Elige tu propia cumbia argentina

Elige tu propia cumbia argentina

En el país al extremo sur del continente hay mucho más que cumbia villera.
25.11.17

Sumérgete en el contenido sabroso de nuestra Semana de la Cumbia haciendo clic aquí.


Si Rodrigo Bueno, Carlos La Mona Jiménez y Leo Mattioli no significan nada para ti, disculpá, pensábamos que 'Indies Anónimos' era la habitación de al lado. La más maleable y cercana de las músicas latinoamericanas toma formas innumerables según la latitud y longitud, así que no vamos a pretender que sepas todos los dioses del panteón egipcio. Pero al menos persígnate ante la esfinge de la Mona Jimenez, amigo.

Aquí algunas variaciones de lo que se encuentra cuando la cumbia va hacia el sur. Bien al sur.

Norteña:

Viracocha, el supremo dios incaico, emergió del Lago Titicaca con la astronomía, la matemática, la agricultura y una Fender Stratto con cuerdas de nylon que rajaba la tierra hermano. Su misión era esparcir entre los hombres el conocimiento y hoy, milenios más tarde, varias generaciones de argentinos pueden no saber cuántos planetas dan vueltas alrededor del Sol ni si crece en árboles la sandía, pero con esta sí no le erran.

Casualidad o no, los motivos melódicos de la cumbia de tipo norteña suben y bajan como los Andes donde creció como lejana pariente de los huaynos: ahí están los contrapuntos que van como brincando por la canción y esa métrica marca registrada del andino. Y también su sencillez. Cuando tengas un problema no gastes en terapia, descríbelo como si fuera una canción de Sebastián Mendoza y verás que lo que quieres no es tan confuso, amigo millenial criado con Radiohead.

Cuarteto

De la provincia de Córdoba al mundo en pasitos cortitos y haciendo así con la mano. El Cuarteto estaría prohibido en 14 estados norteamericanos y no lo pasarías por aduana ni dentro de neumáticos rellenos de plomo. El estimulante primordial para cada fiesta que tema declinar es fruto de la operación que nos une a todos, ya sea leyendo esto en Chile o México: tomar algo de los europeos, vaciarlo de Edad Media y agregarle sangre caliente. Y en el caso de esta música, la usurpación de los terrenos se da tocando los tiempos del pasodoble italiano y reemplazándolos con alcohol. Y con una percusión animal y unas voces llenas de carisma que incluso te suben cuando cuentan historias tristes. Porque nada, nada en la vida vas a lograr sin alegría. Y porque dice el prócer del video: "Dios lo tenga cerca suyo, a pesar de las dudas y del qué dirán / el amor puede más".

¿Te quedó? Listo.

Párrafo aparte para Carlos La Mona Jiménez, Neil Young criollo cuartetero que ya lleva 50 años de carrera y 88 (!!!) álbumes editados. Cuando fue consultado por este medio estaba dentro de la cápsula electromagnética que lo mantiene como nuevo a los 66, haciendo de a 10 shows por fin de semana. Un hombre que, hay rumores, tendría extraños poderes.

Santafesina

"Cuando te extraño elimino el pensamiento / es un látigo suelto en llamas, un giroscopio / El dolor ahora es un lugar, el único lugar / claro. / Como una costa / sin mar". Y que llore mi acordeón. Durante las disputas internas que siguieron a la independencia argentina, la provincia de Santa Fe era conocida como la provincia invencible. ¿Y qué orgullo queda ahora que los nombres de sus caudillos temibles se imponen sólo desde las plazas y las avenidas? La cumbia más cadenciosa del país, esa que enseguida te achina los ojos y hace que la pista diga "eeeeeeso" en unísono de almas que ahora saben, por los siguientes minutos, qué quieren de la existencia.

Toma un acordeón para abrir el camino, un/a cantante con sentimiento y delicadeza para sus frases, un bajo grueso y cansino y teclados y percusiones donde tu corazón lo pida. Despacio y con espacio, así lo hacemos en Santa Fe. ¡Ay amor!

Publicidad

Y ahora, silencio por favor.

Villera

Y claro, la cumbia villera tendría que seguir en este ejercicio, pero nuestro amigo y titán de lo que menea, José Enrique Plata, se aventó la disección completa del género, así que no tiene caso repetirnos. Sólo decir que la más conocida de las cumbias argentinas tiene dos movimientos de iniciación. Uno lento y otro violento. La llegada de migrantes provincianos y extranjeros a las grandes ciudades argentinas -con las cercanías de Buenos Aires como destino principal- es el primero. Que de un año a otro la leche triplicara su precio es el segundo. La crisis económica que entre finales de los 90 e inicios de los 2000 incendió el país, produjo una actitud musical hacia las condiciones de vida que, entre algunas expresiones, se tradujo en la cumbia de las villas.

¿Damas Gratis y Pablo Lescano? Amén hermano, pero hay mucho más.

***

Sigue a Noisey en Facebook y entérate de todo sobre nuestra Semana de la cumbia aquí abajo.