Identidad

17 hombres detenidos por violaciones o abusos en siete días de Sanfermines

De momento, hay confirmadas cinco violaciones, un intento de violación y once denuncias por tocamientos.
14.7.16
Foto CB, vía VICE

En estos ocho días de fiesta se han registrado en Pamplona dieciséis denuncias contra la libertad sexual —cinco de ellas por violaciones, una por intento y once por tocamientos— según la información facilitada por el Ayuntamiento en la tarde del miércoles. Hasta el momento la policía ha detenido a un total de 17 hombres.

Esta es el primer año que la pamplonesa Plaza del Castillo ha congregado en dos convocatorias distintas a miles de personas y se ha teñido bajo el lema 'No es no' para condenar con contundencia las agresiones sexistas.

Pilar Mayo, técnica de Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, lamenta estos hechos pero cree que la campaña de sensibilización ha servido para que la respuesta de la ciudadanía sea "mayor que otros años". "Lo de la mala imagen de Pamplona por estos sucesos es una tontería. Las fiestas son magníficas y la mejor imagen que podríamos dar es la de una ciudad en pie en contra de las agresiones sexistas", subraya la técnica.

Te puede interesar: Pamplona quiere acabar con las agresiones sexuales en San Fermín

La primera agresión sexual tuvo lugar la primera noche de fiestas cuando cinco jóvenes agredieron a una chica de 19 años sujetándola por la muñecas en un portal. El juez de guardia ordenó a prisión a los presuntos autores de esta agresión.

Hubo una segunda violación con penetración la madrugada del sábado. En este caso la víctima fue una joven francesa de 22 años que fue ayudada por los viandantes. La tercera violación fue a una menor de 15 años de la que supuestamente habría abusado la pareja de su madre. El hombre también se encuentra en prisión. Por último, el cuarto caso tuvo lugar la madrugada del lunes cuando un hombre abusó de una joven pamplonesa. La mujer también denunció el robo de sus pertenencias.

Mayo valora la efectividad de los cuerpos de seguridad y cree que la campaña de prevención del ayuntamiento ha tenido un fuerte impacto en la ciudadanía. "Estas cifras no son positivas en cuanto al número de agresiones, pero sí en lo que se refiere al número de denuncias".

28 mujeres han sufrido agresiones leves o de baja intensidad como acoso verbal o tocamientos

Este año se ha puesto en marcha un protocolo ampliado elaborado en colaboración con diversos colectivos feministas. Entre las novedades destaca el incremento de cámaras de vigilancia y un teléfono de acompañamiento operativo 24h. Colectivos feministas han repartido a lo largo de estos días semáforos verdes y rojos para aclarar normas básicas de consentimiento y luchar por unas fiestas libres de agresiones.

En relación al año pasado, la cifra de violaciones denunciadas no dista mucho de otros años. En el 2015, se registraron 5 denuncias; y en el 2014, 3. Sin embargo, sí que se ha producido una visibilización mayor de las denuncias de abusos de "menor intensidad" como, por ejemplo, tocamientos.

"Los casos de denuncia por tocamiento han aumentado, pero no significa que no existieran. Todas las mujeres en fiestas hemos sufrido abusos de este tipo, pero no nos atrevíamos a denunciar. Ahora hay una mayor concienciación y la gente está dando el paso", matiza Patricia Perales, trabajadora social y teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Pamplona.

Durante estos días de Sanfermines, además, varios colectivos feministas han ido recopilando agresiones leves relacionadas con la libertad de la mujer. A pocas horas de que concluya la fiesta, 28 mujeres han presentado escritos relatando vejaciones, acosos, o lo que "algunos llaman piropos y no son más que abusos verbales", explica Iratxe Álvarez, portavoz de la Plataforma de Mujeres contra la Violencia Sexista.

La apropiación del espacio lúdico es una de las reivindicaciones que reclama el colectivo San Fermines en Igualdad que insta a hombres y mujeres a velar por un espacio libre de agresiones y tomar una actitud proactiva cuando nos encontramos frente a un tipo de abuso o agresión. "En fiestas se crea un clima de que 'todo vale', pero precisamente debemos luchar contra todo eso", expresa Perales. Además, los medios de comunicación tienen un importante desafío. "No hay que hablar de si los hombres iban muy borrachos o había mucha gente o que las chicas se quitaron la camiseta. Estos datos no aportan. Hay que ir a las raíces estructurales del problema, que es mucho más complejo: sistema patriarcal, idea de la mujer como propiedad del hombre, sexualización de nuestro cuerpo…", concluye Perales.

La fiesta de San Fermín concluye esta madrugada.