Collage por Lia Kantrowitz; Imágenes vía autor
Collage por Lia Kantrowitz; Imágenes vía autor
Actualidad

La cultura 'scene' de MySpace no ha desaparecido, solo se cambió a TikTok

Los adolescentes están reviviendo la subcultura en línea conocida por traer el cabello teñido, usar cinturones con estoperoles y ropa neón, esta vez para obtener likes en lugar de llegar al Top 8 de sus amigos.
Bettina Makalintal
Brooklyn, US
DS
traducido por Daniela Silva
21 Febrero 2020, 5:32pm

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Mad Molly, de diecinueve años, era demasiado joven para MySpace (espacio que alcanzó su punto máximo en 2008) pero por su estilo podríamos pensar lo contrario. Con su colorido cabello, ropa neón y una selección de cinturones con estoperoles, Mad Molly, quien eligió ese nombre porque "suena cool", se parece a las icónicas reinas de la plataforma que se teñían el cabello, usaban ropa de colores llamativos y se tomaban selfies desde arriba, un estilo que estableció un nuevo nicho de adolescentes alternativos a mediados de los 2000 hasta principios de los 2010. Sin embargo, en lugar de acumular amigos para llegar a estar en su Top 8, Mad Molly ha dejado su huella en Instagram, TikTok y YouTube.

En Instagram, entre otras cosas, Molly publica selfies que provocan comparaciones obvias con Avril Lavigne. En YouTube comparte videos de "Cómo ser s_cene_ en 2020", "La línea del tiempo de mi cabello s_cene_" y "Outfits scene/emo: verano". Pero TikTok es donde Mad Molly realmente ha tenido éxito, acumulando más de 350.000 seguidores (hasta el momento en que se escribió este artículo). En la plataforma centrada en la música, sube videos bailando al ritmo de Brokencyde con mechas coloridas en el pelo y burlándose de la pregunta, "¿Por qué quieres ser [una] reina scene en 2020?

En ausencia de MySpace, los chicos scene son menos visibles, pero Mad Molly quiere recordarle a la gente que siguen presentes. "Todos los chicos scene originales parecen haber pasado de esta cultura a otros tipos de moda, simplemente para conseguir trabajo, o tal vez porque ya no les gustaba esa apariencia", le dijo a VICE. "Como sea, todavía hay chicos scene incluso en 2020. ¡Todavía no nos extinguimos!".

Mad Molly se ha convertido en una de las caras más reconocidas en el renacimiento del scene en TikTok, con uno de los mayores números de seguidores en el nicho. Allí, el hashtag #twentyninescene se hizo viral el año pasado de la mano de #rawring20s, que tiene más de 12 millones de visitas. Si navegas por la página de TikTok, For You, seguro aparece cualquiera de los dos. MySpace murió, pero la subcultura scene no: los chicos y las reinas scene simplemente encontraron nuevas plataformas.

Si bien TikTok se asocia mejor con los e-boys y e-girls que marcan "el futuro de la subcultura", como lo expresó Rebecca Jennings de The Goods by Vox, la plataforma también ha dado visibilidad a las subculturas en línea de años pasados.

El primer encuentro de Molly con la cultura scene fue en Hot Topic. "Tenían el cabello teñido y usaban tutus de arcoiris con jeans ajustados y me parecían las chicas más bonitas que había visto", dijo. En ese momento, tenía alrededor de 13 años. Desde ahí, comenzó a ver videos de cómo teñir el cabello en YouTube y eso la llevó a Jeffree Star, un ícono scene antes de convertirse en un magnate de la belleza de YouTube, y a MintyOreos, que hacía tutoriales de cabello.

Para Molly TikTok es la mejor forma de hacer visible su estilo scene. "Me gustaría ayudar a personas más jóvenes que no entienden la diferencia entre scene, emo y e-girl/e-boys, porque eso era parte de la historia de la moda y la música y puede volverse popular de nuevo en un futuro, como los 90 que volvieron a estar de moda ", dijo. "Ser scene ha sido muy divertido para mí solo por la forma en que puedo expresarme y encontrar otras personas con ideas afines".

La subcultura scene puede no ser tan grande como lo era hace 10 años, pero Mad Molly no está sola en este redescubrimiento.

Bajo el usuario de @midnightalone_21, Gaby, de 18 años –que adoptó el estilo scene cuando tenía 13 años en un intento de llamar la atención de su crush– hace TikToks de lip syncing y bromea sobre su cabello teñido. Según Gaby, la subcultura scene está regresando, especialmente en Instagram y TikTok. Sus seguidores respaldan esta afirmación: ahora tiene más de 30.000 seguidores en TikTok y 35.000 en Instagram, muchos de los cuales, según ella, la siguen principalmente por su estilo.

"Este estilo se me hace increíble. [...] He intentado elegir diferentes expresiones pero no puedo cambiar; siempre vuelvo a lo scene", le dijo a VICE. "Lo que más me gusta es el cabello, es lo que me hace ver como una chica scene y atraer a otras personas".

Sara, de dieciocho años, se hace llamar Sara Skellington en YouTube. Le dijo a VICE que aunque estaba familiarizada con los chicos scene de MySpace, tampoco le tocó participar por su edad. En cambio, después de que sus amigos le enseñaron esta subcultura cuando tenía alrededor de 10 años, "creció" con ella. Al igual que Molly y Gaby, ella usa una combinación de plataformas para mostrar su moda y su "estilo de vida como una chica scene/reina scene, especialmente porque MySpace no es tan popular como solía ser", dijo.

Juntas, Sara y Gaby son parte de un canal colaborativo de YouTube llamado "The Sinn Kids", que publica vlogs, compilaciones de TikTok y portadas de canciones que giran en torno al emo, lo scene y la cultura alternativa. "Queríamos ser un grupo al que pudieran admirar las personas de la comunidad", dijo Sara.

Para Molly, Sara y Gaby, hay una delgada línea entre "chicas scene" y "reinas scene". Aunque Gaby se identificó con ambos indistintamente, sugirió que ser una reina scene implica ser un poco más "cool" que simplemente ser una chica scene. Para Molly, hay poca diferencia, salvo por el hecho de que las reinas scene suelen ser "famosas en MySpace", le dijo a VICE. "Supongo que me gusta fingir que soy una reina scene solo por diversión".

A mediados de los 2000, cualquier persona con suficiente spray y tinte para el cabello podía ser un chico scene, pero "reina scene" era un título más raro y más aspiracional. En MySpace, los primeros íconos de Internet como Audrey Kitching, Kiki Kannibal y su hermana Koti, Hanna Beth Merjos, Raquel Reed, Zui Suicide y Jac Vanek tenían muchísimos amigos y todo el mundo quería imitar su aspecto exagerado y sus conexiones musicales. En ese entonces, sin tantas plataformas de redes sociales, las reinas scene se sentían como una de las subculturas más grandes en Internet.

En la era actual de influencers y plataformas en línea, las reinas scene de MySpace se sienten pintorescas. Ser famoso en Internet era el objetivo final en MySpace, donde lo máximo que uno podía hacer era tratar de reunir la mayor cantidad de amigos posible. Aunque Kitching, Merjos y Vanek seguramente provocaron la compra de imitaciones de pañuelos, tiaras y bikinis dorados de American Apparel, las reinas scene no hacían mucho más que presentar una estética. Ese tipo de influencia ahora parece inocente.

Obtener seguidores en línea ahora es mucho más alcanzable, y los influencers han demostrado que no se necesita un look atrevido o una gran personalidad para hacer una marca y cosechar recompensas en la vida real gracias a su éxito en línea. La cultura influyente podría incluso sugerir, por el contrario, que ser lo más básico posible produce el mayor éxito. Sin embargo, con su temprano encuentro con la fama en línea, tiene sentido que las antiguas reinas scene se hayan convertido, según la terminología actual, en meros influencers.

Kitching vende "lujos sustentables" a través de la marca Crystal Cactus, un negocio que ha generado acusaciones de fraude. Kiki Kannibal, cuya experiencia en línea fue mucho más aterradora de lo que los fanáticos y los haters podrían haber imaginado, ocasionalmente hace videos de YouTube, mientras que la hermana Dakota Rose ahora modela en Tokio. Hanna Beth Merjos promueve kits de blanqueamiento dental y cajas de belleza en Instagram, y Jac Vanek vende camisetas con gráficos y tiene un podcast.

Ahora el Internet es mucho más concurrido de lo que era en los 2000, y en presencia de tantas culturas diferentes en línea, ser una reina scene parece ser más una forma de expresar cómo se ven así mismos que el nivel de estatus que antes proporcionaba el Internet. Sin embargo, para las reinas scene, plataformas como TikTok, Instagram y YouTube ofrecen un lugar para jugar con sus identidades y estilo, y para ser ellas mismas y encontrar una comunidad.

"Para mí ser una reina scene significa que no tengo miedo de ser diferente y no tengo miedo de exponerme", dijo Sara. "La gente dice muchas cosas hirientes, pero al final del día, solo debes ignorarlos y estar en esta subcultura me hace feliz y eso es lo único que importa".

Sigue a Bettina Makalintal en Twitter.