¿Cómo limpiar tus vinilos de forma fácil y económica?

Para que los scratchs sean sólo por diversión.
6.5.16
Carlos Lorenzo // Flickr

Foto de portada por Carlos Lorenzo, Flickr.

Tarde o temprano llega ese momento en el mes en el cual le toca baño al consentido de la casa. Definitivamente no hablamos del perro y mucho menos del gato; el gato en realidad sería el consentido del estudio y no es muy recomendable bañarlo. Por supuesto, nos referimos a los vinilos, aquellos objetos de culto en el hogar, que puedes darte el lujo de tener en abundancia si no cometiste el error de tirar tu dinero en tener hijos y pareja.

Publicidad

Las nuevas generaciones difícilmente conocerán lo complicado que era mantener tus CDs limpios, evitando el mínimo rasguño para que el lector óptico pudiera leerlo de forma correcta. Mucho menos sabrán lo delicado que es un disco de vinilo y las diferentes formas que existen para limpiarlo.

Anteriormente, te presentamos una máquina de Pro-Ject que te facilita la tarea de forma rápida y eficaz, aunque por su costo de casi $500 euros nos es muy accesible. Rondando el internet, es sencillo encontrar diversas formas más económicas y en algunos casos, divertidas de hacerlo.

El blog Free People, posiblemente nos muestra la forma más económica de hacerlo, adquiriendo un pequeño cepillo anti estática para remover cuidadosamente el polvo de cada lado del acetato, para posteriormente crear una sustancia a partir de agua destilada, alcohol y detergente, que posteriormente viertes en un rociador. Sólo no combines estos ingredientes de forma aleatoria, ingresa por acá a su sitio para leer las instrucciones precisas.

Una vez limpio, necesitarás quitar cualquier residuo de agua que reste sobre él. Nada mejor para esa tarea que la microfibra limpiadora de 3M, de acuerdo a recomendaciones hechas por The Vinyl Factory, donde curiosamente también nos señalan el mismo cepillo anti estática del blog anterior, junto a otros artefactos económicos, principalmente diseñados para eliminar la estática, causante de los tronidos a la hora de reproducir un acetato.

Una última forma más entretenida de hacerlo, la encontramos en un video de YouTube subido por el usuario ghettofunk, donde vierte una ligera cantidad de pegamento para madera sobre un vinilo en rotación, para posteriormente dejar que se seque y retirar la capa resultante al final. Una opción que requiere mucho cuidado, pero parece bastante efectiva, de acuerdo a los comentarios en el video.

Y tú, ¿cuál prefieres?