sin ninguna piedad ni compasión. Por cierto, es un cuarto sin ascensor, así que buena suerte, compañeros.

Sigue a Cristina en @cristinaprz.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
Madrid
ESPAÑA
Gentrificación
especulación