Identidad

Cómo bajar un subidón por exceso de cafeína

¿Triste porque has llenado tu cuerpo de delicioso veneno? ¿Quieres evitar tu decimotercer viaje al lavabo? Los toxicólogos dicen que solo hay una solución para ti.
26.7.16
bajar cafeína
Image by Simone Becchetti

En el episodio de Futurama titulado "Trescientos billetazos", Fry bebe tanto café que literalmente para el tiempo. Sus temblores por la cafeína le convierten básicamente en The Flash y es capaz de salvar a sus amigos de un incendio. Mis superpoderes inducidos por la cafeína son más mundanos: temblores, ansiedad y náuseas entre otros. Si pudiera detener el tiempo, solo lo haría para poder ir al baño por octava vez sin que nadie se diera cuenta. Si acaso lo que haría sería acelerar el tiempo hasta el punto en que esa pesadilla sobrecafeinada hubiera terminado.

¿Existe algo en realidad que pueda acelerar el ritmo en que nuestro cuerpo procesa la cafeína? Pregunté a mis amigos baristas y a mis amigos adictos al café si tenían algún truco para combatir los temblores y la agitación. Después hice que dos expertos toxicólogos contrastaran esas estrategias: Alexander Garrard, director gerente clínico del Centro Toxicológico de Washington, y Ashley Webb, directora del Centro Regional de Control de Sustancias Tóxicas de Kentucky y toxicóloga clínica certificada.

Muchos de mis amigos baristas me recomendaron que engullera toda el agua que esté humanamente a mi alcance y, según mi intuición, eso tiene sentido. Has bebido veneno como una yonqui posesa y ahora tu sangre está repleta de cafeína, así que puedes diluir el veneno con ingentes cantidades de agua. Pero, por desgracia, la cosa no funciona así.

La cafeína es liposoluble, lo que ayuda a que se mueva por todo tu cuerpo a una velocidad increíble. Para cuando sientes los efectos devastadores de la cafeína, ya es demasiado tarde para que el agua sea de ninguna ayuda. "Beber agua no diluye la cafeína contenida en el cuerpo", afirma Webb, "porque debes preocuparte de los efectos a nivel celular".

Eso no significa que beber agua no ayude con algunos de los síntomas de la sobredosis de cafeína. Por ejemplo, la cafeína dilata la uretra, de modo que los frecuentes viajes al lavabo podrían dejarte deshidratada. El agua ayuda a hidratar, pero Garrard te insta a que no te pases: "En ocasiones", indica, "la gente bebe demasiada agua, lo que puede desembocar en convulsiones". Buff, menuda palabra.

¿Tienes sobredosis de cafeína o simplemente eres insufrible? Imagen por Julien L. Balmer

Los baristas me recomendaron diferentes alimentos para combatir la cafeína. Uno apostaba por la proteína y otro me recomendó chupitos de zumo de jengibre. "Si tomas cafeína con el estómago vacío podrías encontrarte mejor después de comer algo", explica Webb. Aparte de eso, los alimentos no hacen mucho más que el agua. "Si sientes náuseas, las galletitas saladas y el ginger ale son buenas opciones", afirma Garrard. "Nosotros lo denominamos cuidado sintomático, es decir, tratar los síntomas pero no la cafeína en sí". Sin embargo, tener fuertes náuseas es otro síntoma de la intoxicación por cafeína, una forma menos grave de sobredosis de cafeína. "Podría ser un presagio de otras cosas peores que van a suceder después", indica Garrard. Tómatelo como una advertencia, capulla bebedora de café.

Dos de mis aficionados al café apostaban por la L-teanina, un aminoácido que se encuentra en el té. Se ha descubierto que la teanina produce un efecto calmante en la mente y con frecuencia se combina con la cafeína como ayuda para estudiar. Un estudio llevado a cabo en 2007 concluyó que la teanina reducía la respuesta de estrés de las personas, incluyendo su ritmo cardíaco, y otro estudio similar realizado en 2012 descubrió que la teanina ayudaba a controlar la presión sanguínea durante las pruebas de estrés.

Pero la sobredosis de cafeína no es un ataque de pánico. Su sensación es similar, pero no están causados por las mismas reacciones químicas corporales. El aumento del ritmo cardíaco debido al estrés viene provocado por la hormona epinefrina, mientras que el incremento del ritmo cardíaco cuando has bebido demasiada cafeína viene provocado por el bloqueo de una hormona diferente, la adenosina. "La idea de que podríamos neutralizar una droga con otra es como alquimia", afirma Garrard. "Muy pocas veces funciona".

Además, si ya has llegado a la etapa de las palpitaciones cardíacas, lo más probable es que sea el momento de que solicites atención médica profesional, pequeña monstrua del cappuccino. "Si notas el corazón muy acelerado, lo mejor es que llames al servicio de toxicología", aconseja Garrard.

¿Y qué pasa con el ejercicio? La cafeína se metaboliza, de modo que acelerar el metabolismo con ejercicio debería acelerar también el proceso, ¿no? Pues por desgracia, no. "La cafeína es metabolizada por las enzimas del hígado", explica Garrard. "El ejercicio no acelera el hígado. Puede que tengas la sensación de estar librándote del exceso de energía, pero la cafeína sigue ahí".

Además, el ejercicio incrementa el ritmo cardíaco, un síntoma de la intoxicación por cafeína. En opinión de Garrard, los atletas que toman cafeína antes de hacer ejercicio tienen el riesgo de sufrir palpitaciones o incluso un ataque al corazón.

¿Y tomar un relajante para contrarrestar el excitante? "Yo no lo recomiendo", indica Garrard. "No disponemos de suficientes datos con respecto a las interacciones entre la marihuana y otras drogas. No sabemos cómo van a interactuar". Según Garrard, existen pruebas de que fumar hierba puede acelerar el proceso de metabolización de la cafeína por parte del hígado, pero no existen datos suficientes como para recomendarlo como opción terapéutica. Además, la marihuana también puede incrementar la presión sanguínea, lo que podría agudizar los síntomas de la sobredosis de cafeína, "especialmente si consumes resinas de hachís muy concentradas, con entre un 70 % y un 80 % de THC", afirma Garrard.

Por desgracia, contamos con numerosos datos obtenidos en el mundo real en torno a lo que sucede cuando la cafeína y el alcohol interactúan. La empresa que fabrica las bebidas Four Loko dejó de añadirles cafeína en 2014 cuando se vinculó su producto a varias muertes. "Te da la sensación de estar más alerta de lo que estás en realidad, debido a la cafeína", explica Garrard, "lo que provocó que muchas personas se pusieran al volante cuando no deberían haberlo hecho".

A título personal, cada vez que he intentado contrarrestar los temblores de la cafeína con alcohol he tenido la sensación de que se libraba una batalla entre el Equipo Ansiedad y el Equipo Somnolencia en un gimnasio Pokémon instalado en mi cerebro.

Solo existe una forma segura de acortar hasta la mitad la presencia de la cafeína en tu cuerpo y es incrementar la producción de la enzima CYP1A2. Un estudio publicado en el Diario de Oxford sobre Carcinogénesis descubrió que las dietas ricas en vegetales crucíferos (brócoli, coliflor, coles de bruselas, etc.) incrementaban la producción de CYP1A2. Por el contrario, las dietas ricas en vegetales apiales (zanahorias, apio, eneldo, etc.) reducían el CYP1A2. Desgraciadamente para alguien que espera tratar a la mayor celeridad sus temblores por el café masticando una coliflor, la digestión no funciona así. "Incluso aunque el brócoli puede afectar a la producción de la enzima, sigues teniendo que esperar a que se finalice el proceso de digestión y absorción del alimento", afirma Webb. "Eso podría tardar al menos ocho horas".

De modo que si eres propensa a las sobredosis de cafeína, come un poco de brócoli ahora para evitar retorcerte más tarde, jodida bebedora compulsiva de latte.