Porno

Este actor porno japonés tiene 24 años pero parece un niño

El actor y productor Kohey Nishi ha participado en clásicos como “Follando en la cabina de los espejos mágicos con una universitaria de tetas enormes que aspira a ser profesora de guardería”.
MA
traducido por Mario Abad
25 Mayo 2017, 4:00am
Captura de pantalla vía Pornhub

Ocasionalmente, quizá una vez cada diez años, una nueva estrella del porno hace su entrada en la industria y consigue acaparar toda la atención. Los Adonis de cuerpo escultural y las diosas de curvas de escándalo con increíbles talentos anales son garantía de un orgasmo seguro, pero lo que realmente cautiva al público y permanece en su memoria a largo plazo es lo atípico, lo aberrante, lo excéntrico.

La primera vez que vi a Kohey Nishi fue a través de un vídeo cuyo enlace me pasaron y que llevaba por título "Prodigio del porno japonés aparenta tener 12 años". Después de hacer uno de los clics más arriesgados de mi vida, ante mí se desplegaron una serie de vídeos de un tipo que, efectivamente, parecía un niño y al que mujeres rollizas cuidaban y mimaban como si fuera un bebé. Inmediatamente quise saber más sobre este misterioso hombre-niño.

Con ayuda de Hideki Kobayashi, de VICE Japón, contacté con la nueva estrella del porno, al que también se conoce como Nishikun, y hablamos sobre sus problemas y aspiraciones y el bien que sus vídeos están haciendo al mundo.

La siguiente entrevista se ha editado para mayor claridad y brevedad.

Kohey Nishi actor porno japón niño

Foto de la página de Facebook de Nishikun

VICE: Empecemos por aclarar el tema de la edad: ¿cuántos años tienes?
Kohey Nishi: Tengo 24 años.

Y ¿cuánto mides?
Mido un metro y nueve centímetros.

¿Cómo empezaste a hacer estos vídeos? ¿Te contrataron o fue idea tuya?
Una noche en un bar conocí al director de cine comercial y pornográfico japonés Kei Morikawa, quien a su vez me presentó al empresario del porno Ganari Takahashi. Takahashi me dio la oportunidad de producir mi primer vídeo porno después de que le mostrara una presentación. Cuando la vio, me dijo, "Es muy original. Nadie hace este tipo de vídeos excepto tú". Así me convertí en el primer director exclusivo de Soft On Demand, uno de los mayores conglomerados de la industria del porno de Japón, del que Takahashi es fundador.

¿Empezaste a venderte como actor porno con aspecto de niño? ¿Eres consciente de que ese es tu atractivo en el mercado?
Sí. ¡No hay ningún adulto con aspecto tan aniñado como yo! Y no hablo solo del porno. Hay veces en las que no es posible contar con niños para grabar contenidos no pornográficos, y ahí estoy yo para cubrir esos vacíos.

¿Qué tipo de dolencia padeces y qué complicaciones para la salud lleva asociadas?
Me diagnosticaron una enfermedad progresiva incurable llamada mucopolisacaridosis. Me hicieron un trasplante de médula para frenar el desarrollo de la enfermedad. Fue como un milagro, porque ahora dicen que esa solución no es efectiva.

Cuando empiezas a sufrir los síntomas, ya no te recuperas. Además, sufro otros efectos secundarios por un rabdomiosarcoma y un tumor cerebral que también me diagnosticaron a los tres años. Por todo eso, tengo ciertas limitaciones físicas. No voy a crecer más en estatura; no puedo estar de pie durante más de cinco minutos; no puedo abrir una botella de plástico; no oigo casi nada por el oído izquierdo, etc. Pero bueno, estoy acostumbrado porque he vivido con estos problemas desde pequeño. A veces necesito ayuda de alguien, pero por lo general me las apaño solo con un poco de ingenio. Para abrir una botella de plástico, por ejemplo, uso unas tenazas.

Lo que más me preocupa es el cuello, porque lo tengo muy débil y si me lesiono podría acabar tetrapléjico. De todas formas, estoy convencido de que puedo superar esa dificultad. Procuro no preocuparme demasiado porque no se puede hacer mucho. El día que me pase algo ya pensaré qué hacer.

¿Alguna vez te has planteado si tus vídeos constituyen una forma de evitar que se haga daño a verdaderos menores de edad?
Una vez me dijeron: "Tus vídeos son peligrosos porque realmente pareces un niño". Sin embargo, yo creo lo contrario, que lo que hago evita que se cometan abusos sexuales de menores, del mismo modo que las películas de guerra y los videojuegos de tiroteos pueden contribuir a la paz.

¿Las grabaciones representan algún tipo de desafío o limitación para ti?
No tengo limitaciones o dificultades con mi peso. Como ya he comentado, no puedo estar de pie mucho rato, pero por lo general durante la grabación de las escenas estoy tumbado en una cama, así que en ese aspecto tampoco hay problema. Aunque no está relacionado con mi discapacidad, me cuesta mucho mantener una erección cuando estoy rodeado del equipo de grabación y un montón de gente más.

¿Has sufrido daño durante alguna grabación?
No, pero me duelen bastante los músculos después de cada grabación.

¿Cuál es tu vídeo favorito, de los que has hecho?
Siento un especial aprecio por el primero que hice, Encantado de conocerte, soy Nishikun, un director de porno de 109 cm, con Mao Hamasaki. Pero para el público mi mejor trabajo tal vez sea Follando en la cabina de los espejos mágicos con una universitaria de tetas enormes que aspira a ser profesora de guardería, porque es muy erótico, interesante y original. ¡Solo yo podía hacer una película así!

¿Qué es lo que más y menos te gusta de dirigir e interpretar estos vídeos?
Me gusta dirigir porno porque me permite expresar mis sentimientos. Y como actor, puedo mostrar mis puntos fuertes. He tenido vivencias muy valiosas e incluso disfruto de las críticas contra mi trabajo, así que, en general, me encanta trabajar en este sector.

¿Cómo ha afectado tu trabajo a tu vida sentimental?
Bueno, gracias a él ahora tengo más posibilidades de que las mujeres me pidan citas.

¿Te reconocen a menudo cuando vas por la calle? ¿Cómo son tus fans? ¿Has tenido algún encuentro incómodo con ellos?
Muchas veces noto que me miran, pero aquí, en Tokio, no me suele reconocer mucha gente. Por internet sí que recibo muchos mensajes. Creo que soy bastante popular entre los adolescentes y los jóvenes de veintitantos. También tengo muchas seguidoras. A veces recibo mensajes ofensivos, pero por suerte nunca he pasado miedo por eso, porque los fans casi nunca se me acercan en la calle.

¿Qué hacías antes de dedicarte al porno? ¿Qué te gustaría hacer después?
Antes de empezar en este mundillo, estuve un año y medio trabajando como programador informático en una empresa, y otro medio año como autónomo. En el futuro me gustaría participar en películas dramáticas no eróticas o en vídeos porno estadounidenses.

¿Tienes algún consejo para los hombres que no estén satisfechos con su altura y que crean que esta afecta a su vida amorosa?
Hay muchos factores que pueden restarte encanto, pero no creo que la altura sea uno de ellos. Yo creo que estas personas atribuyen su falta de éxito a la altura e ignoran los otros factores. Lo que tienen que hacer es enfrentarse a la realidad, potenciar tus fortalezas y mejorar tus debilidades, y verán cómo mejora su popularidad con las mujeres.

Sigue a Justin Caffier en Twitter.