La aristocracia romana está detrás de uno de los licores más exclusivos del mundo

Amarartis nació en un club para caballeros con sede en un palacete del siglo XVIII y es sorprendentemente barato.
2.3.21
La aristocracia romana está detrás de uno de los licores más exclusivos del mundo
FOTO CORTESÍA DE AMARARTIS

Este artículo se publicó originalmente en VICE Italia.

El año pasado, a finales del 2020, estuve de fiesta en un bar desde el que se veía el Coliseo. Al final de la noche yo ya estaba un tanto afectado, pero Matteo Zed, uno de los bármanes más conocidos de Roma, me ofreció una bebida. Se trataba de un chupito de color caramelo de una botella en la que se veían columnas romanas, símbolos y plantas. El digestivo me entró suavemente por la garganta dejando un toque agradablemente dulce bajo la amargura típica del amaro italiano.

Publicidad

Mientras miraba a la botella ensimismado, Zed me contó que el licor se llamaba Amarartis y que había sido creado para uno de los clubs de caballeros más exclusivos de Roma, Il Nuovo Circolo Degli Scacchi [El Nuevo Círculo del Ajedrez]. La bebida no es muy conocida y tan solo un par de bares y restaurantes de la ciudad la ofrecen. En aquel momento, yo acababa de ver Gambito de dama en Netflix, así que me entró la curiosidad.

Para mi sorpresa, este club no tenía nada que ver con el ajedrez. Es una sociedad privada que se fundó en 1916 tras la unión de dos antiguos clubs de caballeros, el Nuevo Club y el Club del Ajedrez (de ahí el nombre). No obstante, su afamada exclusividad sí resultó ser cierta: los 700 hombres que forman parte de él proceden de la aristocracia romana, de círculos académicos y de otras élites. El club mantiene lo que ocurre dentro en privado: me dijeron que a los miembros les gusta leer el periódico, comer juntos o organizar encuentros.

Durante un tiempo, los miembros del club quedaban en diferentes lugares de los edificios más bonitos de Roma. Así fue hasta que, en 1990, se asentaron en el Palacio Rondinini, antigua residencia del conocido coleccionista de arte Giuseppe Rondanini, en pleno centro de la ciudad. En el palacete solía estar la Piedad Rondanini, la última obra de Miguel Ángel antes de morir en 1564. Hoy día, se encuentra en el Castillo de los Sforza en Milán.

circolo scacchi roma .jpg

PALACIO RONDANINI. FOTO CORTESÍA DEL NUOVO CIRCOLO DEGLI SCACCHI

El Amarartis es la creación de los dos camareros del club, Claudio Summa y Andrea Disperati, que diseñaron el digestivo cuando los miembros comenzaron a pedir un triple después de comer. Quedé con ellos en un Palacio Rondanini totalmente vacío, a causa de las restricciones por la covid. “La idea era ofrecer un producto exclusivo y artesanal”, dijo Summa mientras paseábamos por una habitación decorada con cuatro estatuas romanas del siglo IV a. C. Las habitaciones del siglo XVIII eran tan opulentas como cabe imaginar y estaban repletas de cuadros, puertas talladas, pasadizos secretos y estatuas neoclásicas.

Summa estudió farmacia y Disperati es todo un veterano del mundo de la mixología. El Amarartis nació como una mezcla de los intereses de ambos. “Utilizamos muchas plantas del Lacio, además de algunas de las mejores hierbas del mundo”, dijo Summa. El licor final es una combinación de casi 30 raíces, plantas, hierbas, cortezas y flores con un complejo sabor amargo. “Tardamos un año en acabar el producto”, dijo Summa.

Amarartis.jpg

EL AMARARTIS SE PUEDE SERVIR EN FRÍO O A TEMPERATURA AMBIENTE. FOTO CORTESÍA DE AMARARTIS

El proceso de destilación es bastante complicado. Primero, los ingredientes vegetales (como la camomila romana, el ruibarbo chino, la genciana francesa y el cardamomo ceilanés) se dejan en remojo nueve veces. “Después, hacemos una infusión de caramelo con todas las plantas medicinales”, dijo Summa. Entonces, se filtra el brebaje a la vieja usanza, utilizando un paño de lino. Por último, se combinan los líquidos antes de dejarlos reposar en la oscuridad durante dos semanas. En total se tardan dos meses en preparar el licor y solo se producen 1500 botellas al año.

Desde su estreno en 2019, el licor se popularizó rápidamente entre sus miembros, que querían comprarlo para llevárselo a casa. Fue entonces cuando Summa y Disperati comenzaron a embotellarlo y venderlo con el nombre Amarartis. Obviamente, para conservar su exclusividad, la versión a la venta en el Nuevo Club del Ajedrez se llama Amaro del Circolo y se vende en una botella diferente, aunque la receta es la misma. Si quieres comprar una botella, puedes contactar directamente con Amarartis a través de su página web. El precio es bastante razonable, solo 26 euros la botella, pero los pedidos pueden tardar porque hay existencias limitadas.

Mientras me bebía el amaro en la barra de madera oscura del bar del Palacio Rondanini, me sentí rico e incluso importante por un momento. Después tomé el tranvía de vuelta a casa y todo volvió a la normalidad.

Seguí a Andrea su Instagram


Segui MUNCHIES su Facebook e Instagram