Publicidad
ΦΙΝΛΑΝΔΙΑ

FC Santa Claus: ¿equipo adorable o descarada operación de marketing?

Conoce al FC Santa Claus, el equipo de fútbol que llega directamente desde el Polo Norte para repartir alegrías y felicidad... o quizás para sacar algo de dinero a costa de los crédulos, quién sabe.

por Raúl Garrido
28 Diciembre 2015, 12:20pm

Imagen vía FC Santa Claus

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Ah, la Navidad. Qué bonito todo, ¿verdad? Las lucecitas, los regalitos, los empachos de turrón, los remordimientos al subir a la báscula. Qué época maravillosa de amor y alegría y polvorones y señores gordos con barba blanca vestidos de rojo.

Detengámonos un momento precisamente en los señores gordoscon barba blanca vestidos de rojo. Sea un invento de la Coca-Cola o no, Papá Noel —a.k.a. San Nicolás, Santa Claus o El Conductor del Trineo de Rudolph— es un icono global de las fiestas navideñas. Su característico 'look' y su personalidad campechana (suponemos que la Navidad le llena de orgullo y satisfacción) lleva generaciones ilusionando a los niños de todo el mundo... y aunque sea un cliché, el fútbol no podía escapar de su fascinación.

Más fútbol: FC St Pauli, entre el mito y la realidad

El mito cuenta que Santa Claus baja cada 24 de diciembre por la nochede algún lugar indeterminado del Polo Norte para repartir regalos a los chavales de todo el planeta. La localización exacta de su base es un buen tema de debate; podría ser Groenlandia, Alaska o el aire acondicionado de un tren de Cercanías. Quién sabe.

Finlandia, sin embargo, parece un origen probable. Al menos, es el único país —que sepamos— en el que juega un club llamado precisamente FC Santa Claus.

El portero del FC Santa Claus, Kangas Juhani, sale a por un balón en un partido de la liga Kakkonen. Foto: FC Santa Claus

El FC Santa Claus es un equipo de las categorías inferiores finlandesas que de momento no ha alcanzado (aún) la Veikkausliiga, esto es, la primera división del país nórdico. Conocidos como el 'equipo navideño' por excelencia, esta institución tiene algo más de 20 años de historia; nació en la ciudad de Rovaniemi, la capital de la región de Laponia, cuando el Rovaniemen Reipas y el Rovaniemen Lappi decidieron fusionarse para atraer los ojos del mundo hacia su localidad.

Rovaniemi es una ciudad pequeña, con poco menos de 70.000 habitantes y un clima digno del Círculo Polar Ártico: de hecho, entre la ciudad y el Círculo apenas hay 10 kilómetros. La temperatura media es de 0,9 grados centígrados y la nieve es una constante; la ciudad amanece cubierta de blanco unos 180 días al año. Entre los meses de octubre y abril es directamente imposible jugar al fútbol, por lo que las competiciones locales no tienen actividad.

El FC Santa Claus juega en la liga Kakkonen, algo así como la tercera división del país. Dicha competición está dividida en cuatro zonas: norte, sur, este y oeste. El Santa compite en la zona norte —evidentemente—: este año quedaron séptimos en una liga de 10 equipos... y de hecho se libraron del descenso por apenas seis puntos.

Los jugadores del FC Santa Claus posan con las camisetas de la próxima temporada en el modesto estadio de Rovaniemi. Imagen vía FC Santa Claus.

Como era previsible, el FC Santa Claus ha conseguido una gran popularidad tanto en Finlandia como en el mundo entero. Cada temporada, en la época navideña, este equipo salta a los medios de todo el planeta... justo en las fechas favoritas de las marcas, cuando más dinero se derrocha. Por ello, y pese a jugar en la tercera división de un país con escasa tradición futbolera, los patrocinadores no se han alejado en lo absoluto del equipo —más bien todo lo contrario.

El uniforme, claro está, no podría ser de otros colores que no fueran el rojo y el blanco; el portero viste de verde, como los duendes de Papá Noel. Hasta la pasada temporada, la marca alemana Puma se encargaba de elaborar las camisetas del Santa; a partir de este año, será el gigante estadounidense Nike quien explote este negocio.

En un principio, la camiseta debía llevar el logotipo del torneo infantil que organiza el mismo club, la Santa Claus Cup; no obstante, la aparición de una poderosa empresa china ha cambiado las tornas. Bewin Sports, una compañía dedicada al marketing y a la organización de eventos, ha firmado un contrato de patrocinio con el club para las próximas cinco temporadas: nada mal para un equipo de tercera división que apenas se libró el descenso el año pasado.

A pesar de que en Europa se habla poco sobre el país nórdico, la situación económica de Finlandia es "muy grave", según el gobernador del banco central Erkki Liikanen. La crisis de 2008 golpeó fuertemente las finanzas finlandesas; posteriormente, el país ha tenido serios problemas para recuperarse... y de hecho aún hoy arrastra las consecuencias de la depresión.

El FC Santa Claus no escapó de los problemas económicos. Su presidente, Juha Eteläinen, se mostró muy aliviado tras el cierre del contrato de patrocinio con Bewin: "Este es el mejor regalo de Navidad que podíamos tener. Sin el patrocinio, probablemente hubiéramos tenido que cancelar muchas de las actividades que organizamos", confesó en la web del club.

Con la estabilidad económica que ofrece la inversión china, el Santa afronta ahora su gran reto: ascender a la Ykkönen, la segunda división, y asaltar por fin la Veikkausliiga. El objetivo no es imposible, pero parece lejano: al fin y al cabo, el FC Santa Claus solo tiene un título en sus vitrinas, la ya extinta Midnattsolscupen (Copa del Sol de Medianoche). Este torneo, que se disputó entre 1982 y 2011, tenía como principal atractivo precisamente que los partidos se jugabana medianoche y en verano, una época durante la cual el sol no se pone en las latitudes más norteñas de Finlandia.

El Santa también presume de haber jugado un amistoso contra el Crystal Palace inglés en 1997, partido al que acudieron alrededor de 4.500 espectadores. Y hasta aquí la lista de méritos deportivos del equipo.

El FC Santa Claus se ha caracterizado por promover una serie de valores que incluyen el respeto al rival y el compañerismo. Imagen vía FC Santa Claus.

A pesar de su reducida —por no decir casi inexistente— sala de trofeos, el Santa se ha hecho un lugar en el fútbol finlandés gracias a su trabajo con la cantera y a los irrenunciables valores que propugna. La institución cuenta con varios equipos de categorías inferiores y con una sección de fútbol sala, un deporte muy popular debido a las condiciones climáticas del país. La pregunta, sin embargo, es obligada: ¿cuánto hay de cierto en todo esto y cuánto de operación de marketing? ¿Realmente cree el Santa en sus cacareados valores de 'fair play', o solo es una estrategia para vender gorros navideños?

Sea como fuere, ahora que los inversores chinos han aportado su músculo financiero, el pequeño equipo finlandés se permite soñar. ¿Os los imagináis disputando la Champions League? Nosotros tampoco, pero no podéis negar que tendría su gracia. Ya lo dice el mismo presidente del FC Santa Claus: "Cuando llevas un nombre como este, tienes que jugar con una sonrisa... y eso mismo hacemos siempre".

Sigue al autor en Twitter: @RauGarr