Quantcast
¡Encontramos el cómic en el que se basó ‘Al Salir de Clase’!

Los personajes de "la banda del bate" se inspiraron en 'La Mocopandilla', que forma parte de 'Subterfuge Comix'. Nos lo cuentan Koldo Serra y Joaquín Ladrón, dos de los autores de esta antología fanzinera.

Los personajes de 'La Mocopandilla' sirvieron de inspiración para la serie juvenil 'Al Salir de Clase', según su autor.

Paco Alcázar, Elreydespaña, Daniel García y Miguel Ángel Martín tienen en común que 1) dibujan buenas barbaridades , 2) están entre nuestros historietistas favoritos de la infancia y 3) forman parte de la antología 'Subterfuge Comix' (Autsaider), junto al resto de autores reclutados en los noventa por el sello discográfico que nació como un fanzine en papel. El cineasta Koldo Serra y el músico y dibujante Joaquín Ladrón estaban allí garabateando cuando se crearon el medio centenar de títulos reflejados en este recopilatorio de terror niñato, gore castizo y humor salvaje. Les citamos para hablar de aquellos tiempos en que los tebeos se vendían como artículos prohibidos dentro de bolsas negras de plástico y nos han regalado una exclusiva: "la banda del bate" de 'Al Salir de Clase' se inspiró en las viñetas de 'La Mocopandilla'.

VICE: Debajo del título pone: "25 años más allá del underground". ¿Cuánto hace que no os veis?

Koldo Serra: Pues hace ya unos añitos. La última vez no existía el móvil tal como lo conocemos. Todavía le recuerdo con su melena al viento y sus gafas, su chupa vaquera y los pantalones pitillo. Bueno, creo que sigue igual.

Joaquín Ladrón: Podríamos salir en un programa de esos de reencuentros, del tiempo que hace que no nos vemos. Siempre estás viajando. Viajas más que Marco y Willy Fog juntos. Echo de menos hacerte el numerito del padre Karras y me gustaría pinchar contigo y con Borja Crespo.

Koldo: Sería la hostia, los tres en plan Línea Tremenda DJ Set. De hecho fue Crespo quien nos juntó. Éramos unos gañanes que le dábamos al lapicero dibujando guarradas y cosas violentas, y él nos pulió y sacó el diamante interior. Como una especie de profesor Charles Xavier.

Ladrón: Como una especie de Charles Manson de Algorta.

Contadnos, ¿qué era aquello de la Línea Tremenda?

Ladrón: Pues yo fui el primero en llegar a la oficina de Subterfuge. Cuando empezaron a salir mis cómics y propuse hacer un número sólo de cómics: el 'Especial Comix Brutal', que coordinamos Carlos Galán, El Rana y yo. En ese momento entraron Borja y Enrique Lorenzana y Borja trajo a Koldo y sus cómics de una abuela asesina en patinete. Aquello es lo que se denominó la Línea Tremenda. La última revolución en el cómic underground del país (aún no superada).

Koldo: Yo flipaba con los cómics de Ladrón y sus portadas de singles y carteles. Lo que no esperaba es que en persona fuera la versión satánica del cruce entre Slash. Tamariz y Otto el de Los Simpson. Pero siempre quise trabajar junto al creador de 'La Mocopandilla', que hasta influyó en 'Al Salir de Clase'.

¿En 'Al Salir de Clase'?

Ladrón: Sí, Enrique acaba de hacer el cartel de la peli 'Nada en la Nevera' y tenía que ir a firmar una cosa a los Estudios Picasso. Borja nos pidió que lleváramos cómics y las camisetas que después llevaban los actores de 'Al Salir de Clase' y, al mes, me llama Enrique descojonado: " ¡Oye, jambo! ¿No te parece mosqueante lo de 'la banda del bate'? Lo han pillado de 'La Mocopandilla' y no nos dan ni un duro". Y así fue, porque nos lo corroboró después un mensajero. Los penosos guionistas de esa serie fusilaron nuestros cómic. Pensamos en emprender acciones legales pero nos dijeron: "¿En serio queréis que se os asocie con esa mierda para niñatas?".

Koldo: O sea, que podemos decir que eres uno de los guionistas de 'Al salir de clase'. ¡Jajaja!

Ladrón: Pues tú acabaste dirigiendo al Bolo, uno de los personajes de 'Al salir de clase' que están basados en mi cómic. Recuerdo que Dani Martín, el de El Canto del Loco, salía junto a él.

Koldo: Dirigí al Bolo y a muchos más de la serie. Si tuvo algo bueno es que fue una gran cantera para muchos actores y actrices.

Pero 'la banda del bate' era una versión light de la Mocopandilla ¿no?

Ladrón: Sí, una versión descafeinada y descolorida para pijillas que se hacían dedos con Eros Ramazzoti. 'La Mocopandilla' sorprendió a los mismísimos Stooges. Cuando conocí a Mike Watt y a Steve Mackay, les di un libro y les encantó el dibujo de Iggy con la polla fuera, sin cejas y haciéndose cortes. Les enseñé también 'La Mocopandilla' y fliparon. ¡Y se acordaban de un cómic que hice con Ron Asethon muriéndose!

¿Los Stooges te reconocen y Vaquerizo no se acuerda de ti en su reality?

Koldo: ¡Jajaja! Esa fue la última vez que vi a Ladrón. En la tele. En el programa de Mario y Alaska. De repente coincidían en su curro.

Ladrón: Es verdad. Rodaban en la Fnac y Mario me preguntaba algo sin saber de primeras que era yo. Le dije: "Ya no te acuerdas de mí. Soy Ladrón". Y contestó: "¡Coño, Ladrón!". Después lo arregló diciendo que era seguidor de mis ilustraciones en la revista Ruta 66 y me pidió un disco de Rihanna. También hablamos de Subterfuge, porque él empezó haciendo fotocopias en la oficina.

Koldo: Yo no coincidí mucho con Mario por la ofi, sólo algunas veces estando en el despacho de Borja.

Los cómics de Koldo Serra llegaron a venderse en México dentro de bolsas negras de plástico por su contenido explícito.

¿Has pensado en meter a Ladrón en alguna de tus películas, Koldo?

Koldo: Ahora voy a rodar una sobre el bombardeo de Gernika, y el look de Joaquín no pega mucho para hacer de Von Richstoffen.

Ladrón: Koldo no me quiere pero salí en Hooked Up, de Pablo Larcuen, la primera peli rodada íntegramente con un iPhone. Haciendo de barman. Siempre pensé que Koldo metería algunas de nuestras experiencias de la época Subterfuge en sus pelis de terror psicológico. Como el concierto del cantante de Gigolo Aunts en el que le chafamos el bis pidiéndole "Higway to hell" y cagándonos en su puta calavera. Menos mal que aún no existía YouTube.

Koldo: Todo ese material lo reservo para mi gran masterpiece. Ya por aquel entonces Ladrón estaba muy vinculado al mundo musical y a Crespo y a mí nos daba más por el cine. Nuestra vida no ha cambiado mucho. Quizá en la parte económica, por aquello de poder pagarse uno los vicios, pero la mismas aficiones: música, conciertos, juergas, cine, cómic y demás. Y la casa llena de mierdas fetichistas.

¿Seguís en contacto con el resto de artistas de 'Subterfuge Comix'?

Ladrón: Sí, algunos son padres y todo, como Pedro Tembury que no cabe en su gozo. Otros son separados que curran de camareros. Tendrían que hacer muñequitos nuestros de Bandai o de Bizak. Inigualables.

Koldo: Es que al final a la gente del cómic te la vas encontrando a menudo. Sobre todo en las cosas que organiza el Tío Creespy. Si no es el GRAF, es una pinchada o una charla. Al que más suelo ver además de Crespo es a Miguel Ángel Martín.

Ladrón: Martín ya tenía una carrera importante y reconocida cuando se unió a nosotros. Encajó perfectamente y nos animó a ir más allá. Al principio recibíamos muchas antipatías porque nos decían que éramos muy bestias dibujando. Nos llegaban amenazas de feministas, fachorros, rojos... en un stand del Festimad nos tiraron pintura. Éramos como los dadaístas. Contra todo y contra todos.

¿Tan macarras erais?

Koldo: Hombre, "Línea Tremenda". ¿Qué esperaban con ese nombre? ¿Heidi? Recuerdo un recopilatorio que se vendía en México con unas historias que habían sido publicadas en Subterfuge y la revista Dogway. Tenían sexo y, sobre todo, violencia. Parece ser que el contenido explícito era demasiado cañero para las librerías de allí porque sólo se podía vender dentro de una bolsa de plástico negro.

Ladrón: Y en Alemania vendían bajo manga fotocopias de 'La Mocopandilla' a precios muy altos. Por eso la recopilación de 'Subterfuge Comix' refleja tan bien esa época. Los cómics no han perdido fuerza, incluso han ganado, y la facturación técnica es muy buena. Hay una cosa que al final no salió en su día en una serie que iba a hacer Subterfuge y se publica ahora. Es mi disco de 'Ladrón y las serpientes de Marte' y podéis echarle un ojo en el bandcamp.