FYI.

This story is over 5 years old.

Tiësto habla acerca de su Grammy y el futuro de la música Dance

Ya terminó su relación con el Jäger y esos opresivos sets de una hora en los festivales.
10.2.15
Tiësto en los premios Grammy. Fuente: Instagram.

Este artículo apareció originalmente en THUMP US

Luego de ganar un Grammy por Mejor Grabación Remezclada la tarde de ayer en el Nokia Theater de Los Angeles, Tiësto no se tomó unos shots de Jägermeister. "Creo que me tuve una sobredosis de Jäger", bromea. "Es una bebida sorprendente, pero últimamente creo que ya fue suficiente. Ahora sólo tomo vodka. Puros shots de vodka".

Con más de dos décadas en su ilustre carrera, Tiësto por fin recibió su primer Grammy anoche, siendo un reflejo, tal vez de la bien documentada ambivalencia de la Academia de la Grabación respecto a la música electrónica, más que sobre el talento del artista. A los 46 años de edad, él ha sido un DJ más tiempo que lo que muchos de sus protegidos (y fans) han estado con vida. Aún así, mientras se acercó al podio para recibir su trofeo que le fue otorgado por la violinista, Hilary Hahn, su energía y su permanente sonrisa contradicen a su edad y experiencia.

Publicidad

"El hecho de que siga sonando es una locura tanto como el mundo ha cambiado en los últimos 20 años", admite. "Siempre he seguido a mi corazón y nunca me quedé atorado en un sonido determinado. No sólo por ser relevante, sino porque quería cambiar. Creo que la gente ve eso como algo positivo. Sigue saliendo del corazón. La música sólo tiene una presentación distinta".

Aunque estuvo nominado para un Grammy en 2008, por su álbum Elements of Life, el premio de este año, por su remix de "All of Me" de John Legend  llega en un momento interesante en la carrera del DJ. Por casi todas las medidas, Tiësto está en la cima. Tiene una lucrativa residencia en Hakkasan Las Vegas, donde toca unas 30 noches al año, y sigue siendo el headliner de la mayoría de los festivales más grandes del mundo, incluyendo varios que no están dedicados en su totalidad a la música dance. Además de "All of Me", él tuvo un hit propio en 2014 en colaboración con Matthew Koma llamado "Wasted", tomado de su álbum A Town Called Paradise. El track estuvo acompañado por un video musical repleto de una confección colorida y cuenta con una certificación de oro en los EEUU. A pesar de éstos éxitos, es un artista con hambre de más, y cuenta con el poder y los recursos para perseguirlo.

Como podría imaginarse, para uno de los DJs más adinerados del mundo, existe un substancial equipo de personas que manejan el negocio de Tiësto. Parte de ese mantenimiento incluye la creación de un espacio para que el artista sea él mismo y opere de una manera un poco espontánea en su propio mundo musical, incluso mientras todo el mundo (incluyendo sus más de 3 millones de seguidores en Twitter) quiere algo de él. Desde adentro de su ferozmente protegida esfera, se encuentran los orígenes accidentales de su disco ganador del Grammy.

"Estaba en Holanda para pasar la navidad de 2013 y alguien tocó esa canción para mí y claramente escuché un tempo house", Tiësto explica. "Escuché el piano y pensé 'tal vez debería intentarlo con un beat', y luego comencé a experimentar".

Publicidad

Como lo describió en su discurso de aceptación, publicó el track en línea para sus fans como una descarga gratuita y luego lo vio explotar. Legend se acercó y le pidió que formalmente que lo publicara. Gracias al remix tan adecuado para la radio, la anteriormente soporífera balada de Legend llegó al número 1 en varios países, incluyendo los EEUU, Canadá, Australia y Holanda, llegando al No. 3 en la lista de sencillos de fin de año de Billboard.

Pero eso ocurrió el año pasado.

Antes de que arranque la temporada de festivales de 2015, publicará un remix de "Often" de The Weekend (descrito como un tema "con una orientación muy deep-house pero con el punch de Tiësto") y otra de las ediciones de su serie de mixes "Club Life", en la que promete incluir lo familiar y lo inesperado. A pesar de una respuesta negativa en potencia, eso podría incluir algo de deep house.

 "He tocado Deep House desde 2011" dice Tiësto. "No es que me esté subiendo al tren. Seguiré tocando cosas big room porque me encanta la energía pero me gusta la combinación  [de estilos], especialmente cuando toco en un club. En un festival, no creo que me escuchen tocar deep house en el futuro próximo, pero cuando toco en Hakkasan, de 1 a 3 AM toco big room y luego la última hora toco deep house. Es una combinación sorprendente que hace que toda la audiencia se ponga muy dulce".

Sus sets de tres horas se han convertido en una posesión preciada para un DJ que tal vez sea más conocido por presentaciones limitadas en escenarios de festivales, muy a su pesar. "Los DJs ya no quieren tomar riesgos. Se van por las apuestas seguras", explica. "No te ayuda tocar 45 minutos o una hora. ¿Qué vas a hacer en una hora? Cada DJ debería tocar dos horas para volver a hacerlo interesante. Puedes vibrar diversos estilos y sonidos. Así es como solía ser".

"Todo el mundo del EDM debería ser más musical", continúa. Ha sido muy técnico durante los últimos dos años: vocal, break, drop. Siento que se ha perdido el alma. Gracias al deep house y el future house, la gente ha sido recordada [que puedes tener] tracks llenos de energía y vitalidad pero con alma, en vez de simplex conceptos".

Publicidad

Cualquiera que haya seguido el perfil no-musical de Tiësto sabe que su afinidad por trascender los confines de las tendencias no está limitada a la música. En años pasados, este caballero ha tenido asociaciones en el mundo de la moda con Armani Exchange y Guess, aunque ahora sus gustos han evolucionado desde el centro comercial hasta la pasarela, como sugiere el traje Balmain que utilizó el día de ayer.

 "Uno de mis objetivos es tener una marca de ropa exitosa, pero aún falta mucho para eso", admite. "Me encantan la gente como Olivier Rousteing y lo que hace con Balmain. Utilizo mucho lo de Skingraft últimamente. Me encanta HBA".

Dice que una colección cápsula podría ocurrir en el futuro próximo como un preludio a su propia línea, aunque sería difícil imaginarlo encontrando el tiempo para hacerlo. Con las giras tan constantes, nunca está mucho tiempo en el mismo lugar, saltando principalmente entre sus casas en Suecia y Nueva York. Fue originalmente el itinerario de su gira lo que evitó que asistiera a los Grammys la primera vez que fue nominado. Ahora está listo para disfrutar del momento.

"Es la cereza del pastel", dice acerca de su premio. Agregando con una sonrisa: "creo que me lo merzco".

Zel McCarthy también ama Balmain y está en Twitter.