Publicidad
ciencia

Cómo usar donas espolvoreadas para recargar energía solar

Todo lo que necesitas son donitas de la tienda, vodka y té.

por Nick Rose; traducido por Elvira Rosales
28 Septiembre 2017, 7:00pm

Photo via Flickr user lesleyk, modified by MUNCHIES. 

Alguna vez te has preguntado, ¿cómo extraer energía solar de las donas? Sí, nosotros tampoco.

Pero hace poco nos enteramos, gracias a wikiHow, que puedes hacerlo tú mismo. Sólo necesitas unas donas, té, vodka y mucha paciencia.

Lo fundamental para conseguir energía del sol son las celdas solares; o sea, básicamente cualquier dispositivo que pueda convertir la luz en energía. Dado que las donas son tan asequibles como la luz solar en casi todas partes del mundo, serán nuestro medio de conducción para obtener esta forma de energía sustentable, además es un bonito proyecto casero.

Imagen vía wikiHow.

No cualquier dona vieja puede convertirse en una celda solar; debe ser una dona cubierta con esa capa espesa de polvo blanco y brillante. Ya sabes, de las que compras en las tiendas de conveniencia. La razón por la que estas donas son tan increíblemente blancas es porque ese polvo comestible contiene dióxido de titanio, un químico usado principalmente para fabricar pintura blanca, pero a veces también se añade a la crema para café y ciertos tipos de queso para volverlos más blancos.

Además de sus potentes poderes blanqueadores para la comida, el dióxido de titanio también puede usarse para convertir la luz en corriente eléctrica, y por lo regular el lugar donde más fácilmente puedes encontrarlo es sobre las donitas de la tienda. Es preferible que uses dióxido de titanio puro para este experimento, así que tendrás que disolver y hornear el polvo para eliminar las grasas y azúcares dentro.

Una vez listo, todo lo que debes hacer es preparar una solución de dióxido de titanio con cualquier tipo de alcohol —el etanol puro es la mejor opción, pero también puedes usar vodka— para cubrir parte del cristal conductor que después tendrás que potenciar. Siéntete libre de comer el resto de donas desnudas y tomar un trago del vodka mientras trabajas los polvos un poco más.

Finalmente, toma un poco de té negro como el hibiscus, que contiene compuestos llamados antocianinas, excelentes para captar la luz; por ejemplo, hacen que tu celular capte tanto los rayos UV como la luz visible.

El proceso es rápido, tardarías más en cocinar una dosis de cristal (lo cual no recomendamos, por supuesto). Y básicamente estás listo para colocar tu celda de donas en un multímetro, muéstralo bajo el rayo solar y genera la energía que necesitas para seguir cocinando. La ciencia es cool, ¿no?

Tagged:
Munchies
Food
vodka
Alcohol
energía
donas
experimento
energia solar