Rio 2016

Un pavo intenta apagar la llama olímpica con un extintor

Fuese por protestar contra los Juegos, por diversión o por pasar a la historia, a un tipo no se le ocurrió nada más que salir al paso de la llama olímpica... y dejó al portador hecho polvo.
18.7.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

La llama olímpica es bastante más que una tradición: es una herencia de la época antigua, un homenaje a los padres fundadores del deporte —y decimos padres porque lamentablemente en la Grecia antigua no se permitía a las mujeres competir… pero eso es otro tema.

En cualquier caso, los helenos mantenían la llama olímpica viva de Juegos a Juegos para conmemorar el robo del fuego a los dioses por parte de Prometeo, un mito que representa la iluminación de la Humanidad de forma metafórica. Hoy, el Comité Olímpico Internacional se dedica a mantener viva la llama como tributo; atletas y personalidades del mundo entero la llevan cada cuatro años a la sede de la competición…

…aunque esta vez a punto estuvo de no llegar.

Fuese por protestar contra el gasto descomunal de los Juegos en un Brasil con infinidad de problemas por solucionar, por pasar a la historia o simplemente por diversión, el caso es que un tipo se cruzó en el camino de la llama olímpica e intentó apagarla con un extintor.

No es la primera vez que alguien intenta extinguir la llama de los Juegos de Río. El pasado 26 de junio, un hombre trató de apagarla con un cubo de agua para ganar una apuesta, según recoge el periódico estadounidense Washington Post. El asaltante tuvo que pagar una fianza de 293 dólares para salir en libertad; la pena por tratar de extinguir el fuego, sin embargo, podría ser de hasta tres años de prisión.

Parecer que el gobierno brasileño lo tiene claro: con el fuego sagrado no se juega. Sobre todo si el fuego en cuestión tiene que servir para montar un negocio multimillonario.