NFL

Al menos Antonio Brown y Le'Veon Bell nos entretuvieron

Antonio Brown y Le'Veon Bell emocionaron en un fin de semana un tanto aburrido.
9.1.17
© Geoff Burke-USA TODAY Sports

No se esperaba mucho de esta ronda de juegos de Comodines, y cumplió las expectativas. El juego más cerrado del fin de semana fue la victoria de los Texans contra los Raiders con una diferencia de 13 puntos en una "disputa" entre Brock Osweiler y Connor Cook; cada juego estuvo marcado por lesiones, disparidad de talento, o las dos cosas. Aunque Aaron Rodgers y la ofensiva de los Packers lograron una diferencia de 25 puntos contra los Giants, fueron los Steelers de Pittsburgh —específicamente Le'Veon Bell y Antonio Brown— los que nos dieron buenos momentos en lo que de otra manera hubiese sido un fin de semana aburrido en el futbol americano.

Publicidad

En el primer juego del domingo, Pittsburgh derrotó a Matt Moore y a los Dolphins de Miami con 30-12 en el marcador. Esa diferencia es confusa: los Steelers parecían que podían ganar por 40 puntos de diferencia si lo hubiesen requerido. Juegos tan dispares como este en verdad no son educativos, pero pueden ser como un curso de actualización, y la victoria le recordó a todos los que veían a Bell y a Brown que bien podrían ser los mejores jugadores de la NFL en sus respectivas posiciones. También nos recordó que es divertido verlos jugar.

A menos de tres minutos de comenzar el juego, Brown atrapó un pase de Ben Roethlisberger. Rebotó sobre sus pies por un momento, y luego se transportó hasta la línea de banda para anotar un touchdown de 50 yardas. En la siguiente jugada de Pittsburgh, Brown atrapó un pase, y se adelantó 62 yardas. El poco drama que existía al inicio se terminó a los 10 minutos del juego. El único suspenso que quedó fue por ver a Brown corriendo cada que tenía el balón.

Brown no hizo mucho durante el resto del juego, pero Bell lo compensó . Bell esperó, dejando que Pittsburgh reorganizara a los Dolphins hasta que notó un hueco para atravesar. Le'Veon Bell se movió como humo.

Brown finalizó con 124 yardas en cinco atrapadas y un par de touchdowns, y Bell 167 yardas y dos anotaciones. El número más significativo de la noche fue el numero de juegos que Roethlisberger, Brown, y Bell han jugado juntos. La ofensiva de los Steelers no ha sido tan destructora como lo predecían muchos al inicio de la temporada, pero sus principales jugadores están en forma. Si los de Pittsburgh derroten a los Patriots y lleguen al Super Bowl, o se despidan ante los Chiefs el próximo fin de semana, ya le dieron mucho a sus fans al maravillar a todos el pasado fin de semana.