Highlights

El partido de ida entre el Barcelona y el Athletic tuvo de todo

Errores arbitrales, un golpe en la garganta, un golazo de Messi y una derrota para el Barcelona que dejan el partido de vuelta listo para ser un juegazo.
05 Enero 2017, 11:34pm

El partido de ida de la Copa del Rey entre el Atlético de Bilbao y el Barcelona resultó ser mucho más peliagudo de lo que originalmente parecía. Un mal arbitraje y un primer tiempo desastroso para los de Cataluya significó que el partido les quedó demasiado lejos cuando intentaron la remontada en el segundo. Los protagonistas de ese primer tiempo, el árbitro Fernández Borbalán y el veterano delantero vasco Aritz Aduriz.

El partido inició con un gesto compasivo: todos usaban playeras de apoyo a Yeray, 27 del Athletic, y fuera de las canchas por un cáncer testicular que lo llevará al quirófano. Hasta el local planeó una ovación para el minuto 27. Iniciado el partido, sin embargo, todo menos conciliador.

Habían los veinte minutos de rigor —ese periodo de tiempo en el que dos equipos se asientan en la cancha, miden el ánimo combativo del rival y prueban las estrategias ofensivas propias contra la defensa rival— y de pronto, después de un robo de balón en media cancha, los leones tenían ya un gol en el archivo. De alguna manera, en la carrera hacia la portería Aduriz tornó invisible y un ningún defensa del Barcelona se plantó cerca de él para evitar el remata sencillo. Sencillísimo.

Luego, justo al momento del homenaje, la minuto 27, esto:

Y, para cerrar el primer tiempo, este momento terrorífico.

Si le suben al volumen o se calan los audífonos alcanzarán a escuchar los quejidos sofocados de Umtiti y el grito de Ter Stegen para que entre el médico. ¿Expulsión flagrante, movimiento natural del brazo? Uno se inclina por la primera.

En el segundo tiempo hubo intentos y fallas, y un golazo de Messi en colaboración con el arquero. ¿Entró?

Total que el partido de vuelta el próximo miércoles estará, esperemos, cargado de toda esa venganza acumulada.