plátanos

Un hombre está ganando $100,000 dólares al año por dibujar caras en plátanos

Bananas Gone Wild, la página de Davonte Wilson genera $100,000 dólares al año. Un gran negocio originado a partir de su estrafalaria costumbre de dibujar caras en los plátanos.

por Nick Rose
26 Abril 2016, 9:20pm

¿Alguna vez quisiste un rostro personalizado en un plátano y mandarlo a tu pareja, pero estabas demasiado ocupado?

Si respondiste que sí, estás de suerte, porque Davonte Wilson de Plano, Texas ha iniciado un negocio diseñado para satisfacer específicamente la demanda de este mercado.

Está previsto que el sitio web de Wilson Bananas Gone Wild consiga ganar $100,000 dólares este año, y todo comenzó con su hábito estrafalario de dibujar caras en los plátanos mientras estudiaba para ser técnico en Electrocardiogramas, según Dallas Fort Worth afiliado de NBC, NBCDFW.

LEER MÁS: Unos policías forzaron a un ladrón de joyas a comerse 48 plátanos de un solo bocado

Si bien el servicio de plátanos personalizados parece estar prosperando, las creaciones de Wilson fueron recibidas, como muchos trabajos visionarios, inicialmente con burlas. "Las personas caminaban cerca de mi escritorio y decían: '¿Qué estás dibujando en los plátanos?' Como que me hacían burla", le dijo a NBCDFW.

En vez de rendirse ante el ridículo, Wilson lo llevó a otro nivel y empezó a poner a sus creaciones brillantina, lentes de sol y, su favorito, barbas. "Siempre tuve un lado creativo", dijo. Pero la página de Wilson también permite a los clientes ejercitar sus músculos de creatividad y diseñar sus propios plátanos.

Por el momento, Wilson trabaja fuera de su departamento, donde produce hasta 75 plátanos al día, y luego los envía al afortunado destinatario cuyo amado prefirió los plátanos personalizados en lugar de las cartas escritas a mano.

El sitio web incluso muestra opiniones de clientes satisfechos, por ejemplo: "Ustedes son como el Sr. Cara de Papa, pero con plátanos [dame cinco]", "¡Esto es lo más divertido que he visto en mucho tiempo, jajaja! ¡Gracias papá!" y "Dave, ¿pagarás tus deudas mandándome un plátano malvado con barba? Tienes suerte de que se parezca a mí ;)".

Nada mal para alguien que empezó garabateando en frutas antes de las clases. "Estoy sorprendido de que puedas tomar algo tan simple y mostrárselo al mundo y que lo adoren".

Por un mínimo de diez dólares por creación, es seguro decir que estas pequeñas obras de arte no reflejan el verdadero valor de un plátano, pero el libre mercado claramente ha determinado que un plátano con barba no es un simple plátano.