FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Aparta tu sucio ordenador de mis bichejos

Alec Gillis es un jefazo que ha animado a criaturas como Alien o Depredador. Está harto de que los efectos digitales se carguen su trabajo, por eso ha rodado una película al estilo artesanal, con criaturas hechas a mano, que se llama Harbinger Down...

Es discípulo de Stan Wiston, el doctor Frankenstein de los bichejos más famosos del cine de terror y ciencia-ficción. Al frente de su propia compañía, Amalgamated Dynamics, y junto con su socio Tom Woodruff ha seguido explorando las inmensas posibilidades del maquillaje, el látex, las prótesis. Alec Gillis es un artesano que evita la animación digital y que defiende los denominados Practical FX. Por eso estuvo nominado al Oscar por Starship Troopers y Alien 3.

Publicidad

Alucinamos cuando animó el cruce entre la saga que inició Ridley Scott y Depredador en Alien vs Predator. La final del Mundial de las criaturas extraterrestres con malas pulgas. Hace tres años se cargaron su trabajo en la nueva versión de La Cosa y lo sustituyeron por imágenes creadas por ordenador. Los fans se pusieron claramente a su favor. Y todo el mundo sabe el poder que tienen los fans del género.

Así que decidió tomarse la revancha a su manera. Se puso a imaginar una película solo con criaturas creadas de manera artesana (trabajo prostético). Harbinger Down es su homenaje al género clásico de terror con bichos, que tiene pinta de convertirse en peli de culto. Para eso ha reclutado a una leyenda como Lance Henriksen como protagonista. Gillis está en pleno proceso de postproducción pero tiene un rato para responder a nuestras preguntas.

VICE: ¿Por qué prefieres los efectos clásicos antes que los generados por ordenador?

Alec Gillis: Al igual que a muchos fans, no me gusta que me arrebaten mi incredulidad. La imágenes generadas por ordenador (CGI) a menudo tiene un look que no me convence del todo. No tienen la misma luz que los actores, es como si no tuvieran peso. Me gustan los efectos clásicos (Practical FX), porque no hay duda de que lo que ves en pantalla existe. Una vez dicho esto, cuando el CGI se hace bien puede ser increíble.

Explícanos cuáles son las principales diferencias…

Publicidad

Como me dijo el gran maestro de los efectos visuales Phil Tippett: "Las imágenes generadas por ordenador te permiten recorrer con facilidad un 75% del camino. El 25% restante es increíblemente caro y es donde se puede fallar totalmente”. Sin una base de trabajo artesano, la obra digital acaba precipitándose al vacío. La superposición de las técnicas es la clave. Es la razón por la Jurassic Park sigue siendo una gran referencia después de 20 años. Había un equilibrio entre lo virtual y lo artesano.

Estará el público listo para una película sin criaturas hechas en el ordenador como la tuya. Vamos, como las de antes...

¡Ya veremos! Recuerda, en Harbinger Down prometo que no habrá criaturas CGI. Solo utilizaremos digitales para la composición y embellecimiento.

Alec y su colega Depredador: amigos para siempre. Imagen vía.

¿De dónde sacaste la idea para esta historia?

Este es un proyecto que realmente surgió como respuesta a la desaprobación de los fans de La Cosa (2011). No tengo ningún motivo para ocultar que también es un homenaje a La Cosa (1982) y a Alien. Hay algo de Leviathan (1989), de George P. Cosmatos. Trabajé en esa película y tenía la necesidad de honrar a mi mentor en este oficio, que es Stan Wiston. Pero, además, me gusta escribir personajes, y también metí algo de humor y giros que espero que satisfarán a los aficionados.

Elegiste como protagonista a un icono del género como Lance Henriksen…

Publicidad

Ha sido uno de los rodajes más emocionantes en los que he estado a lo largo de mi carrera. Lance es mi amigo desde hace 30 años y todo el respeto que pueda imponer esta más que superado. Además, se convirtió en el amigo y mentor del resto de los actores jóvenes. Fue su capitán. No me podía haber imaginado una estrella más colaborativa y con tanto talento.

¿De los grandes de la ciencia-ficción y del fantástico a quién prefieres?

En cuanto a directores de género me encantan David Fincher, Ridley Scott, Gore Verbinski y Neill Blomkamp. Pero también disfruto con directores más antiguos, como Frank Capra y Billy Wilder. Los grandes genios de la comedia, según mi punto de vista. Hitchcock dijo que la comedia y el horror son muy similares. Y estoy totalmente de acuerdo con eso.

¿Y las películas de terror que han inspirado tu trabajo?

Alien, La Cosa, El Exorcista, The Ring, Hush Hush Sweet Charlotte, Los Otros, El espinazo del diablo… demasiadas para enumerarlas todas y no dejarme ninguna fuera.

El set de rodaje de Harbinger Down da miedo. Imagen vía.

Desde tus primeras películas, Cocoon o Invasores de Marte,han pasado ya 30 años, ¿cómo recuerdas aquella etapa mítica del cine de género?

Fue una época realmente emocionante. A pesar de que las películas en las que estaba no manejaban un gran presupuesto, no me importaba en absoluto. Estaba haciendo lo que me gustaba. Lo que yo había soñado desde la infancia. Y, por supuesto, estaba trabajando con jóvenes con un gran talento, como James Cameron y Gale Anne Hurd. Me siento muy afortunado de haber comenzado cuando lo hice. Es algo que me ha permitido luego asumir todo lo que aprendí de aquella época y ahora ofrecer a los fans la película que quieren ver.

Aliens, Demolition Man, Starship Troopers…en tu carrera hay títulos de culto, películas de referencia, ¿tú con cuál te quedas?

Eso es como pedirme decidir cuál es mi hijo favorito. ¡Todos son mis hijos y los amo a todos!

Y aún así te ha costado encontrar el dinero para esta película…

Para la primera etapa encontré financiación a través de Kickstarter y de los increíbles fans que nos instaron a asumir la causa de la reactivación de los Practical FX. Después de eso contacté con mi socio de Dark Dunes Productions, Sultan Saeed Al Darmaki. Él es un gran tipo de Abu Dahbi y un fan de toda la vida de las películas de terror y ciencia-ficción. Tiene un conocimiento enciclopédico increíble sobre películas de terror y un entusiasmo sin precedentes por las criaturas creadas a partir de Practical FX. Esta película no se podría haber hecho sin su ayuda.