FYI.

This story is over 5 years old.

Lo nuevo de My Empty Phantom es melancolía instrumental e imágenes temblando

El tema se llama "Forever" y es el primer adelanto del disco que estrena el próximo viernes 25 de noviembre.

Si no estás familiarizado con My Empty Phantom, es el proyecto de Jesse Beaman, un músico, multi instrumentista y compositor basado en Austin, Texas que lleva años tocando música instrumental, con tintes experimentales y una profunda idea de las progresiones y los estados de ánimo que generan las vibraciones en el corazón, sobre todo cuando se reúnen los ingredientes correctos en la empresa. Su sutil manera de acercarse a su arte le ha generando una base de seguidores cuya lealtad lo eleva al status de culto.

Publicidad

My Empty Phantom parte generalmente de melodías sencillas, usando guitarra, piano, batería y pedales de efectos y loops, para hacer que, capa tras capa de sonido, sus canciones crezcan hasta convertirse en atmósferas de épica belleza. Ha girado por todo Estados Unidos, Europa y Australia y compartido escenario con gente como CocoRosie, Silver Mt. Zion o White Denim y, recientemente, ha encontrado en la Ciudad de México un segundo hogar creativo, donde ha tocado extensamente y grabado con el apoyo de su disquera actual: Pedro y El Lobo Records.

Estamos muy contentos de poder compartir con ustedes la premiere del primer sencillo de lo que será el disco debut de My Empty Phantom. El disco se llama Memories y son veinte canciones divididas en dos partes: Memories I y II y sale al mercado el próximo viernes 25 de noviembre. El sencillo que presentamos se llama "Forever".

El video de "Forever" fue grabado y dirigido por el mexicano Carlos Wong y es una sola toma de Jesse caminando de noche cerca de las vías del tren en algún lugar del estado de Illinois, en Estados Unidos. La imagen temblorosa acompaña a la perfección el poderoso delirio de la guitarra de Jesse, que transmite un sentimiento difícil de describir, pero tremendamente cautivador y capaz de hacer que nos postremos en el suelo a dar gracias al universo o a llorar desconsoladamente. Música que simplemente no puedes ignorar.

Míralo abajo.