muerte subita

Patrick Ekeng no recibió correcta atención médica

Pablo de Lucas criticó la atención médica que recibió el camerunés Patrick Ekeng. Nuevamente saltan las alarmas sobre si hay capacitación para prevenir estas muertes.
8.5.16
Patrick Ekeng falleció luego de no recibir una atención médica correcta. Foto: AFP

Una nueva tragedia sacudió al futbol el sábado pasado. El jugador camerunés Patrick Ekeng falleció en pleno partido a causa de una muerte súbita, sumándose a otros futbolistas que cayeron fulminados sobre un terreno de juego, como su compatriota Marc-Vivien Foé, Miklós Fehér o Antonio Puerta, entre otros.

El futbolista cayó en mitad de campo completamente solo, fulminado, falleció a los pocos minutos de la imagen que conmocionó al mundo entero.

Publicidad

Pero, ¿cómo fue la atención médica que se le dio a Ekeng? De acuerdo a su compañero, Pablo de Lucas, ésta fue "absurda". Para el jugador español, los doctores hicieron de todo, menos reanimarlo.

"Lo vi de reojo. Estaba a un metro y pensé que se había golpeado con nuestro central. Enseguida me di cuenta de que tenía dificultades para respirar, los ojos en blanco. Estaba inerte y lo que le hicieron fue de todo menos reanimación. Trataban de sacarle la lengua, como si se estuviera ahogando, cuando era evidente que ese no era el motivo. Todo resultaba absurdo", destacó el futbolista en entrevista con el Diario Marca de España.

Parecía como si Ekeng sólo se hubiera torcido el tobillo

El compañero de Ekeng fue más allá al criticar duramente el tiempo que tardó la ambulancia en ingresar al campo para trasladar al camerunés a un hospital.

"Fue otro show. Tardó tres minutos en entrar (la ambulancia). Diría que iba con cuidado para no dañar el césped. Parecía como si Ekeng sólo se hubiera torcido el tobillo", mencionó.

Se menciona que el futbolista camerunés no recibió Reanimación Cardipulmonar hasta que ingresó al hospital, situación que nuevamente genera la incertidumbre si se está preparado para evitar algún caso de muerte súbita en el deporte.

La idea en las ligas de futbol es que en cada campo haya un desfibrilador que ayude a prevenir la muerte de un futbolista por algún ataque cardíaco. En el caso de Patrick Ekeng esto no sucedió.