FYI.

This story is over 5 years old.

NFL

¿Se equivocan las Panteras de Carolina al dejar libre a Josh Norman?

Las Panteras de Carolina dejaron libre a su cornerback estrella, Josh Norman. ¿Será la decisión correcta o se arrepentirán la próxima temporada?
22.4.16
Kirby Lee-USA TODAY Sports

Hace dos años, Josh Norman era un jugador elegido en quinta ronda que recién había terminado su temporada como novato, y aclimatándose a la vida de la NFL bajo el mandato de un nuevo gerente general. Luego de que las Panteras de Carolina removieran la etiqueta de Norman como jugador franquicia el miércoles por la noche, está listo para convertirse en uno de los cornerbacks mejor pagados en la historia de la liga.

Publicidad

Si quieren entender la razón por la que el gerente general de las Panteras, Dave Gettleman, estuvo dispuesto a liberar a Norman, deberían empezar por la brecha que existe entre esos dos acontecimientos.

Leer más: Tras un largo paréntesis de 92 años, el rugby vuelve a los Olímpicos

En 2016, en términos empíricos, Norman jugó a un alto nivel. Pro Football Focus lo colocó en su rating más bajo en eficiencia de pases permitidos entre todos los cornerbacks. En el mundo del futbol americano profesional donde constantemente uno tiene que demostrar de lo que está hecho, es lógico que los equipos se acerquen a Norman por su reciente éxito —de hecho, se dice que el esquinero ha atraído el interés de un tercio de los clubes de la liga, a pesar de que el período de agencia libre ya concluyó:

8-9 teams have contacted Josh Norman's representatives since Panthers rescinded the tag, per league source.

— Joe Person (@josephperson)21 de abril de 2016

8-9 equipos han contactado a los representantes de Josh Norman desde que las Panteras le quitaron la etiqueta de jugador franquicia, según una fuente de la liga

Sin embargo, echemos una mirada al pasado reciente de Norman. Si Carolina lo hubiera liberado después de la temporada 2013, tal vez habría sido un desconocido más, y sin la posibilidad de una segundo chance. Ese año solo tuvo participación en siete partidos. Aunque la temporada 2014 de Norman fue buena, en un principio no formaba parte de la alineación titular de las Panteras. No fue sino hasta que Carolina dejó en la banca al agente libre no seleccionado, Melvin White, después de la Semana 3, que Norman comenzó a ver minutos de juego.

Publicidad

Considerando los primeros dos años y un mes de su carrera, Norman ha logrado vencer grandes probabilidades en su contra para convertirse en un agente libre de prioridad, y ni hablar de su valor como jugador franquicia.

La cara que pones cuando has vencido las probabilidades en tu contra, y es hora de canjear tus fichas. Foto por Kirby Lee-USA TODAY Sports

Ahora tomemos en cuenta el período de Gettleman a cargo de las Panteras. Desde que tomó el cargo en Carolina a principios de 2013, Gettleman no ha desperdiciado una sola selección en el Día 1 o Día 2 del Draft de la NFL en jugadores defensivos. Tre Boston, seleccionado en cuarta ronda en el 2014, ha sido la selección más alta para un cornerback.

Bajo el mismo marco de tiempo, las Panteras han sido capaces de solucionar temporalmente la parte defensiva de su campo con agentes libres veteranos que nadie quiere. Los siguientes jugadores han tenido temporadas de 600 snaps en el campo defensivo trasero de Carolina: Quintin Mikell, Drayton Florence, Roman Harper, Antoine Cason, Thomas DeCoud, Charles Tillman, y Kurt Coleman. Todos estos jugadores tenían, mínimo, 27 años en su primera temporada con las Panteras; cuatro se despidieron de la liga después de su primer campaña en Carolina. Los otros tres siguieron jugando en 2015.

En cuestión de talento, los analistas se han burlado de los jugadores defensivos de Carolina por años. Pero en 2014, las Panteras terminaron en noveno lugar en DVOA de pases defendidos. En 2013 terminaron en tercero. Parte de ello está basado en un sistema, pero también porque Luke Kuechly y Thomas Davis son dos de los linebackers que mejor cubren en toda la NFL. Pero en ninguno de los dos años, Carolina contó con un esquinero shutdown o un safety dominante.

Publicidad

Así que cuando Gettleman dice de Norman que "entre más lo pensábamos, más flexibilidad nos daban esos 14 millones", estoy inclinado a creerle. Es probable que al principio, no hubo tanta seriedad por parte de los encargados de tomar las decisiones en Carolina para no hacer de Norman un jugador franquicia. Jugó en un nivel tan alto la temporada pasada que iría en contra de cualquier norma de la NFL no hacerlo.

Pero conforme las negociaciones fueron postergándose, y las Panteras se dieron cuenta que no habría un acuerdo a largo plazo, posiblemente empezaron a considerar otros factores. Es común que algunos de estos factores tuvieran que ver con la típica mentalidad en el futbol americano: cero distracciones, no querer cumplir con las exigencias que el contrato del jugador establece, entre otros.

La otra parte de la ecuación tiene que ver menos con un asunto de principios, y más con uno de utilidad: ¿Acaso las Panteras no ha demostrado ya que pueden ser exitosas sin un esquinero defensivo talentoso probado en la NFL, y que pueden crear a un Josh Norman de la nada?

Tendríamos que responder que sí. Y si el equipo puede gastarse el dinero reservado para la extensión de contrato de Norman en jugadores que creen que son más importantes para su éxito, ¿no es acaso esta la mejor decisión?

Creo que sí lo es.

Cuando estás bien arreglado y listo para llevar tu talento a otra parte. Foto por Kyle Terada-USA TODAY Sports

No se confundan. Este tipo de decisiones son extremadamente comunes para los estándares de la liga. Gettleman va en contra de lo establecido, y el timing solo puede ser descrito como un tanto extraño. Pero si pones atención a los resultados que Carolina estaba obteniendo en comparación con lo que invertían, creo que hay algo de lógica en el uso de los dólares que de otra forma terminarían en el bolsillo de Norman. Los tackles defensivos Kawaan Short y Star Lotulelei se merecen extensiones de contrato, y ese dinero no va a aparecer mágicamente sin que haya un sacrificio de por medio.

En cuanto a Norman, tiene la oportunidad de vivir su sueño: es el último agente libre de gran calidad en el mercado, donde miles de millones en topes salariales aún esperan un destinatario. Las Panteras le hicieron un bien. Y, si aciertan en su apuesta, también se habrán hecho un bien a ellos mismos.