Cultura

Hablamos con Wismichu sobre su primera película

Charlamos con Ismael Prego sobre troleos, 'fake news', muebles baratos de IKEA y la mortadela vegetariana de Mercadona.
26.3.19
wismichu-thumb
Wismichu en su vídeo explicativo sobre las pistas que dejó en los medios sobre la falsedad de su película "Bocadillo". Foto vía el canal de YouTube deWismichu

Hace apenas dos fines de semana se estrenó dentro del Festival de Málaga la primera película de Ismael Prego (conocido también como Wismichu), Vosotros sois mi película. La cinta pretende explicar el cómo y el porqué de ese, digamos, incidente acontecido durante el Festival de Sitges del año pasado en el que el autor presentó Bocadillo, de nuevo, su primera película, esa troleada masiva que generó indignación y admiración a partes iguales.

La película, dirigida por Carlo Padial y guionizada por Prego, Padial y Carlos de Diego, pretende abrir varios debates sobre el papel de las imágenes en el presente siglo XXI, desde la consolidación de las fake news hasta los límites de lo que deberíamos o no considerar cine, en una especie de cruzada quijotesca de un youtuber contra los pollaviejas del cine. Con la factura habitual de Padial (sencilla, amateur e incluso incómoda), el documental propone conceptos brillantes que a veces quedan ofuscados por el narcicismo del youtuber, quien, evidentemente, forma parte de una generación de creadores que basan sus contenidos en el propio yo, por lo que poco se le puede echar en cara.

Contacté con Prego para charlar sobre su película, los límites entre ficción y realidad y la mortadela vegetariana de Mercadona.


MIRA:


VICE: Una cosa que me tiene intrigado: supongo que ganas un poco de pasta con todo esto de los vídeos; entonces, ¿por qué en tu estudio tienes los muebles más baratos del Ikea?
Ismael: Pues no lo sé, me parece lo más cómodo. Al final lo que busco es comodidad, no tener un mueble de diseño. Mi mesa sí que está hecha a medida, que necesito una muy grande para trabajar, pero las estanterías solo las utilizo para colocar las figuras, pero sí, creo que son las más barata que existen.

¿Cómo y en qué momento empezó el contacto con Carlo Padial y Carlos de Diego? ¿Ya estaban metidos cuando surgió la idea de rodar Bocadillo?
Ellos vinieron después, nosotros empezamos a desarrollar la idea a principios de verano. Yo quería hacer una película en torno a lo que era Bocadillo, o sea, Bocadillo no era una película real en ningún momento, siempre formó parte de otra película y, poco a poco, durante ese mes, contacté con Carlo Padial con quien fuimos desarrollando más la idea. Necesitábamos a alguien que conectase bien el mundo de internet y el del cine.

¿Está dirigida a tres manos o cómo va eso?
Está escrita a tres manos. Teníamos ciertos hitos que queríamos provocar, ciertos puntos que queríamos que pasasen pero, al ser un documental, la historia iba cambiando y nutriéndose de lo que iba pasando en cada momento.

¿En los festivales de cine a los autores os dan tickets de consumición para cubatillas?
Bueno, están ahí directamente. Hay una barra.

¿Barra libre?
Sí, prácticamente. Es como muy loco.

¿Tú eres así de la fiesta, de salir y beberte lo tuyo?
Me va por épocas. Ahora sí que salgo más, pero hace dos meses no salía nada. Hay épocas en las que no quiero salir nada.

¿Y de qué depende esto?
Pues de las ganas que tenga de aguantar a la gente. Hay épocas en las que prefiero quedarme encerrado en casa.

Hay dos grandes temas en la película: 1) la información falsa dentro de todo este flujo informativo en el que vivimos y 2) esa dualidad entre cine/no cine (contenido para móvil, YouTube, etcétera) ¿Pensasteis desde el principio en tocar estos temas o todo fue surgiendo a medida que las cosas iban sucediendo en la realidad?
Había muchas cosas que sí, que era lo que buscábamos, que queríamos abrir un debate sobre ello y esto que dices del cine ya lo teníamos pensado desde el principio pero había otras cosas que iban surgiendo y pasando. Ese plano en el que estoy con medio cuerpo por fuera de la ventanilla del coche y se abre el plano y hay un chaval ahí mirando y yo estoy destruido, eso sucedió, son cosas que no se buscan, cosas totalmente improvisadas que al final representan mucho, todo el tema de la exposición social y de la fama.

Como todo ejercicio de metacine, en vuestra película existen capas y capas de significado. Está el troleo inicial de Bocadillo, esa ficción dentro de la realidad. Luego el documental pretende explicar lo que sucedió realmente pero el mismo documental es un mockumentary porque incluye elementos de ficción (como el papel de periodista de Carlos de Diego). ¿Funciona Vosotros sois mi película como otro troleo dentro del troleo inicial, al presentarse como un documental, que, al final, tiene elementos de ficción?
Al final a nosotros incluso nos costaba diferenciar entre lo que era real y lo que no. Como bien dices, Carlos de Diego representa un personaje que yo me suelo encontrar. Siempre hay algún tipo de personaje de este estilo que dices “hostia, madre mía”. Pero esto son recursos para aportar un toque de humor a la película, prácticamente todo lo que se ve es lo que pasó. Pero en general hay muy poca ficción, no es ni el dos por ciento de la peli.

¿Qué garantías tenemos de que esta sea tu peli y no otra película dentro de la película que estás rodando ahora mismo?
Mucha gente lo duda pero no, estoy un poco cansado del troleo. Voy a centrarme más en crear mi contenido y mis vídeos en casa, para el canal. Por ahora no va a haber más troleos.

Me he fijado en que muchos tuits de peña que incrustáis en la película son de usuarios que no existen, ¿qué diablos es esto?
Todos los tuits son reales, como mucho lo que hemos hecho ha sido cambiar el avatar o el nombre de usuario para respetar la privacidad de esa persona. Pero el tuit en sí es totalmente real, se fueron recogiendo a medida que la gente iba comentando para poder utilizarlos luego en la película.

En la película también hablas mucho sobre lo que es considerado cine y lo que no, de esa admiración grandilocuente hacia el formato.
Al final es un poco la pregunta constante de qué es cine. ¿Las barras negras? ¿Rodar con un dron? El cine es lo que considere cada uno, limitar el cine creo que es un error, al final estás limitando un arte. Esta es una de las principales capas de la película, este debate de qué podemos considerar cine y que no.


MIRA:


¿Crees que la propia temática de la cinta (metacine, hablar sobre la manipulación…) hace que la gente teorice en exceso sobre la propia película? En fin, ¿se está flipando la peña?
Las lecturas que está habiendo son muy acertadas, entonces yo creo que por ahora, no. De todas las críticas que he estado viendo —y prácticamente las he visto todas porque estoy muy enganchado al móvil mirando todo el feedback—, no he visto tampoco a la gente venirse muy arriba, no ha habido lecturas muy idas de olla. Bueno, he visto una de un señor que me comparaba con Almodóvar y a este quizás sí que se le fue un poquito la olla.

¿Qué opinas de la mortadela vegetariana del Mercadona?
La del Mercadona no la he probado. He probada la del Casa Ametller y está muy buena.

¿Hay alguna actividad que hagas durante el día —y que no sea follar— que realices con un preservativo puesto?
Pues la verdad es que no. No sé qué puede hacerse aparte de follar. Aunque sí que me has recordado ahora que hay gente que los utiliza para abrir botes, utilizan los preservativos como life hack, incluso para tapar cervezas. Hay vídeos en YouTube de gente utilizándolos para hacer cosas realmente locas.

¿Abren botes?
Sí, típico bote de tomate para la pasta que cuesta abrir, no sé cómo lo hacen, lo ponen encima y al parecer hace como agarre y se abre mejor. Pero me parece absurdo gastar un preservativo para esto.

Sigue a Pol Rodellar en @rodellaroficial.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.