Lo que aprendí sobre el reggaetón leyendo blogs cristianos

Brujería, vanidad, depresión, melancolía, perreo, venganza. Todo está mal con este género (según los cristianos).
14.8.16

Foto vía

La biblia. El libro más vendido del mundo. El escudo de múltiples religiones. El libro sagrado. La guía de vida de los creyentes. El documento anacrónico más camaleónico de los tiempos; el que se adapta a cualquier situación. La biblia: el argumento más utilizado por los cristianos contra todo lo que creen que está mal en este mundo.

Hace unas semanas le escuché a alguien en la calle que según la biblia el reggaetón era malo, de pecadores, de viciosos; música del demonio en pocas palabras. ¿La biblia? ¿En serio? Se me hizo raro que un texto cuyos libros, según Wikipedia, fueron escritos entre el 900 a.C y el 100 d.C, tuviera la habilidad de prever que un género como este se esparciría como vírus veinte milenios después. Pero bueno, después de todo ¿quién soy yo sino un simple mortal para pelear contra un documento tan importante?

Publicidad

El caso es que bajo esa tésis de que la biblia decía que el reggaetón era de lo peorcito, no me aguanté las ganas de hacer inmersión en cuanto blog cristiano y video de YouTube hay para comprobarlo. No fue fácil, sin embargo me encontré con algunos argumentos de la religión cristiana en los que hacen referencia a versículos del libro sagrado para advertirnos a nosotros, los pecadores, sobre este género malvado.

Lo primero con lo que me encontré en esta investigación salvaje por los anales religiosos y su relación con el reggaetón, fue un artículo que titulaba: Origen Satánico del Reggaetón escrito por el Pastor Omar Enrique Vargas M. en el blog santosenlafe.blogspot.com.co, allí, el Pastor a parte de confundir reggae con reggaetón, enumera una serie de características vitales por las cuales el género es una cosa del demonio.

Reggaetón cristiano.jpg

Brujería, vanidad, depresión, melancolía, perreo, venganza. Todo está mal con este género.

Durante esta travesía por encontrar citas bíblicas utilizadas para sacar el reggaetón de la cabeza de los verdaderos creyentes en Cristo, me encontré hasta con teorías masónicas y conspiratorias.

Reggaetón cristiano-MASONES.jpg

Incluso me encontré con un análisis semántico de la letra de “El señor de la noche”, de Don Omar.

Reggaetón cristiano-Don omar.jpg

A todas estas, con tanto mensaje oculto, masónico, satánico y violento, ¿será que bailar es un pecado? Según la página blogdecristo.com “esta es una pregunta muy recurrente que se hacen muchos jóvenes cristianos, ya que el baile siempre ha sido uno de los pasatiempos favoritos de muchas personas” y aunque especifican que no hay versículo en la biblia que lo especifíque, aseguran que si dios lo creó fue para agrado de él. Sin embargo, también agregan que “el bailar en si no es pecado.. pero puede llegar a ser precursor de muchos pecados, en otras palabras puede llevarte a cometer pecado”.

Luego de eso, agregan una lista de las circunstancias en las que el baile se convierte en pecado.

Reggaetón cristiano-baile.jpg

Finalmente allí encontré las primeras respuestas a mis dudas religiosas frente al género que desde hace ya más de 20 años, nos ha puesto a bailar hasta abajo cada fin de semana. Las primeras referencias bíblicas se encuentran en estos dos versículos:

1 Corintios 6:12

Publicidad

«Todo me está permitido», pero no todo es para mi bien. «Todo me está permitido», pero no dejaré que nada me domine.

1 Corintios 6:19

“¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños.

Recordemos que una vez que hemos aceptado a Jesús en nuestras vidas, el Espíritu Santo, que es Dios, entra a morar en nosotros y transforma nuestro cuerpo pecaminoso en su Santuario”.

Por lo tanto, básicamente, cuando tú perreas, estás convirtiendo el santuario de Cristo en un acto inmoral e inaceptable…más o menos.

Otras de las citas con las que me encontré en esta travesía son las siguientes:

Efesios 5: 18-19

“Y no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu, 19 hablando entre vosotros con salmos, himnos y cantos espirituales, cantando y alabando con vuestro corazón al Señor”.

Más agua bendita y menos champaña en esos videos pecaminosos.

Salmo 150:

“¡Aleluya[a]!

Alabad a Dios en su santuario;

alabadle en su majestuoso firmamento.

2 Alabadle por sus hechos poderosos;

alabadle según la excelencia de su grandeza.

3 Alabadle con sonido de trompeta;

alabadle con arpa y lira.

4 Alabadle con pandero y danza;

alabadle con instrumentos de cuerda y flauta.

5 Alabadle con címbalos sonoros;

alabadle con címbalos resonantes.

6 Todo lo que respira alabe al Señor[b].

¡Aleluya[c]!”.

Hermanos míos, les figuró hacer dembow con arpa y meterle flauta y pandereta a ese perreo.

Publicidad

Timoteo 4: 1

“Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, 2 mediante la hipocresía de mentirosos que tienen cauterizada la conciencia; 3 prohibiendo casarse y mandando abstenerse de alimentos que Dios ha creado para que con acción de gracias participen de ellos los que creen y que han conocido la verdad.4 Porque todo lo creado por Dios es bueno y nada se debe rechazar si se recibe con acción de gracias; 5 porque es santificado mediante la palabra de Dios y la oración”.

Momento, si “todo lo creado por Dios es bueno y nada se debe rechazar”… ¿a qué estamos jugando?

1 Juan 2:15 - 17

“No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, la pasión de la carne, la pasión de los ojos y la arrogancia de la vida[h], no proviene del Padre, sino del mundo. 17 Y el mundo pasa, y también sus pasiones, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”.

Si el Padre habitara el mundo “la pasión de la carne, la pasión de los ojos y la arrogancia de la vida”, sí estarían permitidas, ¿no? Pero, un momento, si Dios habita en nuestros corazones y nuestros corazones habitan en el mundo… ¿no estaría también el Padre entre nosotros?

Eclesiastés 7:5

“Mejor es oír la reprensión del sabio
que oír la canción de los necios”.

Publicidad

Y pues todos sabemos lo necios que nos ponemos cuando hay que ir hasta abajo en lo oscurito, o ¿no?

2 Pedro 2: 9-10

“el Señor,entonces, sabe rescatar de tentación[f] a los piadosos, y reservar a los injustos bajo castigo para el día del juicio, 10 especialmente a los que andan tras la carne en sus deseos corrompidos y desprecian la autoridad. Atrevidos y obstinados, no tiemblan cuando blasfeman de las majestades angélicas”

Colosenses 3: 5-6

“Por tanto, considerad los miembros de vuestro cuerpo terrenal como muertos[c] a la fornicación, la impureza, las pasiones, los malos deseos y la avaricia, que es idolatría. 6 Pues la ira de Dios vendrá sobre los hijos de desobediencia[d] por causa de estas cosas”.

Si después de este par de versículos no aseguramos nuestra condena al infierno, no sé qué haga falta. Piensen en esto la próxima vez que se estén restregándose entre ustedes mientras corean “Acércate a mi pantalón, dale. Vamo’ a pegarno’ como animales”.

***
El autor de este texto quiere reflexionar sobre su vida en el pecado. Si tienen más citas bíblicas contra el reggaetón, envíenselas por acá.