FYI.

This story is over 5 years old.

Gracias a Kenny G, pasajeros en vuelo de Delta disfrutan de Sax a 10, 000 metros sobre el nivel del mar

Un video de su solo semi-espontáneo, obtenido por TZM el sábado, nos obliga a preguntarnos: ¿Qué es la caridad?

La caridad es una cosa complicada; la filosofía y la ficción se ven comprometidas con preguntas sobre la inutilidad y el daño de la supuesta abnegación ¿Realmente podemos dar sin recibir? Si la caridad inspira afecto en la persona que da, ¿no es eso, en sí mismo, una paga emocional? Tal vez todo es una cuestión de transacciones. Con ello en mente, ¿dar no es peligrosamente superficial? ¿Qué pasa si las donaciones que hacen sentir generoso al donante realmente causan más daño que bien? "Es más perjudicial para los millonarios gastar su dinero sobrante en caridad que en lujos", el economista inglés y crítico social John A. Hobson escribió en Trabajo y Riqueza de 1914: "Pues si lo gasta en lujos, principalmente se hace daño a sí mismo y a su círculo inmediato, pero si gasta en caridad, inflige un daño más grave a la sociedad".

Publicidad

Nunca estos enigmas éticos habían sido planteados de modo más claro que en un vuelo de Delta que salió de Tampa con rumbo a Los Ángeles el día de ayer, en el que pasajeros levantaron hasta $2000 dólares para La Sociedad Americana del Cáncer. A cambio, recibieron una actuación del saxofonista Kenneth Bruce Gorelick —Kenny G, para los mortales como tú y yo. "Me pidieron que lo hiciera," dijo Gorelick a través de las bocinas del avión antes de su actuación (vía TMZ). "Tan sólo sepan que no estoy haciendo esto para llamar la atención sobre mí mismo. Esto es por una buena causa". Pide cinco minutos para cepillarse los dientes. Entonces surge, una inquietante sonrisa de alguna manera encerrada en su cara, a pesar del saxofón alto en la boca. Hace unos solos: su audiencia tiene sax. Pero quién, debemos preguntarnos, ¿quién sufre?

Mira el video arriba.

Sigue a Noisey en Facebook.