Britney fue espiada por órdenes de su padre, alega documento

Una petición para destituir a Jamie Spears como el tutor de la estrella del pop presenta acusaciones inquietantes no reveladas anteriormente.
Drew Schwartz
Brooklyn, US
ÁG
traducido por Álvaro García
Britney Spears
Foto por C Flanigan / Getty Images

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

Britney Spears ha querido retirar a su padre al frente de su tutela durante años. El lunes tomó una medida legal audaz que finalmente podría convertir ese sueño en realidad.

El nuevo abogado de la estrella del pop, Mathew Rosengart, presentó una petición en la Corte Superior de Los Ángeles para destituir a Jamie Spears como el tutor del patrimonio de Britney. (Jamie ha ocupado ese puesto, que le permite controlar cómo se gasta cada centavo de la fortuna de alrededor de 60 millones dólares de Britney, durante cerca de 13 años). Rosengart le pidió a Jamie que renuncie voluntariamente como tutor o que no impugne la petición, lo que despejaría el camino para que el juez lo reemplace con rapidez. Pero Jamie ha señalado que no abandonará la tutela de su hija sin una pelea. Si impugna la petición, Rosengart le ha pedido a la corte que destituya a Jamie como tutor de Britney y lo reemplace por el fiduciario profesional independiente, Jason Rubin.

Publicidad

Si bien expulsar a Jamie sería una victoria en sí misma, también podría ser un gran paso hacia la conclusión total de la tutela de Britney. Si Rosengart puede sacar de la ecuación a Jamie, que parece decidido a mantener la tutela, le resultará más fácil eliminarla, algo que tiene la intención de hacer a futuro.

“Bien podría llegar un momento en que se realice una petición a la Corte para que considere si la tutela debe terminarse en su totalidad”, escribió Rosengart en la petición del lunes. “Esta Petición no le pide a la Corte que aborde estos temas hoy”.

La petición también resultó sorpresiva porque arroja nueva luz sobre cómo Jamie ha controlado la vida de su hija desde 2008. Detalla supuestos abusos mentales, físicos y financieros cometidos por Jamie, que no habían sido revelados previamente.

La petición completa, que incluye declaraciones de apoyo de la madre de Britney, Lynne Spears, y una de sus tutoras, Jodi Montgomery, tiene poco más de 120 páginas. VICE revisó el documento y encontró algunas de las revelaciones más incriminatorias:

Jamie supuestamente le pidió a un médico darle litio a Britney y obligarla a ingresar a una clínica de salud contra su voluntad

En un discurso corrosivo que Britney pronunció en la corte el 23 de junio, afirmó que fue castigada después de oponerse a una coreografía particular en su residencia en Las Vegas y posteriormente expresar su deseo de abandonarla por completo. En lo que describió como un acto de retribución, su psiquiatra le prescribió litio y poco después la obligaron a asistir a un programa de rehabilitación en contra de su voluntad, dijo. El testimonio de Britney no dejó claro quién tomó ambas decisiones, pero la petición del lunes culpó directamente a Jamie.

En su declaración de apoyo, Lynne Spears escribió que en la época del incidente en Las Vegas, Jamie había contratado a un “médico deportivo para mejorar el rendimiento” de Britney. Fue ese médico quien, bajo la dirección de Jamie, le recetó el litio, a pesar de que ella “no quería tomarlo” y que Lynne y “muchos otros” pensaron que darle litio a Britney era totalmente inapropiado”, escribió Lynne.

Publicidad

“Fui testigo de cómo aquel médico, con el conocimiento y el apoyo del señor Spears, obligó a mi hija a ingresar a una clínica de salud contra su voluntad, donde la amenazaron con castigarla si no se quedaba para recibir un tratamiento médico al que no quería someterse”, detalló Lynne.

En la petición del lunes, Rosengart se basó en el testimonio de Lynne para hacer eco de una acusación que Britney ha hecho en repetidas ocasiones: que Jamie ejerció su poder como el tutor de su hija para castigarla por desobedecerlo, usando medicamentos y hospitalizaciones como armas.

“El mensaje que la señora Spears recibió de su padre fue claro”, escribió Rosengart. “No tenía voz; no tenía control ni autonomía; y tenía que hacer lo que le decían o, de lo contrario, considerarían una vez más que ‘no está cooperando’ y le prescribirían más medicamentos en contra de sus deseos”.

Jamie supuestamente reclutó a miembros del círculo interno de Britney para espiarla

En su declaración de apoyo, Lynne describió cómo Jamie ejerce un “control absolutamente microscópico” sobre la vida de Britney. Según Lynne, mantiene ese control seleccionando a las personas más cercanas a Britney para que sirvan como espías de facto, quienes lo mantienen actualizado sobre cada movimiento de la estrella del pop.

“El señor Spears se ha valido de los miembros del personal doméstico de la tutelada, los asistentes médicos presentes en su hogar y su propio equipo de seguridad para reportarle todos y cada uno de los detalles de cada acción que tiene lugar en el hogar y la vida de la tutelada”, escribió Lynne. “Tal escrutinio es agotador y aterrador, como vivir bajo custodia”.

Publicidad

La relación de Jamie y Britney ha sido mala desde hace tiempo. Un altercado que Jamie tuvo con su nieto la “destruyó” 

Lynne también escribió que los sentimientos de Britney hacia su padre se han “reducido a nada más que miedo y odio” en este punto, debido a su “completo control sobre ella, su desconfianza, su coacción, sus “negociaciones” con ella sobre lo que puede y no puede hacer debido a la recompensa o castigo que él esté dispuesto a imponer, sus constantes amenazas y su toma de decisiones sobre todos los aspectos de la vida de Britney”. Lynne agregó que su relación tocó fondo en 2019, cuando Jamie supuestamente derribó una puerta cerrada y “sacudió violentamente” a su nieto de 13 años, Sean Spears.

“De las acciones que solidificaron el fracaso de la relación de mi hija y el señor Spears, el altercado físico entre el señor Spears y los hijos menores de la tutelada, mis nietos, fue quizás el más atroz e imperdonable, y con toda razón destruyó lo que quedaba de la relación entre ellos”, escribió Lynne.

Jamie ha ganado millones de dólares con la carrera de Britney, pero Rosengart dice que nunca tuvo derecho al dinero

Además de un estipendio mensual de 16.000 dólares y 2.000 adicionales por mes para “gastos de oficina”, Jamie ha recibido parte de los ingresos de las giras y residencias de Britney durante años. Según los reportes, recibió el 1,5 por ciento de los ingresos brutos de la residencia de varios años de Britney en Las Vegas, que generó 137,7 millones de dólares solo en ventas de taquilla, lo que deja a Jamie con un pago estimado de 2,1 millones de dólares, según la petición. De acuerdo con el documento, también se quedó con el 2,95 por ciento de los ingresos brutos de la gira “Femme Fatale” de Britney en 2011, ganando un estimado de 500.000 dólares. Pero Rosengart argumenta que Jamie no tenía derecho al dinero.

“Aunque es común que los managers, agentes y otros profesionales de la industria reciban un porcentaje de las ganancias de un artista, el señor Spears no ocupa ninguno de esos cargos”, escribe Rosengart. “Es un tutor y, como tutor, su papel es soportar la carga de la tutela, en lugar de beneficiarse de ella”.

Publicidad

Britney no ha tenido “ningún control” sobre los contratos firmados en su nombre, afirma la petición

Desde 2011, Britney ha lanzado cuatro álbumes y ha dado más de 450 conciertos, generando cientos de millones de dólares en ganancias a lo largo del camino. Pero nunca tuvo voz en los acuerdos en los que participó o cómo se estructuraron, según la petición.

“De manera perversa, todo este tiempo, mientras ella trabajaba y tenía un desempeño extremadamente bueno, arduo y meticuloso —y generaba ganancias sustanciales para otras personas—, la señora Spears no ha tenido control sobre qué contratos se han firmado en su nombre y qué la han comprometido a hacer o realizar dichos contratos”, escribe Rosengart. “Peor aún, todo lo anterior ocurrió sin tener en cuenta si ella (el talento, el sostén de la familia y la estrella) quería presentarse”.

Rosengart amenazó con presentar un caso separado contra Jamie 

En una audiencia judicial el 14 de julio, Britney prometió que emprendería acciones legales contra su padre. La estrella del pop dijo que quería que lo investigaran por abuso de tutela y en la petición del lunes, Rosengart apoyó esa amenaza.

“Abundan las preguntas serias sobre la posible mala conducta del señor Spears, incluidos los conflictos de intereses, el abuso de la tutela y la evidente disipación de la fortuna de la señora Spears, que el señor Spears ha controlado efectivamente desde 2008”, escribió Rosengart.

Rosengart citó un artículo de Forbes que describía el patrimonio neto de Britney como “sorprendentemente bajo” en comparación con otras estrellas del pop. Culpó de eso a Jamie, deteniéndose justo antes de acusarlo de estafar a su hija para tomar su dinero.

“Bien podría llegar un momento en que la Corte tenga que considerar si —además de despojar a su hija de su dignidad, autonomía y ciertas libertades fundamentales— el señor Spears también es culpable de malversación que justifique la imposición de recargos, daños u otra acción legal en su contra”, escribió Rosengart.

Sigue a Drew Schwartz en Twitter.