Four Tet y sus interiorizaciones orgánicas
Website Oficial de Four Tet.

Four Tet y sus interiorizaciones orgánicas

Conoce a detalle qué hace que Four Tet sea tan importante dentro de la música electrónica.
4.5.16

Síguenos en nuestro nuevo Facebook: THUMP México

Inspiración y convicción son elementos fundamentales no sólo para la creación, sino también para la planeación de casi cualquier actividad que esté ligada de una u otra manera a nuestra persona. Existen otros factores que intervienen de manera directa en esto, y cuyas consecuencias se amparan bajo un halo de dualidad, siendo desde las más desastrosas, hasta las más venturosas; se trata de: los agentes anímicos. Sin embargo, no existe un camino definido, estamos ante un campo minado de variables, ya que, por ejemplo, los golpes anímicos negativos (la depresión, la tensión, etcétera) no siempre están vinculados a respuestas negativas, y viceversa, los positivos no siempre desencadenan respuestas constructivas.

Recuerdo que hace algún tiempo leí una entrevista que le hicieron al ilustre productor Four Tet; una de las tantas cosas que aprendí sobre él, y que llamaron mi atención aquel día, fue cuando en de las preguntas se lo cuestionó sobre el origen y la historia detrás de su tercer disco — titulado Rounds —, a lo que él respondió que fue un período turbulento en su vida, ya que durante la etapa primera de la creación del mismo, justo estaba terminando una relación amorosa, lo cual perjudicó su estado de ánimo de manera importante; asimismo, en la fase final de Rounds, se embarcó en una nueva relación que a la postre se convertiría en la última.

También lee: Documentary Heaven, una gran opción para ver documentales musicales

— ¿A caso estos polos emocionales fueron un ingrediente fundamental que matizó el contenido de este disco? — Yo pienso en un sí rotundo, cuando me lo planteo.

Visto en retrospectiva, Rounds fungió como el parteaguas de la consolidación de Four Tet en el espectro electrónico, y musical en general, no porque sus anteriores dos discos no fuesen igual de geniales —porque vaya que tienen lo suyo—, sino porque fue el punto de partida para la concepción de un producto que nos mostraba de manera incipiente algo totalmente nuevo; la — para muchos inalcanzable— consecución de un estilo propio, de un sonido íntegramente original.

Después de eso, pasaron 13 años, durante los cuales sacó ocho discos largos, y fue a partir de aquí que nos fue demostrando año con año, su implacable genialidad. Four Tet es, sin duda, uno los personajes más prolíficos de la música electrónica; su aleación de matices ha sido punto de partida y una pauta a seguir para generaciones posteriores que terminaron desarrollándose en otros ámbitos; sin embargo no pienso conceptualizar detalladamente cada filamento de su producto sonoro, pues a estas alturas ya ha sido definido tantas veces que poco importa lo mucho que sea categorizado otra vez. Realmente, es lo que menos importa; sólo queda reflexionar que esto es el claro ejemplo de cómo los estados anímicos intensos, son una pieza clave en la liberación súbita de estas musas dormidas, las cuales solo requieren el estímulo adecuado para hacerse presentes y para ser partícipes de estados de brillantez que tarde o temprano tendrán que manifestarse.

También lee: ¿A qué nos referimos cuando hablamos de electro?

Lo cierto es que todo aquello que supone creación, es un reflejo a veces transparente y otras veces turbio de las interiorizaciones y la vida personal de sus autores, pero pocas veces se lo ve de una manera tan profunda. Ahora, cada vez que escucho a Four Tet, me imagino un complicado entramado sus recuerdos y vivencias, ahí, compartido por él mismo, en ese lenguaje siempre tan singular que ahora lo define.