FYI.

This story is over 5 years old.

Sexo

Excusas que utilizas para no follar con tu pareja

Lo haces, y lo sabes.
28.10.15
pareja relaciones sexuales

Supongo que, a priori, a algunos de vosotros os parecerá curioso que alguien no quiera follar con su pareja. Jajajajajaja. ¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA! ¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!! ¡Jóvenes ingenuos!, me encantáis. Vuestra inocencia es algo tan tierno que puede comerse cruda acompañada de unas buenas lágrimas de delfín. En fin, bienvenidos al mundo real, bienvenidos a la edad adulta, bienvenidos a la madurez, donde todo, absolutamente todo, se pudre; gente que tira sus bebés dentro de contenedores, empresarios apresurados que no dejan propina en el bar y, sí, parejas que ahora mismo llevarán unos cuatro años sin follar.

Publicidad

Y no es por desilusionar a nadie pero es que llega un momento en el que esa pasión que te hacía follar en baños de estaciones de autobuses desaparece por completo. Tampoco hace falta follar cada día, es normal que surja este decrecimiento sexual a medida que una relación avanza. Eso le pasa a todo el mundo; a esos matrimonios que viven en los barrios altos y que leen revistas literarias después de cenar y a esas parejas de veinteañeros que viven en un zulo en el centro.

De algún modo tiene mucho sentido que lo último que quieras hacer por las noches sea volver a follar con esa tipa (o tipo, ya me entendéis) con la que ya debes haber follado unas 500 veces. ¡Buf!, 500 veces, es que incluso me dan arcadas. Hacer 500 veces cualquier cosa es un horror; como si es comer 500 Ferrero Rocher, beber 500 cervezas, tener 500 amigos o vivir 500 vidas, no me jodas. La repetición, el hecho de convertir algo en cotidiano, extrae la esencia de todas las cosas.

Digamos que la normalización del sexo lo convierte en algo mediocre, despojado, finalmente, de todo afecto. La familiaridad del cuerpo de tu pareja y la previsible narrativa de vuestras acciones lo convierten en algo mecánico. Estás follando pero realmente estás pensando en cuánto van a subir los gastos de envío de ese disco que te pillaste en Discogs. Follar se ha convertido en un acto de condescendencia con tu pareja, algo relegado a la naturaleza de una triste cadena de montaje —esos fuego artificiales de antaño ya quedan muy lejos. Lo haces por pena —y por no meterte en líos—, no por placer.

Estás follando pero realmente estás pensando en cuánto van a subir los gastos de envío de ese disco que te pillaste en Discogs.

Ahora que a estas alturas del texto ya debo parecer una persona totalmente despreciable, aprovecharé para decir que es innegable (y necesario) que la gente se cansa de la gente. Llega un punto en el que la felicidad no te la trae esa persona con la que decidiste "generar un hogar" —estas fueron las palabras que utilizaste cuando les contaste a tus colegas que te ibas a vivir con tu pareja—, sino el saber que se acerca el jueves y el jueves es ese día que pedís una pizza en el Telepizza para cenar.

Pero vayamos al grano. Cuando después de comer tu pareja te mira y te propone eso de "hacer una siesta", no te desesperes, lo tienes todo ganado. Durante el día hay cientos de actividades mejores que follar —colgar cuadros, ir al supermercado, rebozar productos cárnicos…— por lo que no tendrás problemas para generar una excusa ciertamente convincente.

Publicidad

El problema es la noche, ese momento en el que se sobreentiende que tienes que follar, esa ley no escrita de las parejas que te deja en un callejón sin salida. Si no follas durante esas horas es que eres una de esas tristes parejas con problemas en la cama —y eso es algo que no queremos que pase o que no queremos aceptar y nunca aceptaremos. Aquí es donde tenemos que utilizar el cerebro.

Existen un montón de excusas para que no tengas que follar con tu pareja, de hecho hay más motivos para no follar que para follar y que conste que no me estoy refiriendo a movidas como la paternidad o las ETS. Que yo sepa, a poca gente follar le paga las facturas, para empezar, así que tampoco hace falta volverse loco con el tema. Entonces, ¿qué tenemos que hacer cuando llega ese momento en el que cae la noche y ambos os metéis en la cama, se hace un silencio y recibes una ligera caricia que respondes con un eterno silencio? Bueno, ese es el momento para empezar a crear.

DEMASIADO CANSADO COMO PARA FOLLAR

excusas-para-no-follar-con-tu-pareja-069-body-image-1446028217

Un clásico. Personalmente me gusta bastante eso de emitir un soplido justo antes de tumbarme en la cama, como dejando las cosas claras desde el principio, antes de que nadie te haya propuesto nada. Seguro que te suena, seguro que has recurrido a esta mierda más de una vez. Si la indirecta no se ha pillado puedes decir eso de "joder, qué cansado estoy" y acompañarlo con un buen "el trabajo me está volviendo completamente loco".

La verdad es que te pasas el día currando y solo faltaría que ahora tuvieras que follar y encima hacerlo mínimamente bien, o sea, trabajar otra vez después del trabajo. Lo único que quieres es cerrar los ojos y no pensar ni sentir nada. Esto del cansancio no es muy efectivo y pocas veces convence a las parejas pero tiene un punto clásico que me gusta, como de cine de los 50, un rechazo en blanco y negro.

Publicidad

Probablemente tu pareja arderá en cólera —ella también trabaja pero aún tiene ganas de follar— por lo que te espera una conversación muy larga que se convertirá en una discusión, en una guerra dialéctica infinita. Esto es algo que puede alargarse hasta las cuatro de la madrugada por lo que a veces es mejor —simplemente— follarte a tu novio durante cinco minutos para que se calle y deje de tocar las pelotas.

TU PAREJA ESTÁ DEMASIADO CANSADA COMO PARA FOLLAR

Lo mismo de antes pero al revés. Aquí la cosa consiste en agotar al maromo. Cúrrate una buena dosis de hiperactividad por la tarde, haced muchas cosas al salir del curro; pasear, ir de compras, clases de zumba, lo que sea. Cansa al hijo de la gran puta y luego seguro que cae rendido y no tienes que comerle el rabo. A mí me lo hicieron durante año y medio y funcionó a la perfección.

TENGO DEMASIADO CURRO COMO PARA FOLLAR

Otra buena excusa es la de llevarte trabajo a casa. "Tengo que terminar unas hojas de cálculo para mañana a primera hora", "Carmen, la noche es el único momento del día en el que puedo dedicarme por completo a mi novela" y cosas así. Lo bueno es que como estás delante de un ordenador puedes incluso masturbarte mientras te escaqueas de follar.

Recordemos que esto trata de no follar CON TU PAREJA, no tiene nada que ver con la pérdida de libido. Con peores resultados pero dentro de este mismo saco de excusas de mierda podemos encontrar lo de "mañana me tengo que levantar ESPECIALMENTE temprano" o "hacen el primer Batman de Tim Burton en la tele y quiero verlo", discursos difíciles de defender pero que a veces funcionan.

TENGO UNA CENA DE EMPRESA, HOY NO PUEDO FOLLAR

También puedes "salir de fiesta con tus amigos" o "cenar con los del curro". Esto realmente significa que saldrás a la calle a darte un paseo en solitario y que volverás a casa cuando consideres que tu pareja ya debería estar sobada. Tómate una copa para oler un poco a alcohol y hacer más creíble tu coartada. Es un proceso un poco empalagoso pero funciona.

El problema surge cuando tienes que justificar estas "salidas" casi a diario. Por eso recomiendo utilizar esta excusa de forma puntual como medida desesperada. También puedes emborracharte cada día de verdad, entonces puede que incluso llegues cachondo a casa y, contra todo pronóstico, termines follando. Si destrozarte la vida no está dentro de tus planes vitales próximos, mejor obviar esta última opción.

GENERAR UNA ENFERMEDAD: TU PAREJA ESTÁ ENGANCHADA AL SEXO

excusas-para-no-follar-con-tu-pareja-069-body-image-1446028301-size_1000

Imagen vía

Esta es más complicada. Requiere tiempo, ya que se trata de un goteo de información sutil. Consiste en invertir la situación y convertir TU problema en SU problema: sentarte en la cama y decir eso de "pero si ya follamos ayer", y con tono compungido espetar "creo que estás enganchada al sexo". A la larga puede que incluso se lo crea, de hecho OS LO GARANTIZO. Es una técnica vil pero hasta que tu esposa no hable con sus amigas y "ciertos expertos" y le verifiquen que no tiene dicho problema te habrás ahorrado unos cuantos polvos no deseados.

EL TRUCO DE LA PUTA

Esta me la dijo un colega y es un poco jodida. Consiste en fingir que una noche de fiesta terminaste, sin querer, con una prostituta o, si te parece excesivo, te liaste con alguien en el Sidecar. Si logras mantener la relación —por la que tampoco das un duro— pasarás unas cómodas noches en el sofá de tu casa. Con el tiempo las cosas mejorarán y tendrás que volver a dormir en tu cama y encontrarte de nuevo con el problema de tener que follar de nuevo. Entonces puedes volver a "follarte a una puta", "liarte con alguien en el Sidecar" o decidir ser una persona decente y hacer algo con tu vida de mierda.

Cada uno es responsable de sus propias excusas y realmente no existe un límite. Pueden ser sencillas o asquerosamente elaboradas pero seguro que alguna vez has recurrido a alguna de ellas, ni que sea a ese inocente "es que me duele la cabeza". Haz lo que debas pero por Dios, cuando notes el primer indicio de que a ti puedan estar dándote excusas para no follar contigo, no llores, simplemente piensa en el pobre diablo que se encuentra al otro lado y que se está esforzando para elaborar estas estúpidas excusas. Ten un poco de empatía, joder.