FYI.

This story is over 5 years old.

la pregunta del día

¿Qué es lo que más te molesta del sexo opuesto?

Este fin de semana decidí preguntar sobre la lucha interminable de los sexos.
20.8.12

La semana pasada las chicas de la oficina de VICE México se quejaron debido a la manera en que los hombres hacíamos uso del baño. En realidad no supe si era porque no bajábamos o subíamos la tapa o que tal vez alguna chica menos afortunada llegó a sentarse en los orines de alguien, pero sea lo que sea, ardió Troya. Todo esto resultó en nuestro exilio de ese baño grande, rosa y cómodo para pasar a uno más pequeño y oscuro.

Aunque me puse triste por tener que caminar un poco más cada que necesite orinar, entendí su situación. Pero si a las chicas les molesta algo tan sencillo como el uso del baño, ¿qué otras cosas les molestan de nosotros? ¿Y nosotros qué odiamos de ellas? Este fin de semana decidí preguntar sobre la lucha interminable de los sexos.

Neko: ¿Sabes qué? No te puedo dar una respuesta simple porque tengo una teoría completa sobre todo eso.

Cuéntamela.
Mira, lo que me molesta de las mujeres es que tienen una hormona que ya está preprogramada para que sean locas. ¿Por qué, güey? Si tú le dices: “Oye, voy a tomar un café con una amiga” es igual a que le estás poniendo el cuerno. O sea, güey, ¿por qué se programan? Luego, cada 28 días entra su etapa hormonal, entonces se duplica y se potencializa el nivel de locura. Porque hay grados de locura, eh.

¿Cuáles?
O sea, por default, todas están locas. Tienen esa hormona o esa neurona, ese bosón de Higgs o no sé qué madre que está programado para ser locas. El problema es que cada 28 días esa chingadera se potencializa diez veces más o al infinito y entonces se vuelven más locas.

¿Cómo sobrellevas ese pedo?
Putazos. Putazos. Mira, putazos y no estoy hablando físicos, sino putazos de la vida. Tú le puedes decir: “Estás loca, vete a la verga”, pero no, mejor nada más escucha. Ya vi que lo que más les hierve en esta vida es que te quedes callado, sólo escucha. Cuando te la hacen de pedo como:

-No, que bla bla bla bla, que su puta madre, ¿estás ahí?

-Sí, estoy aquí, te estoy escuchando.

-Entonces, ¿por qué no dices nada?

-Te estoy escuchando, no quiero pelear, no quiero crear un pedo de esto.

¿Por qué? Porque como hombres no tenemos esa hormona de la vaca loca… Y se me olvido cuál era el punto de esto, pero no me importa.

Era de cómo sobrellevar lo de la hormona loca.
Ah, neta, los putazos. Los putazos son muy importantes porque ahí les estás dando una cachetada con guante blanco. No la hagas de pedo y ya, al día siguiente te van a pedir perdón. “Ay, no, es que perdóname por haberme puesto así” y tú sólo le dices algo como: “No te preocupes, mi amor, yo te entiendo, estabas en tus días” o “no te preocupes, mi amor, hay veces que uno duda del otro”.

Entonces lo mejor es ceder y quedarse callado.
Sí, pero cuando es por teléfono o una discusión frente a frente pero con gente alrededor, donde sabes que no habrá pedo. Pero ya en una discusión en privado donde la mujer te puede llegar a cachetear, golpear, empujar o humillar, muchas veces dices: “Va, va, va, aguanto vara”, pero llega un momento en el que tal vez te desesperen y le sueltes un putazo. Para eso se inventaron los putazos, para las viejas.

¿Cómo afecta esa hormona loca en el sexo?
Mira, se puede dar después de una discusión siempre y cuando tengas las condiciones adecuadas, es como el fuego. Entonces puedes empezar discutiendo ya tomados y terminar en una relación sexual muy pasional. Puede que sea por ano y después del ano pasas a la boca. Ya encajetada pasas a la boca y no le va a importar porque va a estar muy excitada. Porque todo empezó con jalones de greñas, que no sé qué y terminaste en “potra salvaje”.

¿Cómo es “la potra salvaje”?
Posición perro. Cabello largo. Enredas tipo trenza. Agarras machín pa’ que no haya pedo. Empiezas a fornicar, por ano o por vagina, por donde tú quieras. La frase que sigue es muy importante, aunque hay varias opciones. Le puedes decir: “A ver, hija de la chingada, tengo sida”, “mi secretaria tiene las nalgas más ricas” o “no recordaba unas nalgas así desde ayer que me cogí a equis vieja”.

Puedes aplicar mil y un frases y es cuando la vieja empieza: “Ay, hijo de tu puta madre” y ahí es cuando tienes que agarrar machín el pelo y no se chispa. No se chispa, el chiste es que no se chispe, que siga adentro y vas a ver que se mueve como loca. Pero es difícil de controlar y de dominar.

¿Quieres mandar algún mensaje a las mujeres?
Este mensaje lo haría muy seriamente, sin barbajanerías. Pero en serio, chicas, no sean tan inseguras, confíen más en sus machos. Las hembras a veces exageran, sólo es cuestión de que confíen un poco más, para que nos den libertad. “Oye, quiero ir con mi ex novia a tomar un café” y que te digan que puedes ir, sin problema. Todo recae en la seguridad de cada persona.

¿Si tu novia va a tomar un café con su ex?
No tengo pedo, a parte estaría chingón porque me la quita un día de encima.

@NekoSkywalker

Rainy, psicóloga: ¡Un chingo de cosas! Para empezar, que sean como nacos.

¿Cómo que nacos?
O sea, un güey que escupa, eructe, se eche pedos o que coma con la boca abierta. Como güeyes que van caminando en la calle y lo hacen, neta es asqueroso. Que mientan y me caga la infidelidad también.

¿Crees que sólo los hombres son infieles?
Mira, hay una parte buena de la infidelidad pero es cuando una pareja lleva muchos años y pasa sólo como el acostón, está chingón porque saca de la monotonía. Pero hay unos que andan como con dos viejas a la vez y según ellos aman a las dos. ¿Por qué hacen eso? Es culero y lastiman a las personas.

¿Alguna cosa más?
Que después de coger pregunten si te gustó. Eso es horrible, porque en un hombre está chingón que demuestre seguridad, pero siempre que preguntan algo así demuestran lo contrario. También me caga que no tengan nada en el cerebro, como los güeyes del gimnasio que terminan de hacer algo y se paran a verse en el espejo.

Amezcua, diseñador gráfico: Que sean bien pinches impuntuales cuando vas a una cita o algo así. Dicen: “Ya estoy lista, pasa por mí” y no mames, tardan media hora más. Una vez me tocó esperar a una vieja una hora, güey. Salió y me dijo que se estaba bañando porque había llegado tarde de otro lado, se pasan de verga.

¿Algo más?
Ah, que cuando les conviene sí son mujeres y cuando no, se hacen pendejas.

¿Como en qué situaciones?
Por ejemplo, en la chamba están las pinches viejas que toman un chingo de agua porque según tomando mucha agua adelgazan, pero mandan a los cabrones a cambiar el garrafón, que no mamen.

¿Qué te gustaría decirle a las chicas?
No, pues yo creo que en estos tiempos modernos la igualdad ya está muy cabrona. Hay mujeres que son muy independientes y ya no necesitan a ningún cabrón, pero hay viejas que todavía buscan al príncipe azul que las mantenga cuando en esta época eso ya no existe. Esas viejas me cagan, mejor que se alivianen y que sean independientes.

@hiimandypandy

Pauleth, diseñadora gráfica: Que le pueda más a un hombre, tipo, con quién acostarse, más que con quién quieren vivir toda su vida. Que les pueda muchísimo más que llegues a ser más exitosa que ellos y que al final se sientan menos o hasta denigrados. ¿Qué más me caga? Que ellos pueden ser unos canijos, por así decirlo, al voltear a ver a cualquier chica, pero si tú lo haces, no mames, eres la peor niña de la vida.

Crees que no hay igualdad en esas cuestiones.
Sí, la verdad, México tiene una sociedad súper machista. A lo mejor, como tal, nunca vamos a ser iguales, o sea, por algo somos físicamente diferentes, ¿no? Pero honestamente creo que las mujeres en México sí necesitamos un poco más de consideración en muchísimas cosas. Les puede mucho que una mujer sea totalmente autosuficiente, independiente y que luche por sus sueños. Cuando los llegas a superar, por así decirlo, no pueden con ello.

¿Qué mensaje te gustaría mandarle a los hombres?
Les pediría un poco de respeto y un poco de admiración hacia la mujer porque realmente somos igual de inteligentes, merecemos las mismas oportunidades y es algo que realmente necesitan entender. O sea, podemos ser igual que ellos e incluso mejores. No digo que seamos increíbles mujeres, pero hay niñas que realmente tenemos la capacidad de ser lo máximo.

@pachikla

Charles: O sea, ¿yo te contesto eso?

Sí.
No sé, güey, son muchas cosas que me cagan.

Dime algunas.
Estoy muy tomado, cabrón, no sé, güey…

Que se hagan las víctimas. Por ejemplo, que digan: “ay, sí, somos iguales pero carga la leche”, “ay, sí, somos iguales pero tú maneja”, “ay, sí, somos iguales pero tú trabaja y yo me la paso de conchuda fodonga todo el día lavando ropa”, ¿no?

O sea, ¿dices que hay igualdad cuando les conviene?
¡Exacto, güey! Equidad de sexos hipócrita. “Ay, sí, somos iguales pero quiero salirme de peda como tú, pero no trabajo como tú”, o sea, uno se chinga cuando quiere salirse el fin de semana de briago, güey. Ah, pero toda la semana la vieja fodonga está de huevona, pero el fin de semana quiere hacer lo que tú haces, hasta se pone bonita y quiere empedarse como tú. Eso es lo que me emputa, güey, equidad de sexos falsa.

¿Cómo te gustaría que fueran las cosas?
Una de dos: si le va a chingar, que le chingue igual que tú o que no se queje, güey. Que no me diga: “ay, es que como yo parí al hijo, tengo más derecho”. ¡Que no mame! Yo me chingué la espalda para pagar el puto parto. Es equidad de sexos o que no me chingue. Me puedo salir a tomar cuando yo quiera, te toca cuidar al bebé, si yo lo quiero cuidar ya es mi pedo. Ésa es la equidad de sexo. ¿Te parece o no, amigo?

No sé, es tu entrevista, mejor dime qué te gustaría decirle a las mujeres.
Yo lo veo así, mira, te voy a poner un ejemplo: La pinche Brenda Esparza, güey.

¿Quién?
La Brenda Esparza, güey, la Britney Spears, que se casó con el tal Kevin Federline. Ese güey era un jodido y ahorita la está demandando por la mitad de su lana y todo el mundo dice que es un pinche muerto de hambre, que no quiere trabajar y bla bla bla. Pero, ¿qué tal si hubiera sido al revés? Que ese güey hubiera tenido el varo del mundo y que esta vieja lo demandara. Todos dirían que es un pinche codo y que la pinche madre, ¿sí o no, güey? ¿Estás de acuerdo o no? La mente de la gente diría que a huevo, que lo demande por la micha. No hay equidad de género, güey. Es algo…

¿Algo que qué?
…que tienes mucho que pensar, güey.

@charleshaz

Paula y Marino viven juntos y se van a casar el siguiente año.

Paula: ¿En general? Odio que los hombres se echen sapos.

O sea, ¿en frente de ti?
Sí, prefiero un pedo. Es que el sapo es como en tu cara y huele y dices, “güey, no mames”.

Los pedos también huelen.
Sí, pero un pedo sale de abajo y es como ajeno. Nada más de repente hueles asqueroso, pero no es como en tu cara. Los hombres hacen eso seguido y es súper horrible.

¿Marino hace algo que te cague?
A veces el baño.

¿Qué cosa del baño?
Que no levante o baje la tapa del baño. Marino es muy limpio, pero si está borracho no. Entonces, cuando está borracho le vale madres dónde haga pipí y ya no le atina bien a la taza. Luego es horrible porque una se levanta en la madrugada, entre que sabes qué onda y qué no, te vas al baño y dices “ahorita me siento así rápido” y te vas al hoyo. ¡Neta está horrible!

O sea, ¿no se fijan que la tapa no está abajo?
¡Pues no! Porque hay como un acuerdo de bajar la tapa, así que tú piensas que siempre está abajo, pero no sé por qué cuando están pedos obviamente no la bajan. Entonces una llega, se sienta y es de no mames, horrible porque casi te vas al hoyo. O sea, neta te tienes que agarrar porque sí te caes.

No entiendo eso, los hombres cuando nos vamos a sentar nos fijamos que la tapa esté abajo.
No, es que las mujeres, por lo regular, estamos acostumbradas a baños donde entran puras mujeres y la taza siempre está normal. Y si te paras en la madrugada, así de que apenas y puedes caminar, llegas y sientes que te vas, es horrible. En ese momento sí digo: “¡Pinche Marino!”, pero luego ya se me pasa.

¿A ti qué te molesta de las mujeres?
Marino: Ya la tengo decidida y es que uno nunca gana. Ellas siempre tienen la razón, sea lo que sea, es imposible discutir.

¿Y qué haces?
Parar el mame, leve la banda, leve la banda.

¿Algo de Pau en específico?
Pau: ¡Yo hago todo muy bonito!
Marino: Mira, de la vida en general no tengo nada que reclamar…
Pau: ¡Hago buena comida!
Marino:…simplemente que no pueda decir: “fue mi culpa, fue mi culpa”.

@marinoazul y @palmitodebu

Sigue a Alejandro en Twitter: @soyalemendoza

¿No te gustaron sus respuestas? No te quejes, mejor deja las tuyas en un comentario.

Más preguntas sin sentido:

¿A qué personaje animado te gustaría darte?

¿Qué es lo peor que te puede pasar al momento de coger?

¿Qué piensas de las mujeres que amamantan en público?