Campaña Apruebo Nueva Constitución Chile - Mila Belén
Foto de portada: Peinado del Apruebo, de Mima Zamall.
Actualidad

La campaña pop en Chile para aprobar una nueva Constitución

Cortes de pelo, un tren de avengers folclóricos, murales, cicletadas y toda clase de merchandising forman la campaña por el Apruebo. Encuestas estiman que cerca del 70% votará por esta opción en el plebiscito de este domingo 25 de octubre.
23.10.20

El Apruebo no es sólo un slogan; es un universo, un Chile alternativo, dotado de su propia y extravagante fauna y flora. Lo habitan hombres y mujeres de todas las edades, personas encapuchadas de plumas, allendes, spidermans, gladys marín, gabrielas mistral, pedros lemebel y perros callejeros. El Apruebo está escrito en calles y playas del país. Se ha impreso en mascarillas, banderas, pines, tazas, poleras, stickers y magnéticos. Hay tortas y galletas decoradas con sus letras. Se ha convertido en filtros, gifs y stickers de redes sociales. Incluso en uñas y peinados.

Publicidad

Los héroes folclóricos más populares de Chile están haciendo campaña por él. Son los Avengers chilenos, compuestos por personajes como el Estúpido y Sensual Spiderman, Pareman, la Mujer Maravilla, Alita Pía, Nalcaman, la Tía Pikachu y el Corredinosaurio. A veces se les ve paseando en el Tren por el Apruebo, un carro alegórico que cruza Santiago de punta a punta, al son de la cumbia y seguido por una caravana de autos vociferantes. Los gritos siempre son los mismos: Apruebo y Convención Constitucional. Se trata de las opciones más populares para la votación del plebiscito de este domingo 25 de octubre, en el cual Chile decidirá si quiere o no una nueva Constitución. Según la encuesta Data Influye de septiembre, un 69% votará Apruebo y un 61% Convención Constitucional.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-3284.JPG

Manifestación en Plaza de la Dignidad, 18 de octubre de 2020, a un año del estallido social.

“El tren lo inventamos con el objetivo de que el Apruebo gane. Es fundamental cambiar la Constitución para cubrir las necesidades urgentes del pueblo chileno. Que la gente no sufra más. Que haya educación de calidad y gratuita es fundamental, es el pilar para salir adelante como sociedad y hacer grandes cambios”, dice Giovanna Grandón, más conocida como la Tía Pikachu. “Una vez estuvimos ocho horas seguidas arriba del tren. La gente nos daba ánimo, nos regalaba agua, frutas, comida. Todo esto ha sido autogestionado, con plata de nuestro propio bolsillo y donaciones”, explica la Tía Pikachu.

Tiene 45 años y es uno de los personajes icónicos de la revuelta social del año pasado, cuando Chile despertó y empezó todo este furor. “Cuando fue el estallido social éramos zombies del sistema, pero dijimos ‘no más, tenemos que hacernos cargo de nuestras familias y de la gente que sufre’. Nos unimos en un solo sentimiento: reunirnos, conversar, luchar y pasarla bien”, dice.

TÍA PIKACHU MUJER MARAVILLA Y DINOSAURIO - FOTOS X MILABELEN-2419.JPG

Avengers chilenos.

El 18 de octubre de 2019 el alza del pasaje del transporte público detonó  el estallido social de un pueblo agotado y enrabiado por la corrupción política, las malas pensiones, la salud y educación inaccesibles, la violencia contra las mujeres, el saqueo a los pueblos indígenas.

Desde que empezó la revuelta popular, las calles y redes sociales se llenaron de mensajes. Algunos de los más repetidos eran “Nueva Constitución” y “Asamblea Constituyente”. Por eso, y como forma de aplacar la furia de las manifestaciones, el 15 de noviembre del año pasado un grupo de representantes de distintos partidos políticos firmó el llamado “acuerdo por la paz”. La negociación ha sido criticada porque, mientras se gestaba, el gobierno de Sebastián Piñera amenazó con volver a sacar a los militares a la calle, porque se acordó entre partidos políticos, porque no aseguró participación de pueblos indígenas desde un principio y otros etcéteras. Pero lo cierto es que el documento determinó hacer un plebiscito vinculante para que la ciudadanía se manifieste sobre si quiere o no una nueva Constitución.

Publicidad

Este domingo 25 de octubre las personas que decidan ir a votar recibirán dos papeletas. La primera dirá: ¿Quiere usted una nueva Constitución? Apruebo / Rechazo. Y la segunda: ¿Qué tipo de órgano debiera redactar la nueva Constitución? Convención Mixta / Convención Constitucional.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-2209.JPG

Pintatón y banderazo queer por el Apruebo.

La diferencia entre los dos órganos es crucial. La Convención Mixta está compuesta por 172 personas, un 50% de congresistas y otro 50% de nuevos y nuevas representantes. La Convención Constitucional cuenta con 155 personas y opera como una Asamblea Constituyente, compuesta completamente por personas que no ocupan cargos políticos y que la ciudadanía elegirá específicamente para cumplir el rol de redactar la nueva Constitución. En este último caso  la mitad de quienes escribirían la nueva Constitución serían mujeres, algo inédito en el mundo y que se incorporó gracias a la fuerte presión del movimiento feminista.

“Es una cuestión histórica. Son necesarios ciertos hitos y logros como estos para el movimiento feminista. La paridad no implica que las mujeres que participen sean feministas necesariamente, pero es un hito que reconoce que somos la mitad de la población y es un avance en nuestra participación en espacios políticos e institucionales”, dice Camila Stipo, de 30 años. Ella es una de las cerca de 2 mil personas que participan de una gran cicletada —caravana de bicicletas— separatista de mujeres y disidencias sexuales por el Apruebo, convocada por 13 organizaciones feministas de Santiago. “Mi generación ha estado súper comprometida con trabajar por cambios estructurales. Ha sido un trabajo de largo plazo y ahora estamos viendo resultados. Lo que viene es una apertura para tener esperanzas después de años súper difíciles. No es que con el Apruebo vaya a estar todo perfecto, pero se abren posibilidades. Darnos la oportunidad de soñar no significa que seamos ilusas”, dice.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-2841.JPG

Cicletada feminista por el Apruebo.

Las personas a favor de la opción Apruebo suelen también estar a favor de la Convención Constitucional, por lo cual se han configurado como una sola alternativa política. La más popular, por cierto. Eso explica que la participación ciudadana durante la campaña electoral sea tan alta. Más allá de los partidos políticos de izquierda y centroizquierda, se han levantado fuertemente las organizaciones sociales, juntas vecinales, comandos comunales y personas independientes. Es un nivel de participación política popular que en Chile no se veía hace décadas. Cientos de personas han puesto su tiempo, trabajo y expertiz a disposición de manera voluntaria para hacer campaña. Para recaudar dinero se han hecho rifas, eventos culturales a beneficio y “lucazos”, en los que cada persona aporta mil pesos chilenos (1,30 dólares). Así, con poco o nada de dinero, se han desarrollado caravanas de autos, cicletadas, banderazos, rondas puerta a puerta, difusión de información en ferias libres, campañas por redes sociales. Lienzos pintados a mano, grafitis y murales de colores plagan distintas ciudades y pueblos del país.

“Esta es una campaña política del pueblo para el pueblo. El arte callejero sirve para entregar cultura popular e informar las cosas que son difíciles de encontrar en los medios de comunicación tradicionales. Las paredes tienen consignas que muchas veces no son escuchadas o son tergiversadas. Cumplen un rol comunicacional muy importante”, dice Renata Castillo, de 19 años.

MURAL BRIGADA RAMONA PARRA SECTOR ESTADIO NACIONAL-3133.JPG

Mural de la Brigada Ramona Parra, de la campaña “100 murales por el Apruebo”.

Hace cinco años Renata es muralista de la Brigada Ramona Parra, una organización de arte callejero popular cuyo nombre es en honor a una joven militante del Partido Comunista asesinada por la represión policial en una manifestación de 1946. Desde que comenzó  la campaña “100 murales por el Apruebo” en la que está participando la brigada, personas de distintas partes de Santiago han escrito para ofrecer los muros de sus casas y tiendas para que pinten mensajes por el Apruebo y la Convención Constitucional; hay una lista de espera.

“Es que es un hecho histórico. Mi generación ha tenido un rol importante en exigir los derechos de todas las personas y entregar la mano a esta lucha histórica de generaciones pasadas. Mi anhelo es que no sea una lucha en vano. Que todos aquellos sueños y demandas que tiene la gente puedan funcionar y no queden en nada. Ese es el mayor miedo de muchos. Hubo muchas personas que sacrificaron muchas cosas por llegar a este punto y lo mejor que podría pasar sería que se plasme en una vida en que no sea todo para los que tienen más plata. Está mal cortada la torta; queremos equidad y justicia”, dice Renata.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-3148.JPG

Lienzo en paradero de Santiago.

Distintas encuestas predicen el triunfo del Apruebo. Como la encuesta  Data Influye, que anticipa un 69% para el Apruebo y un 18% para el Rechazo. O el estudio Pulso Ciudadano, que indica que, de votantes probables, un 84% va por el Apruebo versus un 15% por el Rechazo.

Los partidarios del Rechazo están vinculados directamente a partidos políticos de derecha, la comunidad evangélica más conservadora, el gran empresariado y agrupaciones fascistas. Durante sus manifestaciones se ven banderas con símbolos nazi y con la famosa frase de Trump “Make America great again”. Se han visto grupos grandes de manifestantes armados con palos, bastones retráctiles, escudos y gas pimienta y en más de una ocasión han golpeado a periodistas y personas que pasan a su lado.

Publicidad

Si el furor del Apruebo que se vive en las calles se refleja en las urnas, se puede esperar que haya una nueva Constitución para Chile. Y si la nueva Constitución lograra plasmar las demandas ciudadanas más fuertes de la revuelta social, se podría esperar que esta garantizara los derechos sociales por sobre la propiedad privada, declarara el agua como un bien público, permitiera igualdad real de derechos y participación entre hombres y mujeres, otorgara más autonomía a los pueblos indígenas y protegiera los ecosistemas del país ante el extractivismo.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-3468.JPG

Banderazo por el Apruebo.

Todo dependerá, en gran medida, de las personas que sean elegidas para redactarla en las elecciones del 11 de abril de 2021. “Si salen los mismos de siempre, vamos a seguir igual o peor. Necesitamos gente nueva para hacer cambios”, dice la Tía Pikachu, que acaba de anunciar su candidatura a constituyente.

El órgano constituyente trabajará en la nueva Constitución entre nueve meses y un año. El texto se iniciará sobre una hoja en blanco y, cuando esté listo, cada norma deberá ser aprobada por dos tercios de quienes compongan el grupo constituyente. Una vez que eso ocurra, se someterá a un plebiscito nacional para que la ciudadanía vote para aprobarlo o rechazarlo.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-3387.JPG

Banderazo por el Apruebo.

¿Qué tiene la actual Constitución de Chile que no gusta?

Primero: se hizo durante la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet, mientras cientos de personas eran asesinadas, torturadas y desaparecidas. En el proceso de su elaboración participaron 50 personas —sólo tres mujeres—, con un fuerte liderazgo del abogado Jaime Guzmán, fundador del partido de derecha Unión Demócrata Independiente (UDI). Luego de que el documento pasara por la supervisión del Consejo de Estado y la Junta Militar que gobernaba a Chile, el 11 de septiembre de 1980 la nueva Constitución fue aprobada en un plebiscito ciudadano que se realizó sin registros electorales y sin que la oposición política accediera a medios de comunicación.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-3218.JPG

Manifestación en Plaza de la Dignidad, 18 de octubre de 2020, a un año del estallido social.

Desde ese entonces, la Constitución ha sufrido reformas, pero nunca se ha redactado una nueva. Y lo cierto es que las reformas que se le pueden hacer son muy limitadas por una serie de trabas legales que no permiten hacer cambios estructurales; quienes redactaron la Constitución se aseguraron de que en el futuro no se diera espacio para un nuevo levantamiento popular como el ocurrido durante el gobierno de Salvador Allende antes del golpe de Estado de 1973. “La Constitución debe procurar que si llegan a gobernar los adversarios, se vean constreñidos a seguir una acción no tan distinta a la que uno mismo anhelaría, porque –valga la metáfora– el margen de alternativas que la cancha imponga de hecho a quienes juegan en ella sea lo suficientemente reducido para ser extremadamente difícil lo contrario”, es una de las citas más célebres de Jaime Guzmán.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-3192.JPG

Manifestación en Plaza de la Dignidad, 18 de octubre de 2020, a un año del estallido social.

Además de cómo nació, hay un descontento generalizado con su contenido, principalmente por el sello neoliberal, conservador, hiperpresidencialista y prácticamente sin mecanismos de democracia directa. La Constitución institucionalizó las agresivas políticas económicas de libre mercado implementadas por los Chicago Boys, un grupo de economistas que convirtieron a Chile en el bastión del neoliberalismo. El rol del Estado pasó a ser meramente subsidiario y la cobertura de derechos sociales como salud y educación quedaron supeditados al mercado y la propiedad privada.

Eso explica que las personas mueran esperando atención médica, que la educación de calidad sea solo para las personas ricas, que el 50% de las personas jubiladas reciban una pensión mensual menor a 260 dólares y que Chile sea el único país del planeta donde el agua es privada, a costa de que poblaciones completas queden sin este recurso. Todo lo que el pueblo chileno está demandando hace meses que cambie y que no puede cambiar realmente si no se termina de cuajo con la actual Constitución.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-4258.JPG

Muchos edificios han colgado carteles de sus balcones para hacer campaña.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-3168.JPG

Manifestación en Plaza de la Dignidad, 18 de octubre de 2020, a un año del estallido social.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-2077 (2).JPG

Pintatón y banderazo queer por el Apruebo.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-2151.JPG

Pintatón y banderazo queer por el Apruebo.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-2479.JPG

Actividad de el Tren del Apruebo.

REPORTAJE APRUEBO VICE - FOTOS X MILABELEN-2652.JPG

Cicletada feminista por el Apruebo.