FYI.

This story is over 5 years old.

Drogas

Uruguay ya tiene lista su primera cosecha de marihuana estatal pero demora la venta

El pequeño país sudamericano es el primero del mundo en legalizar plenamente el cannabis. Pese a las postergaciones y polémicas alrededor del proyecto oficial, aseguran que se venderá en farmacias antes de fin de año.
13.10.16
Un cultivador de marihuana huele una planta en Montevideo. (Imagen por Pablo Nogueira/EPA)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Dos reclusos salen de una cárcel de máxima seguridad para robar una plantación de marihuana. Tras hacerse del suculento botín, regresan voluntariamente a la prisión para fumárselo.

La trama no es parte de un guión de los hermanos Coen. Se trata de un caso real que tuvo lugar en Uruguay. Para ser más precisos, en la localidad de Libertad. Justo allí, —paradojas del sistema—, se encuentra la principal cárcel del país.

Publicidad

Pero más insólito aún es que a escasos 500 metros del penal, cerco eléctrico mediante, se esconda una gigantesca plantación de cannabis regulada por el Estado uruguayo.

Cinematográficas escenas como esta se repiten en el país sudamericano desde que en 2013 el gobierno del ex presidente José Mujica logró la aprobación de la ley 19.172, con la que se convirtió en el primer país del mundo en legalizar plenamente la marihuana.

En rigor, para ser la primera república cannábica, falta todavía que se implemente la última etapa del ambicioso plan que puso a esta pequeña nación bajo la lupa de la comunidad internacional: la venta al público para uso recreativo.

Sin embargo, no será fácil que un uruguayo pueda comprar marihuana como quien compra yerba mate.

La anunciada comercialización se está demorando más de la previsto. Según reconoció a VICE News una fuente del gobierno al tanto de las negociaciones, el ejecutivo todavía no cuenta con una fecha definida para iniciar la venta.

En tanto, la primera cosecha de marihuana estatal finalizó en agosto, según confirmó a este medio un socio de una de las dos empresas privadas que ganaron la licitación para producir 4 toneladas anuales de cannabis con fines recreativos.

Cómo la marihuana legal se convirtió en un excelente negocio para algunos youtubers. Leer más aquí.

Así las cosas, el gobierno cuenta con el producto ya envasado y almacenado. El problema ahora pasa por la distribución, explican desde la Junta Nacional de Drogas, uno de los tantos organismos involucrados en el proyecto que, a esta altura, ya tiene ribetes de cuestión de Estado.

Sucede que el método de venta elegido por el gobierno no es el de los coffee shops alla holandesa. Tampoco el de los dispensarios californianos. Su idea es más sencilla: aprovechar las farmacias de todo el país para vender que éstas vendan la marihuana al público.

Publicidad

Sin embargo, hasta el momento apenas unos 40 de los 1200 establecimientos que existen en el Uruguay se inscribieron en el registro oficial. Como la mayoría de los adherentes está concentrada en la capital Montevideo, la cifra inicial no alcanza ni para cubrir las 19 capitales departamentales.

Muchos farmacéuticos, en especial los del interior del país, rechazan la idea por temor a la reacción de su clientela más conservadora. Otros incluso llegaron a denunciar presiones de grupos narcos. El presidente de la Cámara Uruguaya de Farmacias, Gonzalo Miranda, dijo a la agencia EFE que algunos establecimientos ubicados en zonas de venta de drogas recibieron amenazas de los narcotraficantes, quienes se resisten perder una tajada del millonario negocio.

"Es cierto que por ahora la adhesión de las farmacias fue baja pero se espera que en cuanto empiece la venta se produzca un efecto contagio", sostuvo Julio Calzada, exsecretario general de la Junta Nacional de Drogas, en diálogo con VICE News. Y agregó, con la parsimonia que distingue a los charrúas: "La ley se continúa implementando y todo parece indicar que la marihuana se venderá al público antes de fin de año".

En esta misma línea, el gobierno acaba de anunciar el lanzamiento de una campaña de concientización para el mes próximo, lo cual sería un preludio de la venta al público.

Según informó a la prensa local el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, los usuarios que se inscriban previamente en un registro oficial podrán comprar 10 gramos semanales o hasta 40 gramos por mes. ¿El precio? Ya está definido y aseguran que rondará el euro por gramo.

Haber fumado marihuana podría impedirte entrar a Estados Unidos de por vida. Leer más aquí.

Vientos verdes

Mientras tanto, la marihuana empieza a dejar de ser un tabú para una sociedad de raíces conservadoras como la uruguaya. Los cultivadores privados —figura contemplada en la ley 19.172— florecen en cada esquina de Montevideo. Según datos del Instituto de Regulación y Control de Cannabis (IRCCA) actualmente hay unos 5.000 productores registrados y ya existen 18 clubes de membresía.

Otro indicador: el pasado 24 de agosto en la Noche de la Nostalgia, una celebración clásica uruguaya en la que la gente se vuelca a las calles a bailar, los controles policiales detectaron que el 10 por ciento de casos positivos de consumo de marihuana. El año pasado, la cifra había sido de apenas el 2 por ciento.

Publicidad

Una de las mayores impulsoras de este cambio cultural es la organización Uruguay Siembra, responsable de ExpoCannabis, el evento anual que congrega a consumidores, productores, gobierno y expertos internacionales para debatir presente y futuro de la marihuana en Uruguay.

"Se ha evolucionado muchísimo en des estigmatizar al cannabis", sostiene Mercedes Ponce de León, vocera del evento. "Había sed de información: convocamos más de 7.000 personas y 60 stands, todo un éxito para los estándares de aquí", dimensiona.

Tras hacer foco en las propiedades medicinales de la marihuana, para este año, los organizadores de ExpoCannabis —quienes aseguran no promover el consumo pero cuentan con un sector al aire libre que bien podría pasar por un parque londinense una mañana de invierno —adelantan que el tema a difundir será el el cáñamo y sus propiedades como insumo industrial.

Pero no todos surfean la creciente ola verde en este país de apenas 3.400.000 habitantes. Una parte considerable de la sociedad rechaza el proyecto oficial. Desde el propio gobierno manejan encuestas que marcan que un 70 por ciento de los uruguayos no está de acuerdo con la cruzada cannábica iniciada por el Frente Amplio.

La idea de regular el mercado de marihuana es quizás la herencia más resonante que dejó Mujica a su sucesor, el actual presidente Tabaré Vázquez, también del socialista Frente Amplio.

El 'boom' de las plantaciones de marihuana en España. Leer más aquí.

Médico oncólogo de profesión, Vázquez siempre prefirió que Uruguay fuera noticia por otras iniciativas progresistas como la política de energías renovables o la legalización del matrimonio igualitario.

De hecho, al asumir la presidencia en marzo de 2015, aplazó el inicio de la venta por plazo indeterminado. Aunque a juzgar por los opiniones dentro y fuera de su gobierno, ese compás de espera estaría llegando a su fin.

Publicidad

A pesar de contar con el aval de la ley y con la primera cosecha estatal reposando en un depósito, activistas como Ponce de León no tienen apuro. Al contrario: "Hoy Uruguay está en la vanguardia en este tema y se tienen que tomar todos los recaudos necesarios. Es una gran responsabilidad", dice la joven.

Para el extitular de la Junta Nacional de Drogas, la legalización de la marihuana supone "un paso muy significativo y deja abierto el debate sobre la actual política de drogas en el mundo, que no ha dejado más que miles de muertos, fortunas inescrupulosas y un aumento de usuarios".

Entre debates y postergaciones, Uruguay avanza a paso lento pero firme hacia su objetivo: convertirse en la primera república cannábica antes de fines de año.

Sigue a Manuel Torino en Twitter: @manutorino

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES