Canción por canción: las historias detrás de ‘Servicios Ambulatorioz’ de Alcolirykoz
Foto por: Julián Gavíria @eldelasfotos

Canción por canción: las historias detrás de ‘Servicios Ambulatorioz’ de Alcolirykoz

Nos sentamos a diseccionar con Gambeta uno de los discos más esperados del hip hop colombiano.
19.12.17

“Disculpen la demora/ pero un buen vino/ no es algo que se añeje en unas cuantas horas”, dice Kaztro en plena introducción. Lo dice porque tuvieron que pasar dos años desde aquel 2015 en el que Alcolirykoz lanzó su disco Efectos Secundarios y desde entonces, apenas nos antojaron con un par de temas nuevos. Hoy, en pleno 2017, Gambeta, Fazeta y Kaztro, están de vuelta con un disco visceral en sus letras, con la finura y creatividad juguetona en la composición que ya es costumbre, la genialidad en la producción de beats de El Arkeólogo y una especie de hilo conductor en el que se juntan las historias en código de barrio en “Laura Rondas”, el amor honesto y errático en “Normal”, la idea y la construcción de la muerte en “Changó”, el ego en “El malo de la película” o el hecho de simplemente ser agradecido con la vida en “La penúltima cena”.

Publicidad

14 canciones en las que, distinto a otros trabajos, no es Alcolirykoz mostrando el talento de los que vienen detrás o están a la par con ellos, es un homenaje, o mejor dicho “una deuda con la historia”, como dicen en una de sus temas, con la vieja escuela del rap colombiano. Las colaboraciones con Rocca, Rulaz Plazco, La Etnnia y Sadat X, dan cuenta, por un lado de su edad actual y la sabiduría adquirida; y por el otro dejan la sensación de querer dar una lección sobre apreciar, reconocer y mirar a los pioneros como aquellos a quienes se les adeuda todo lo que hicieron por el rap.

Valió la pena la espera y por eso nos juntamos con Gambeta para que nos contara las historias o anécdotas detrás de los temas que componen este Servicios Ambulatorioz.

***

" Intro (Regaño)"

A mí me gustó mucho el comentario que un día alguien hizo en YouTube cuando subimos una canción donde rapeábamos en Bogotá que se llama "Pintando letras por ahí". Yo me tiré una letra diciendo cosas del radio y un pelado escribió como "brutal, qué hijueputa regaño" y a mí esa palabra me parece una chimba. Yo le decía a Kaztro "pasemos del regaño al regalo" y por eso el intro se llamó "Regaño" y el outro "Regalo", como si fuera con tus hijos: "aguantate este regaño que es por tu bien y después viene el premio", ese es el disco.

El "Intro" tiene una vuelta como decir volvimos después de tanto tiempo y a ver cómo está la vuelta. Este disco tiene mucho de decir "parcero usted puede creerse la chimba y la moda y creer que no le debe nada a nadie y resulta que le debemos mucho a La Etnnia y a Rulaz Plazco, porque esos hijueputas inventaron esta mierda cuando no había nada. Entonces si usted no entiende eso se lo vamos a hacer entender. El intro es un halón de orejas.

Publicidad

"Equipo de carretera"

Este es uno de los temas más frescos. Veníamos de hacer cosas medio nostálgicas, medio desgarradoras y llegó el momento de despreocuparnos mucho de si teníamos la mejor frase o la mejor metáfora. Estábamos en México, y decidimos hacer un tema de cómo nos sentimos cuando íbamos en una furgonetica toda la banda escuchando rap y quisimos mostrar eso. Que se sienta ese calor del soye, de lo que somos. A veces todo el mundo cree que todo tiene que ser super profundo y pensado y a veces es más chimba dejar salir esa parte de uno descomplicada.

"La penúltima cena"

Todo este disco lo hicimos Kaztro y yo sentados hablando y anotando todo lo que pensábamos en esos días, qué era lo más recurrente, y de todas esas cosas salió una en la que hablábamos mucho de que nosotros somos muy agradecidos de crianza y que no soportábamos que la gente no fuera agradecida. Cuando se la comenté a Rocca le cayó de perlas porque dijo "yo sí que tengo para hablar de eso". Cuando vos entendés este camino, te ponés de redentor y crees que estás haciendo el bien y a veces hay gente que te ve como un escalón. Entonces toda la canción de cierta manera me pareció una manera de poner ese tema ya viejo de la última cena que es donde todo el mundo pone a Judas como el traidor y tal, pero aterrizarlo en el contexto de nosotros.

Siento que lo chimba del rap es que de pronto a veces la gente no habla de ciertos temas en ninguna canción porque cree que no va a funcionar o todo el mundo quiere hablar cosas buenas para que su música sea más popular. A nosotros nos parece al revés, que entre más nos saquemos las cosa más escondidas, mejor nos sentimos y mejor nos va. Esta canción es una especie de apología a eso, a no caer más en esas vueltas de ayudar al que no lo merece o no es agradecido.

Publicidad

"Tararea"

Este tema tiene una anécdota y es que yo llevaba muchos días escuchando ese tema de "Lady" de Modjo, y como que me alegraba, me transportaba a una época recién salido del colegio. Entonces empecé a dibujar en la cabeza, me empecé a estudiar qué era lo que tenía ese tema y cómo llevar esos sentimientos, que la gente sí los encuentre y los sienta. Empezaba rapear sobre ese beat y me sentía bien, como en una nube, y decía "qué chimba, nosotros no tenemos algo que me haga sentir así en este disco". Seguimos dándole al proceso y empecé a hacer beats muy rápidos medio disco setentero, empezamos a encontrar que si nos llenaba y a escribir. Esa idea de "tararear", la teníamos hace rato y terminó siendo la canción totalmente diferente del disco. Es de las que más lo llevan a usted a un punto alegre, como ese momento de decir "solo quiero disfrutar y vivir esto una chimba, no necesito nada más".

"N.A.D.A."

Es una de las canciones más especiales para mí, porque fue de las primeras que salió de este disco. Nosotros prácticamente terminando Efectos Secundarios nos fuimos para la costa y terminamos grabando ese video. "N.A.D.A." tiene algo muy especial y es que se dio cuando Julián Gaviria, el fotógrafo, me dijo que sería chimba si yo algún día llegara a conocer el mar, hiciera una continuación de esa frase que digo en "Anestesia local" que dice "el mar no me conoce aún", y qué chimba que la gente pueda seguir sintiendo el proceso. Que si escuchó una canción donde se enteró que Gambeta no conoce el mar, qué chimba que escuche una donde sepa que ya lo conoció. En esto es una chimba porque es como todo el proceso y “N.A.D.A. tiene eso que hace sentir a la gente importante porque le estamos contando todo el tiempo qué está pasando con nosotros.

Publicidad

" Género rural"

Es una de las favoritas porque la teníamos aplazada desde hace tiempo. Para nosotros Rulaz Plazco, o como lo conocían hace años que era Perro Demente, es la escuela de Medellín, con el que nosotros crecimos escuchando rap. Para mí, por ponerlo en comparación, Rulaz Plazco fue el Arkeólogo de su época, rapeaba, hacia beats y le alcanzaba el tiempo para producirle a Tribu Omerta, a La Zorra, a mucha gente y todo era brutal. El primer grupo que tuvo Rulaz se llamó La Bomba Rulaz y hay una canción que se llama "Regionalística mística", que tiene un estilo que es como escuchar Octavio Mesa o esa música de diciembre que es medio grosera y de cantina. Ellos cogieron eso y lo mezclaron con el rap y sonaba muy autóctono. Nadie en Colombia sonaba así. Y eso lo siguieron haciendo Tribu Omerta, La Zorra, y todos ellos y lo hicieron muy popular en esa época.

Luego, el man se quedó quieto un tiempo y siento que nadie más siguió haciendo eso. Entonces cuando hicimos "Género rural", era una especie de mofa al género urbano. Yo soy urbano, soy de la calle, pero si eso que me están mostrando ahora es género urbano, entonces yo soy rural, yo soy del campo. Es otra manera de hacerle burla a eso, pero con el papá, con el propio Rulaz Plazco. Esa canción no es nada más que un homenaje a él, a Tribu Omerta y la Zorra. Incluso hay coros dentro de este tema que son de canciones de ellos y es una chimba como esos metadatos ahí insertados que hacen que la gente que los conozca, los viva. Lo que queríamos era decirles "es que esto es nuestro, esto ni siquiera es copia de ningún otro lado" y hay que revivirlo, por lo menos ponerlo en el mapa para que eso no se extinga.

Publicidad

"Changó"

Para mí este es uno de los temas más enfocados en la habilidad de escribir basándose en una idea sencilla y volverla algo de mucha importancia, como con el estilo de la literatura de los nadaístas a quienes crecimos leyendo. Es un tema que pareciera una especie de guión de una película. Incluso la narrativa empieza como un cuento. "Changó" llegó así solo, en una época en la que habían pensamientos recurrentes de la muerte, de la vejez. Es una de las canciones más frías del disco, de las más oscuras y me sorprende cuando vamos a un concierto y escuchamos a la gente corear eso como si fuera un hit. Eso me hace sentir alegre y afortunado porque es muy difícil que algo que no sea movido, bailable o romántico funcione y cuando funciona es como decir "jueputa sí se puede".

"Normal"

Es una canción que nunca habíamos hecho. No había ni una parecida en la temática. En "No hay flores en venus" o en "Rap, sexo y saxofón", habíamos medio tocado un tema que parecía de amor y medio romántico, de resto no es que fuéramos muy esquivos a ese tema, pero nunca nos veíamos cómodos con eso. "Normal" llegó como la canción de decir: listo, ya es hora de sacar eso que tiene todo el tiempo ahí acumulado. Nos sentamos a escribir, me pareció una chimba enfocarlo en una especie de amor real, humano, con errores. Como decir: yo soy así, a veces me voy y vuelvo, a veces al cago y la soluciono, pero no soy una chimba ni voy a venderte la canción con la historia de que soy una chimba y me tenés que adorar.

Publicidad

También está enfocada en cuando uno le dice a algunas viejas “¿qué te pasó, qué tenés? y responden “no nada, normal”. Ese me pareció el nombre más chimba del disco, porque cuando uno lo explica cobra sentido, como una manera de decirte a vos que están enojadas pero no te quieren decir por qué.

"Los sospechosos de siempre"

Me parece una chimba haber logrado una colaboración con La Etnnia, porque siento que si en este país hay un grupo que representa el rap desde los inicios y está vigente, no hay otro como la Etnnia. Es el grupo que para mí puede decir que lleva más de 20 años y ahí está sacando vinilos, sacando discos, tocando en conciertos y eso me da orgullo, me parece de mucho respeto. Es una chimba que el título de esa canción es de una película que nos pareció brutal y era una manera de decirle a la gente: nosotros no somos la moda, nosotros somos los de siempre, no los que duran un mes y un añito, somos los que empezamos, seguimos y aquí vamos a morir. Esa canción es muy enfocada al aguante y a la vigencia de esto. Me parece un himno el hijueputa de decir: nosotros somos los de toda la vida.

"Laura Ronda"

Es una chimba de tema porque es el más ‘nea’ del disco. En Medellín, según el barrio, para avisar que llega la policía hay un nombre distinto y es un nombre de mujer. Entonces cuando los jíbaros que venden por ahí en las esquinas ven una moto a lo lejos, gritan por decir "Marcela, Marcela", para no decir que vienen los tombos o la policía.

Publicidad

En ese tiempo, viniendo de Santa Cruz, que es el barrio donde vive mi hijo, escuchaba cada vez que pasaba "Oe Laura, Laura", y eso me pareció una chimba porque yo creo que eso es lo que a veces hace falta al rap y es que se pierde un poquito lo callejero. No digo que el que rapee no sea de barrio, sino que en las temáticas ese rap que habla de la calle, el barrio y lo que pasa ahí se empieza a quedar en el olvido. Lo que pasó fue que estábamos viendo muchos videos de policías cagándola mucho, uno no puede generalizar, pero había muchos videos saturados de policías metiéndose a las casas de la gente, mucha 'chimbada' así y "Laura ronda" es de alguna manera en códigos del barrio, cómo funciona un poquito el asunto con los tombos ahí. Un día con un parcero hacíamos una burla a manera de ironía de decir que era gracioso ver en Halloween a un bandido de por allá salir con el hijo disfrazado de policía, porque en los barrios mucha gente le lleva la mala a los tombos y en la rima final dice como "en halloween los pillos disfrazan sus hijos de policía". Otra cosa que me pareció brutal fue haberlo puesto como en una temática medio romántica de esa canción vieja "Laura no está", y volverla un tema muy ‘nea’. Ese tema es puro Aranjuéz, pura calle en Medellín en ese sentido.

"El malo de la película"

Esta es la última cena, la continuación de "La penúltima cena", mejor dicho. Ese tema se juntó por varias películas: Los sospechosos de siempre que es una película brutal donde el que creían que era una hueva sale vivo y los que se creían los más malos, muertos; y por otro lado Scarface, que es de donde sale el intro en ese discurso tan chimba que le da a la mujer. Así me siento yo en esta película en la que hablamos ahí, como que en algunas cosas de la vida me sentía el malo. Entre más quería decir las cosas de frente y sin esconder ni chimba la gente más se ofende, menos le gusta, menos amigos tengo por eso y soy el malo. El tema está enfocado en esa problemática, y es como "todo el mundo quiere ser el bueno y por ser el bueno, hace muchas cagadas”. También está basado en una frase que dice "por mucho mal que hagan los malos, nada más perjudicial que el que hacen los buenos". Porque si un bueno la caga, nos vamos de culo.

Publicidad

Es uno de los temas más psicológicos. Es como sentarse a estudiarse y hablar del ego sin negar el propio, porque no solo el que rapea, ni el famoso, ni el actor, ni el millonario, tiene ego, cualquier persona tiene ego, el lío es que la gente cree que el ego lo tiene otro, entonces por eso Kaztro en su parte dice "traigo más definiciones de ego que el final de Revolver", que es otra película que está ahí mezclada y que cuando se acaba salen unas definiciones de ego en muchas culturas.

"Házmelo rap"

Este para mí es un tema de esos que uno se quiere cantar en el baño. Es de esas letras que uno se ríe rapeandola, que uno necesita para disfrutarse lo que hace. Siento que con canciones como nostálgicas o más profundas, te estás desahogando, en esta te estás divirtiendo. Es una canción muy Alcolirykoz, como de las más parecidas al estilo con el que empezamos. Vamos haciendo rimas que nos gusten y que cuando terminemos nos saque una risa, eso es esta canción. Hay frases como "hace 15 años nos decían ñeros, ahora nos escuchan hasta metaleros y punkeros". Cosas que todo el mundo decía, pero nunca estaba puesto en una letra. Es como decirle a la gente aquí seguimos vivitos y coleando, no nos hemos dejado tumbar de nada.

"Música para planchar"

De todos este es mi tema favorito en todo el combo de Alcolirykoz. Es de las canciones que le hemos dado más azote porque recuerdo que con Anyone de No Rules compartimos mucho ese gusto por la música que vulgarmente llaman música para planchar, Camilo Sexto, Sandro, Los Ángeles Negros y todo eso. Entonces siempre hemos sampleado mucho de ahí y en este tema queríamos enfocarlo a decir que por mucha música nueva que escuchemos, tenemos que reconocer que cuando nos vamos a sentar a beber, volvemos a escuchar la misma música vieja.

Lo chimba es que es con Sadat X y en todo el disco queríamos que fueran colaboraciones con personas o grupos que respetamos y que la condición principal es que fueran más vieja guardia que nosotros. Era una manera de decir “cucho, estos manes vieja guardia valen mucho”. Y queríamos hacer un tema con un gringo de la época noventera. Teníamos varios en la lista, pero Sadat X era como que decíamos que si lo lográbamos íbamos a ser felices.

Resulta que por medio de un parcero que trabaja en La X, el man le escribió, le mandó videos y canciones y al man le interesó. Le mandamos ese beat y al man le gustó mucho, entonces dijo "bueno ¿de qué se va a tratar?", le dijimos que era del respeto a la vieja escuela, la música vieja, eso que no se puede perder. El man dijo "necesitaría tantos dólares para poder pagar el estudio y ya, es lo único". Nosotros no los teníamos en ese momento, y le dijimos "sabe qué, dígale al man que esperemos, que lo hacemos cuando tengamos el billete". A los días el parcero me dijo "¿usted ya revisó su correo?" Cuando me meto, el man había mandado todo el acapella, todas las voces y todo sin que nosotros le mandáramos la plata, así de puro 'gomoso'. Para mí es de los temas que tienen un espíritu muy chimba como volver a decir "Hey gonorrea, estoy rapeando en un tema con Sadat X que rapeó con Notorius y con un montón de tesos y ahora está ahí, representando la onda que nosotros mismos tenemos”. Eso me hace sentir orgulloso.

"Outro"

Esa letra la escribí por ahí en 15 minutos porque me pareció una cosa bonita, como un sentimiento diferente a todo lo que había en el disco. Cuando terminé el beat, me dio la sensación y lo asemejé con lo que escribí y es como cuando estamos con billete, nos pagaron un concierto, estoy bien en mi casa, todo el mundo está ‘melo’, todo el mundo comió, todo el mundo está feliz. No hay nada malo, salgo con mi hijo a gastarme mi plata en los tenis más chimbas para él, hacer ahora lo que no se pudo antes y por cuenta del rap. Toda la canción está finalizando con esa idea de "yo al rap le debo como un hijueputa, nunca lo negaría". Me gusta que la canción ya es como desenfadada, sin rayes, ni líos. Aquí hay es puro amor y lo que le quiero transmitir como recuerdos que se me vienen a la mente cuando estoy muy feliz. Ese es el outro, como una manera de despedirse feliz y desenfadado, tranquilo.

**** Sigue a Alcolirykoz por aquí y acompáñalos en el lanzamiento de 'Servicios Ambulatorios' el 21 de diciembre en Medellín. Más información por acá.