Estados Unidos

Corte de EE.UU. culpa a las grandes farmacéuticas por la crisis de opioides

Una Corte de Virginia presentó una demanda contra 10 empresas de medicinas a las que acusa de abrir la Caja de Pandora e inundar el mercado con un gran cantidad de opioides controlados, lo que aumentó la epidemia por sobredosis.
13.3.17
Imagen vía Shutterstock

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Una Corte del Distrito Occidental de Virginia presentó una demanda contra 10 empresas de medicinas —incluyendo subsidiarias de Walmart, Walgreens, Rite Aid, entre otras— acusándolas de inundar el estado con de analgésicos controlados, contribuyendo a la epidemia de opioides y sobredosis en el país.

El Condado Cabell, cerca de Ohio, tiene una población de apenas 96.000 personas y las autoridades alegan que a pesar de su pequeña población los distribuidores locales vendieron casi 40 millones de dosis de opioides entre 2007 y 2012.

El documento, presentado la semana pasada en la corte de Virginia, afirma que las empresas "abrieron la Caja de Pandora y soltaron una enorme cantidad de opioides controlados en el condado, aumentando así la epidemia, mientras ganaban miles de millones de dólares".

China trabaja con Estados Unidos para frenar la crisis de opioides. Leer más aquí.

Otras compañías mencionadas en la demanda están entre los distribuidores de fármacos más grandes del país, y no han respondido a las alegaciones ante la corte.

Las empresas, que venden analgésicos populares como OxyContin y Vicodin, han sido culpadas en varias ocasiones por los gobiernos locales de aumentar la crisis de opioides. Más de 33.000 personas murieron en 2015 por sobredosis con medicamentos prescritos y drogas ilegales como la heroína, mientras que Virginia Occidental tiene uno de los índices más altos de sobredosis fatales en el país, con un total de 41,5 muertes por cada 100.000 habitantes.

Algunas de las importantes compañías involucradas en la demanda ya habían enfrentado las mismas acusaciones anteriormente. El estado de Virginia Occidental demandó a la empresa Cardinal Health en 2012 y recibió una indemnización de 20 millones de dólares a principios de este año después de haber acusado a la empresa de vender millones de píldoras a distintas farmacias sin la supervisión adecuada.

¿Cómo enfrentará el próximo gobierno de EE. UU. la crisis de los opioides? Leer más aquí.

En otras partes, empresas del tamaño de Pfizer y Purdue Pharma, fabricante de OxyContin, han pagado millones de dólares en multas y compensaciones tras ser acusadas de brindar información errónea al público sobre los riesgos de tomar analgésicos.

En la demanda presentada por el Condado Cabell se dice que los mayoristas "incumplieron su obligación de monitorear, detectar, investigar, rechazar y reportar pedidos sospechosos de opioides", además de mencionar varias violaciones a las reglas de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

La demanda habla de daños "económicos" por parte de las compañías, alegando que éstas burlaban la ley constantemente porque sabían que las ganancias superarían cualquier sanción impuesta por el gobierno.

"La epidemia sigue aumentando porque las multas y suspensiones impuestas por la DEA no afectan a las empresas vendedoras de opioides", afirma la demanda. "Pagan las multas porque saben que es el precio de hacer negocios en una industria que genera miles de millones de dólares al año en ganancias".

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsEs