Los nombres a seguir: ¿Qué estrellas del rugby brillarán en el Mundial?
Photo by PA Images

FYI.

This story is over 5 years old.

el rugby vuelve a casa

Los nombres a seguir: ¿Qué estrellas del rugby brillarán en el Mundial?

VICE Sports te trae una lista de los jugadores que no te puedes perder en el Mundial de Rugby de 2015.
21 Septiembre 2015, 5:40pm

Ticketbis ha hecho posible este contenido.

El rugby es mágico. El tópico dice que es un deporte de villanos jugado por caballeros —al revés del fútbol, que sería un deporte de caballeros jugado por villanos—; a nosotros, sin embargo, nos gusta pensar que es sencillamente una expresión de todo lo bueno que puede tener el ser humano. Así, sin paños calientes.

Más deportes: La pequeña e imprescindible guía para el Mundial de Rugby

El Mundial de Rugby que empezó el pasado día 18 de septiembre es una cita imprescindible para los apasionados de este deporte de alrededor del globo. En esta edición del torneo, todas las escuadras presentan jugadores sobresalientes que sin duda harán las delicias de los aficionados al rugby: VICE Sports ha seleccionado a los más destacados.

Chris Robshaw, Inglaterra

Solo hay seis hombres en el mundo que sepan la enorme responsabilidad que tiene este formidable jugador: los seis capitanes de Inglaterra en los Mundiales anteriores. Ser el líder del equipo inglés es dar ejemplo en todo y entregarse a un país sin límite. El 'flanker' de los Harlequins, con 47 partidos internacionales, cumple estos requisitos: no en vano encabeza a una Inglaterra que lleva 4 años preparando su Mundial.

Chris Robshaw es una versión remasterizada del almirante Nelson. Su lema es la mítica frase del Gran navegante: "Inglaterra espera que cada hombre cumpla con su deber". Puede que haya mejores jugadores en el equipo, pero Robshaw es todo carácter y liderazgo. Chris es el hombre a quien sus compañeros mirarán cuando falten fuerzas o ideas, porque él no fallará. ¡Oh capitán, mi capitán!

Sergio Parisse, Italia

El mito del rugby italiano Sergio Parisse es un verdadero líder en su selección nacional y en su club, el Stade Français de París, al que ha llevado al título del Top 14 esta temporada. De origen argentino, Parisse lleva en los genes un marcado carácter ganador y su compromiso con su país adoptivo es total. Muy similar al capitán inglés en su rol, un 'número 8' de juego abierto, Parisse llega al apoyo, levanta balones y es infatigable, trabaja incansablemente y logra que sus compañeros le sigan.

El rugby italiano de la última década no puede entenderse sin Parisse. Sergio ostenta el récord de internacionalidades con 112 partidos con la selección: este será ya su cuarto Mundial. En numerosas ocasiones ha sido nominado a mejor jugador del 6 Naciones y a Mejor Jugador del Mundo, y solo la falta de títulos de Italia ha impedido que sumara multitud de honores individuales.

Julian Savea, Nueva Zelanda

"OLA KE ASEI": el neozelandés Julian Savea saluda al público. Foto de Nigel Marple, Reuters.

Julian Savea es un auténtico fuera de serie de los que marca la diferencia. Heredero de los grandísimos alas neozelandeses como John Kirwan, Christian Cullen o el maravilloso Jonah Lomu, Savea debutó en junio de 2012 y desde entonces ha acumulado 33 partidos con los 'All-Blacks'.

En su etapa con la camiseta negra de Nueva Zelanda, Savea ha sumado hasta 30 ensayos y 150 puntos, unas cifras increíbles que nos hablan de su capacidad para generar peligro: Julian es rapidísimo en el sprint corto, resistente en carrera y generalmente más fuerte que los alas rivales con los que se empareja. Por si eso fuera poco, Savea es muy espectacular: es capaz de desatascar un partido en cualquier momento. Será fundamental para que Nueva Zelanda cumpla el pronóstico y gane su tercer Mundial.

Agustín Creevy, Argentina

Agustín Creevy es capaz de hablar con solo una mirada. El argentino no necesita hablar para imponerse: se ha echado a las espaldas a Los Pumas, con toda la presión que ello conlleva, y les ha llevado en volandas hasta el Mundial. En un rugby muy pasional y de marcado carácter patriótico como es el argentino, Creevy es la referencia de los suyos.

Como jugador, Agustín es un talonador de los modernos, muy rápido para su puesto —pues empezó de 'f__lanker'— y muy bueno en la melé. Creevy, además, es un excelente compañero, una pieza clave en un equipo muy renovado tanto en lo referente a jugadores como a sistemas de juego: la Argentina actual es más abierta y ofrece más variantes de las que su tradicional juego de delantera solía proponer.

Ayumu Goromaru, Japón

Estandarte de un rugby en expansión —Japón será la sede del RWC 2019 y contará con una franquicia en el Super Rugby, la NBA de este deporte—, Ayumu Goromaru es un zaguero muy técnico, de gran patada y excelente colocación, que además cuenta con unas manos muy finas y una gran visión de juego.

Tras 18 meses sin jugar, Goromaru fue repescado por el actual entrenador Eddie Jones y no defraudó: a sus 29 años, Ayumu acumula 48 partidos como internacional y es el máximo anotador de la historia de Japón con 505 puntos. En este Mundial, además, Goromaru no estará solo: el 'pilier' Kensuke Hatakeyama (considerado el mejor jugador nipón de la historia), el medio melé Fumiaki Tanaka y el segunda línea Hitoshi Ono le flanquearán en el conjunto del país asiático.

Chris Wyles, EEUU

"¡Ojo que voooooy...!": Chris Wyles con el balón en un partido de la AVIVA Premiership. Foto vía Action Images, Reuters.

El término 'emergente' es el que mejor define el rugby en los Estados Unidos de América. El país dispone de materia prima más que de sobra, de dinero para invertir y de infraestructuras: este Mundial puede ser el espaldarazo definitivo para el despegue del rugby en el país del fútbol americano. Chris Wyles puede ayudar a conseguirlo.

Wyles es un zaguero de grandes virtudes técnicas y muy buena lectura del juego que deberá liderar a los 'Eagles' en esta edición de la Copa del Mundo. De su juego dependerá que EEUU consiga un buen resultado; de ser así, el rugby seguirá sin duda haciéndose hueco en la sociedad estadounidense. Chris, además, deberá lidiar con problemas de vestuario como los que genera el indisciplinado Todd Clever, recientemente apartado del equipo por faltas de comportamiento. ¿Logrará Wyles que el alocado Todd se centre?

Ruan Pienaar, Sudáfrica

"¡Ya casi lo tengPFFJRSTJ...!". Los rivales no alcanzan a Ruan Pienaar cuando éste tiene el balón. Foto de Mike Hutchison, Reuters.

La delantera sudafricana siempre ha sido la más fuerte, dura y potente del campeonato, pero también ha necesitado a un buen director para poder funcionar con cabeza. Cuando ha contado con un gran medio melé, Sudáfrica ha ganado dos Mundiales: el primero, en 1995, donde contó con el legendario Joost Van Der Westhuizen; el segundo, en 2007, con el pequeño pero matón Fourie DuPreez. En 2015, le toca el turno a Ruan Pienaar.

Si Pienaar dirige bien a los elefantes en su estampida, Sudáfrica será una clara candidata a ganar. Bueno con el pie y jugando a la mano, Ruan dispone de una lectura de juego perfecta, anota con fluidez y es la llave del juego colectivo. Por si ello fuera poco, el sudafricano aporta su sobrada experiencia internacional (82 partidos con su selección) al bloque. Las bazas de los Springboks pasan en gran parte por su estado de forma.

David Pocock, Australia

"¡¡Apártate de mi camino!!": un enfático David Pocock se deshace de un rival en un partido de la selección australiana. Imagen vía Stringer, Reuters.

Todavía hoy se recuerda el partidazo que se marcó David Pocock contra Sudáfrica en cuartos de final del Mundial del 2011. Pocock levantaba todos los balones. El australiano es el rey del 'ruck', un 'flanker' con espíritu de perro de presa imprescindible en todos los equipos de rugby.

Bregador, trabajador, durísimo y con ese olfato para ensayar que lo hace muy peligroso, a Pocock se lo compara —con muchos motivos— con la leyenda 'Wallaby' George Smith, uno de los mejores de la historia del país oceánico. David, que será el líder de su selección en este Mundial, es un jugador excelente en el juego abierto y llega a todos los apoyos. Su actuación será determinante, pues del rendimiento de la delantera australiana dependen las opciones de los 'Wallabies' para ganar su tercer Mundial.

El ciclista Miguel Indurain solía decir que la carretera ponía a cada uno en su sitio. En el Mundial de Inglaterra 2015, será el rugby el que ponga a cada uno en el suyo.

Ticketbis ha hecho posible este contenido.