vergüenza eterna para los intolerantes

El primer árbitro abiertamente gay de España deja el fútbol harto de los abusos

Jesús Tomillero, el primer colegiado español que habló públicamente de su homosexualidad, se ha visto obligado a retirarse del arbitraje debido a la intolerancia de los aficionados más retrógrados.
11 Mayo 2016, 9:45am

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El árbitro andaluz Jesús Tomillero Benavente, el primer colegiado español que salió del armario, ha decidido dejar el fútbol debido a los abusos que sufre en los campos donde le toca pitar. Tras los insultos que recibió el pasado fin de semana en un partido de categoría juvenil, Tomillero decidió colgar el silbato, harto de tener que aguantar la homofobia de los aficionados.

Se vuelven a repetir los insulto por ser homosexual en un partido de 2 andaluza Juvenil !! Menores de dad pic.twitter.com/sMz3oahwpQ
— Jesús Tomillero B. (@Jesustomille) 7 de maig de 2016

"¡Ese es el maricón que sale por la tele!", recogió el colegiado en el acta del encuentro, que enfrentaba a los conjuntos juveniles del Recreativo Portuense y el San Fernando Isleño. "¿No te da vergüenza pitar lo que has pitado, maricón de mierda?", le dijo un aficionado después de que Tomillero señalara un penalti. "¡Te vas a meter el gol por el culo!".

En declaraciones recogidas por el periódico El Español, Tomillero asegura que lo que más le afectó fueron "las risas del público" tras los insultos. "Dejar el arbitraje me duele más que a nadie", explica el colegiado, que no obstante afirma que ya no puede aguantar la presión y la falta de apoyo de las instituciones.

@FDCRadio , Todos somos iguales , todos tenemos derecho. Soy arbitro y homosexual, si tú lo eres no tengas miedo. pic.twitter.com/kmAKQntqzE
— Jesús Tomillero B. (@Jesustomille) 4 de maig de 2016

Cabe recordar que Tomillero saltó a la actualidad cuando se convirtió en el primer colegiado abiertamente homosexual de España tras explicar su orientación en una entrevista concedida al periodista Pedro Cifuentes. Desde entonces, según Tomillero, la vida le cambió "muchísimo"... aunque por desgracia no siempre en positivo: la fama también le granjeó los insultos de los espectadores más retrógrados, que lamentablemente han terminado forzándole a dejar el arbitraje.

Publicidad