Publicidad
fatim jawara

La portera de Gambia muere ahogada cuando intentaba cruzar el Mediterráneo

La desgracia se ceba con una futbolista que huía de la miseria de su país, apenas un año después de debutar en la selección nacional femenina con 19 años.

por VICE Sports
04 Noviembre 2016, 9:23am

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Una joven portera que había jugado en la selección femenina de fútbol de Gambia murió el mes pasado cuando intentaba cruzar el Mediterráneo a bordo de una patera. Así lo ha confirmado uno de sus antiguos entrenadores.

El rotativo británico The Guardian informó que Fatim Jawara, de quien se cree que tenía 19 años, iba a bordo de una embarcación que intentó cruzar de Libia a Europa. El bote naufragó y Fatim no llegó a alcanzar la orilla.

Chorro Mbenga, entrenador asistente del combinado nacional sub-17 de Gambia y antiguo entrenador de Jawara ha comentado que "su muerte es prematura. Será recordada por su grandes actuaciones en el terreno de juego". Jawara debutó en la selección el año pasado, en un encuentro amistoso disputado contra un equipo de Glasgow.

La portera de la selección femenina de fútbol de Gambia ha fallecido cuando intentaba cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa. Fatim Jawara tenía 19 años, explica la corresponsal en África de AFP.

Las informaciones señalan que Jawara se fue de Gambia en septiembre, cruzó el desierto del Sahara y llegó hasta Libia, donde cada mes miles de subsaharianos intentan cruzar a Europa a bordo de precarias embarcaciones. La Oficina Internacional para la Migración (OIM) ha anunciado que solo en 2015 habrían fallecido 3 770 personas en las aguas del mar que separa África de Europa.

Lamin Kabba Bajo, presidente del la federación de fútbol de Gambia ha declarado que "el país está de duelo" y que la muerte de la joven portera "es una gran pérdida para el equipo nacional de fútbol y para el país".

"Será recordada por haber detenido un penalti el día de su debut contra la Glasgow Girls escocesas".

Gambia es un país castigado por la extrema pobreza y por los sistemáticos atropellos a los derechos humanos, un departamento de la brutalidad en el que su dictador, Yahya Jammeh, va muy sobrado.