Cultură

Pokémon Go: el marketing nos tendrá en sus manos por siempre

Opinión // El Mal Economista nos explica por qué somos víctimas del capitalismo al bajar y jugar Pokémon. El fenómeno se llama la demanda inelástica.
26.7.16

Vía: Sassy Socialist Memes

Todo el ruido que ha generado el juego Pokémon Go es la muestra de que solo hace falta que el marketing nos toque por primera vez y, como una droga en una persona propensa a la adicción, nos enganche para siempre y nos drene todo el dinero. La mayoría cayó con esta serie japonesa en su niñez, por lo que se trata de una afición que penetró en la mente de los jóvenes de hoy en día cuando ni siquiera terminaban de definir su personalidad y carácter. Por esto no es sorpresa que este juego haya despertado el interés de estudiantes, ejecutivos, PhD y hasta columnistas de VICE Colombia: no importa lo que sean ahora, no pueden luchar contra su niño interior.

Sin embargo, ahora que estamos grandes, podemos entender el buen negocio que resulta influenciar a los niños pequeños. Además de sacar el dinero de sus padres, cuando aún dependen de ellos, también se apoderan de parte de su renta cuando crecen al traer de vuelta una moda que lleva más de una década muerta. Y lo mejor de todo, en 20 años podrán hacer lo mismo y así sucesivamente hasta que mueran.

Publicidad

¿Les parece exagerado? Pregunte cuántos viejitos fueron al concierto de los Rolling Stones hace unos meses en Colombia. Este grupo musical también fue una moda juvenil, y es la fecha y siguen sacando dinero de los mismos jóvenes que los volvieron rock stars. Ahora toma sentido por qué cada cierto tiempo hay giras de regresos de grupos muertos de los 80, o por qué Vicente Fernández ya va para su tercera retirada oficial y gira de despedida.

Lo más curioso de todo este análisis es que aunque El Mal Economista le esté diciendo a todos los Ash Ketchum colombianos que son títeres del marketing de Nintendo, de todas formas seguirán jugando y posiblemente caigan en las próximas trampas de mercadeo que los mantendrán encadenados. La teoría económica indica que Pokémon Go entra en la misma categoría que las drogas como la cocaína, pues son adicciones, pasiones que no pueden evitar ciertas personas: son productos que tienen una demanda inelástica. Es decir, aun si son costosos, las personas las siguen consumiendo.

La demanda inelástica que tiene Pokémon Go implica que, tal cual como un dealer aprovechado que sube el precio de la droga, esta empresa japonesa puede sacar provecho de la adicción de los jugadores y ganar dinero. En el caso de Nintendo podría crear una versión avanzada, por la que sí toque pagar, o usar el marketing para drenar el dinero de los fans vía películas, camisetas, y convenciones. Incluso podrían crear una liga Pokémon de verdad, ¿Quién no pagaría para inscribirse y convertirse en el mejor maestro Pokémon?

Publicidad

Aunque Pokémon sea el caso más notorio de cómo las empresas nos hacen pagar por nuestros aficiones de niños, Nintendo no es la única corporación que nos está drenando. ¿Se han fijado que los 90 están de regreso?: salió nueva temporada de Dragon Ball Z, están sacando una nueva oda de caballeros del Zodiaco, Guns and Roses viene a Colombia, ya se estrenó Buscando a Dory y están sacando películas de todos los superhéroes que salían en Fox Kids (Marvel) y Cartoon Network (Liga de la Justicia).

Ahora ya sabemos por qué los adultos y las grandes corporaciones pasan días completos y gastan millones de dólares entreteniendo a niños altamente influenciables, que a medida que crece la carga laboral pueden ver menos a sus padres y tienden a jugar menos en el parque. Sin embargo, podemos quedarnos peleando y retomando el eterno debate del efecto del capitalismo en la sociedad actual, o podemos entretenernos recordando esas series que hicieron de nuestra infancia grandiosa. "Te reto a una batalla Pokémon".

Facebook: El Mal Economista

Twitter: @maleconomista

Instagram:@maleconomista