Reino Unido

Londres vive una epidemia de ataques con ácidos que derriten la cara

Sólo el año pasado, la Policía Metropolitana de la capital británica registro 458 ataques con líquidos caseros y tóxicos, capaces de quemar la piel hasta el desfiguramiento. El más reciente ataque ocurrió este lunes.
Imagen por Facundo Arrizabalaga/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En Londres, los crecientes ataques con ácido parecen preocupar a las autoridades, pero no ocuparlas: este miércoles, se confirmó un nuevo caso que resultó en dos jóvenes rociados con una sustancia tóxica en la zona este de la capital británica.

Las víctimas, que se cree que rondan los 20 años, llegaron hasta la estación de policía en Tower Hamlets cerca de las 7 de la noche del martes, después de que les arrojaron ácido. En redes sociales, circularon varias imágenes de las víctimas con el torso descubierto, parches para quemaduras en sus cabezas y siendo atendidos por un grupo de bomberos.

Publicidad

Un vocero de la policía afirmó que las lesiones no ponen en riesgo la vida de ambos jóvenes y que hasta el momento no se ha podido arrestar a los responsables.

¿Por qué el Estado Islámico eligió Londres para su más reciente acto terrorista? Leer más aquí.

London acid attack victim named after injured were seen being doused in water https://t.co/IKTe1yVECU pic.twitter.com/k2igGnMRBz
— Daily Mirror (@DailyMirror) 26 de julio de 2017

Estos ataques fueron los más recientes de una epidemia de violencia que afecta a Londres, donde cada vez es más frecuente que delincuentes —casi siempre hombres jóvenes— usen ácidos, como destapa caños, como armas en ataques callejeros. Por ser barato, de fácil acceso y legal, el ácido casero —conocido como "derretidor de cara"— se ha convertido en una preocupante arma de moda que ha dejado un número creciente de víctimas con heridas físicas y emocionales.

El número de ataques con ácido en Londres ha crecido en los últimos años: de 166 registrados en 2014 a 458 sólo el año pasado. Las cifras del 2017 aún no están disponibles, pero la policía asegura que los ataques han continuado.

A principios de julio, cinco ataques con ácido fueron perpetrados en sólo 72 minutos durante una racha de robos en el noreste de Londres. En abril, un hombre aventó ácido dentro de un abarrotado centro nocturno en Londres, hiriendo a 20 personas y dejando a dos parcialmente ciegas.

Publicidad

La Policía Metropolitana de Londres anunció el lunes pasado que 1.000 paquetes "contra ataques de ácido" serán entregados a paramédicos de primeros auxilios y ambulancias en toda la capital, así como equipo protector y grandes botellas de agua. A su vez, la policía tendrá detectores de ácido, en caso de que sospechen que alguien carga en la calle con una sustancia tóxica que podría ser usada como un arma.

El incendio en un edificio de Londres deja hasta el momento 70 heridos y seis muertos. Leer más aquí.

Los políticos londinenses han pedido a los fabricantes de ácido muriático —usado principalmente para destapar tuberías— que hagan sus productos más viscosos, para que sea más difíciles usarlos como arma. Y que la portación de ácido como un arma sea tipificado como un delito.

Durante una asamblea con policías, el comisionado de la policía Craig Mackey delineó un perfil de las víctimas, según las cifras y datos de esta epidemia durante 2016.

La mayoría de las víctimas tienen entre 15 y 29 años y un tercio de ellas son descendentes de asiáticos. Cerca del 80 por ciento de los atacantes y víctimas son hombres, a diferencia de otros países donde las víctimas de estas ofensivas suelen ser mujeres.

"El impacto de este tipo de ataques en la gente es realmente extraordinario", dijo el comisionado Mackey. "Muchos de nosotros, desafortunadamente, hemos visto varios de estos ataques en nuestro trabajo y es extraordinario lo horrible que puede afectar la estabilidad emocional de las personas".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs