FYI.

This story is over 5 years old.

Cleveland Cavaliers

Esta secuencia entre los Cavaliers y Warriors es una cadena de despropósitos

El final del tercer cuarto entre Cleveland y Golden State fue un desastre cómico. Le añadimos la música de Benny Hill para terminar de redondearlo.
8.6.15

El tercer cuarto del segundo partido de las Finales de la NBA entre los Cleveland Cavaliers y los Golden State Warriors terminó en… bueno, terminó de alguna forma. Matthew Dellavedova perdió el balón y los Warriors salieron a la contra; la pelota acabó en las manos de Mo Speights, un tipo tirando a grandote —tanto, que cuando iba a machacar se quedó a medias y el balón rebotó en el aro.

Lo que se produjo a partir de ahí sería digno de una comedia de los hermanos Marx: cuerpos chocando, árbitros por el suelo, la pelota yendo de acá para allá… afortunadamente, cuando parecía que todos íbamos a morir del ridículo, la bocina sonó para acabar con el cuarto (y con nuestro sufrimiento).

Ah, y no os quedéis a medio vídeo: hemos añadido la banda sonora del 'show' de Benny Hill. ¿Que por qué? A ver, ¿qué preguntas son esas? ¿Cómo no íbamos a hacerlo? ¿Cómo podíamos evitarlo?

[ABC]