Salud

Cómo olvidar el contenido violento que vemos en internet

Es horrible ver imágenes violentas en internet, especialmente por error. Aquí te decimos cómo sacarlas de tu cabeza.
Katie Way
Brooklyn, US
DS
traducido por Daniela Silva
27.4.21
Foto de una mujer joven que parece estresada mientras trabaja en una computadora portátil en casa por la noche
Foto de mapodile vía Getty Images   

Solo vi la cara del hombre por un segundo. Fue mi culpa; estaba aburrido y fui lo suficientemente tonto como para navegar por una cuenta de Instagram de animales exóticos cuando me apareció la siguiente leyenda: "ADVERTENCIA: ¡este cazador acaba de sobrevivir al ataque de un oso!". Todavía me acuerdo, esos trozos de carne colgando, y él levantando el pulgar hacia arriba... Ugh. Ojalá nunca lo hubiera visto.

Publicidad

El internet está lleno de contenido violento. Te guste o no, es muy probable que te expongas a eso tarde o temprano, especialmente en un momento en que los videos de ataques brutales contra asiáticos o redadas policiales en campamentos para personas sin hogar se vuelven virales con regularidad. Estas escenas son terribles de ver, y el miedo y el disgusto que provocan pueden ser difíciles de olvidar.

Cuando se combina con racismo, sexismo, homofobia o transfobia, esta violencia puede ser aún más dañina para los miembros de estos grupos marginados. Un estudio de 2018 publicado en The Lancet encontró que los adultos negros en Estados Unidos experimentaron efectos negativos significativos en su salud mental después de ver videos de personas negras desarmadas siendo asesinadas por la policía, incluso sin tener un "vínculo directo" con estas personas.

Según Sheryl Ankrom, directora de servicios clínicos de Lifeline Behavioral Healthcare, un centro de salud mental en Illinois, el trauma personal juega un papel importante en desencadenar la reacción a las imágenes en línea: “Cuando las personas marginadas van a ver una imagen que se relaciona con un grupo con el que se identifican, tendrán una reacción mucho más fuerte".

“Cuando vemos imágenes violentas y las percibimos como perturbadoras, se desencadena una respuesta de ‘lucha y huida’", continúa Ankrom. Según ella, factores como los niveles de estrés actuales o la capacidad de separar las cosas juegan un papel importante en estas respuestas. Estas imágenes pueden causar estragos: los moderadores de contenido de Facebook han afirmado que la exposición repetida a contenido violento en la plataforma, incluidas violaciones y suicidios, los ha llevado a desarrollar síntomas de trastorno de estrés postraumático. Incluso demandaron a Facebook, que tuvo que pagarles 52 millones de dólares en daños en mayo de 2020.

Publicidad

Entonces, ¿qué podemos hacer para borrar este tipo de imágenes de nuestra memoria? A continuación, te mostramos algunas estrategias que pueden resultar útiles.

Empieza por tratar los síntomas físicos.

En el momento, una imagen violenta puede provocar síntomas tanto físicos como psicológicos. Debemos ocuparnos de los primeros antes de abordar los segundos. Inmediatamente después de ver una imagen que desencadena una respuesta de miedo severo, tu respiración se volverá superficial y tus músculos se tensarán, dos cosas que le dicen a tu cerebro que inunde tu sistema con adrenalina y otras hormonas para prepararte para la supervivencia. “Te da una oleada de energía y fuerza para prepararte para hacer lo que tienes que hacer para sobrevivir a lo que está sucediendo”, explica Ankrom. Pero, obviamente, en este caso, este no es un mecanismo necesario”.

Por lo tanto, es importante tratar de calmarse: respira profundamente y relaja los músculos. “Queremos que el cerebro sepa que todo está bien. Luego este comienza a liberar sustancias químicas que nos ayudan a relajarnos. Por supuesto, lo ideal es combinar esto con un diálogo interno reconfortante, pero si es demasiado en este momento, respirar profundamente es la mejor manera de ayudarte a recuperar el control.

Da un paso atrás, literal y figurativamente.

Si es posible, apaga la computadora o cierra la aplicación del teléfono en el momento en que veas un indicio de violencia que te moleste. Incluso si es demasiado tarde, lo mejor que puedes hacer es alejarte físicamente de la situación. "Inmediatamente después de experimentar algo perturbador, debes alejarte de ese disparador", dijo Ankrom. Aléjate del dispositivo, no vuelvas a ver esa imagen y sal a caminar".

Ankrom también recomienda escuchar música que te guste, ver tu programa de televisión favorito o incluso llamarle a un amigo que pueda ayudarte a conectarte a la realidad física de nuevo; cualquier cosa que pueda ayudar a superar el horror y el disgusto inmediatos puede hacer que sea más fácil lidiar con estos sentimientos en el futuro.

Bloquea los pensamientos intrusivos.

Una vez que hayas lidiado con tu reacción inicial, es probable que la imagen que te conmovió se quede en tu mente por un tiempo. Según Ankrom, es normal que esta imagen resurja en tu cerebro durante varios días o incluso semanas después de verla por primera vez. "No siempre es posible evitar estos pensamientos porque a menudo son intrusivos y se vuelven automáticos", dice. Hay un desencadenante, un recuerdo de la experiencia, que hace que se repita la respuesta al estrés”.

Ankrom sugiere bloquear esos pensamientos, una técnica que, según ella, no es 100 por ciento efectiva. La interrupción del pensamiento es cuando te encuentras rumiando un tema y tomas la decisión consciente de interrumpir esos pensamientos, gritando “¡Alto! " si es necesario. "Es difícil, pero cuanto más puedas redirigir tus pensamientos, más fácil y automático se volverá".

Publicidad

También sugirió algunos consejos físicos, como la relajación muscular progresiva, para contrarrestar la respuesta al estrés del cuerpo tenso, y recomendó cuidarse, adoptar un horario regular para comer, dormir y hacer ejercicio. Si la respuesta de estrés agudo al recordar la imagen perturbadora no desaparece durante el próximo mes, puede ser útil buscar ayuda profesional para comprender por qué te sientes bloqueado o atrapado.

Configura tus aplicaciones y buscadores.

Evita los videos violentos desactivando la reproducción automática en plataformas como Twitter, Facebook y Reddit o en navegadores como Firefox, Microsoft Edge y Safari. En Instagram, presta atención a las advertencias de "contenido sensible" y no hagas clic. También puedes, y lo digo con amabilidad, obligarte a tomarte un descanso de las redes sociales, o al menos de las plataformas donde es más probable que te encuentres con contenido perturbador.

También puede ser buena idea pedirle a tus seres queridos que no te envíen contenido desencadenante. Si bien la mayoría de las personas, especialmente las más cercanas a ti, tienen buenas intenciones cuando te mandan la noticia de alguna tragedia, hazles saber que sus acciones podrían conducirte inadvertidamente hacia lo que debes evitar ver.

Por último, pregúntate por qué podrías tener la tentación de buscar estas imágenes de vez en cuando, o si hay algo que te impulse a hacerlo. Hemos pasado gran parte del año pegados a nuestras pantallas, viendo cómo se desarrollan eventos horribles en internet, que a veces sentimos que presenciarlas era la única forma en que podíamos ayudar a las personas que realmente las experimentaban: viendo cómo los números de COVID aumentaban cada vez más o cómo golpean a gente en las calles y en el transporte público. Libérate de tener que mirar las cosas que te lastiman. Evitar imágenes violentas no es lo mismo que taparse los oídos y aislarse del mundo; se trata solo de mantener la cordura para que puedas luchar otro día cuando te sientas más fuerte.

Sigue a Katie Way en Twitter.