Publicidad
actualidad

La supuesta 'cocaína' en la foto de Jennifer Aniston puede ser muchas otras cosas

A ver, calma, ya sé que todos queremos que sea coca, pero realmente puede ser cualquier cosa.

por Pol Rodellar
16 Octubre 2019, 2:39pm

Foto vía Instagram

La historia previa nos importa una mierda —la de que Jennifer Aniston por fin se abrió una cuenta en Instagram y que colgara una primera foto con sus compañeros de la serie Friends, que cumple 25 años—, donde se encuentra lo interesante es en la foto en sí. En concreto en un detalle que podemos apreciar cerca del rostro de Matthew Perry:

Aniston Instagram coca

Sí, cocaína. Al mirar la esquina de la foto la gente solo puede pensar en que se trata de un poco de coca vertida encima de un móvil situado muy cerca de la cara de Matthew Perry, ese tipo con un historial curioso de adicciones. Sin duda el hecho de que el actor que olvidó tres años de su vida por culpa de sus adicciones —en principio al alcohol y a los opiáceos— esté tan cerca de algo-que-parece-coca influye enormemente en nuestra interpretación de la imagen, sobre todo si pone esta cara:

Aniston Instagram coca Mathew Perry

Pero si cogemos a un ser inocente que no sabe nada de una serie llamada Friends ni de un actor llamado Matthew Perry ni de una droga que se llama cocaína, probablemente atenderemos a un buen surtido de lecturas alternativas igual de realistas que la que nos infunde nuestra mente perversa —lo de la coca—. Ahí van unas alternativas a la teoría de la coca.

PARAFERNALIA HORTERA PARA MÓVILES

Esa mancha clara en una de las caras del aparato puede tratarse de algún tipo de parafernalia para móviles, la clase de gadgets horteras que atraen a la gente que necesita paliar su profunda tristeza interior con objetos inútiles como el selfie stick o los pisos de propiedad. Probablemente se trate de uno de esos sujetadores para teléfonos que tanto gustan a las VSCO girls o de una funda de esas para proteger el artefacto con un estampado digno de persona que se cree un hacker o que es fan de Matrix o que podría decir muy tranquilamente que ”Dream Theater es el mejor grupo del mundo”. O sea, digno de ingenieros con perilla y sombreros fedora, pese a que en la foto de Jennifer solamente aparecen actores venidos a menos adictos a la fama.

SOFTWARE CARGANDO

También podría ser un visual de una aplicación, una especie de pantalla de “cargando”. Al fin y al cabo se intuye un círculo de esos que van dando vueltas mientras nos vamos poniendo nerviosos porque ya son las 12 de la noche y no podemos esperar tanto a que el vídeo porno cargue porque hay que ir a dormir que mañana el despertador suena a las 06:45 de la puta mañana.

UNA VIDEOLLAMADA O ALGO

Otra opción válida sería que se tratase de un vídeo o de un videochat. Podríamos interpretar que esa potencial presencia de coca es realmente un rostro humano, pues la forma la tiene. Jennifer y sus colegas solo se están echando unas risas viendo a un humorista o hablando con un colega que vive en otro país y que todos consideran parte de su camada del elenco de Friends, “el séptimo friend”, como dicen ellos.

No penséis tan mal, quizás es un vídeo de esos que te proporcionan esas aplicaciones que te permiten controlar a tu bebé mientras estás en otra habitación. Perry no se está calzando unas rayas, está vigilando que su retoño se encuentre bien. Es un buen padre, no un cocainómano, aunque tampoco sé distinguir muy bien entre uno y otro.

UN REFLEJO DE UNA LÁMPARA O EL PERTUBADOR REFLEJO DEL ALMA DE MATTHEW PERRY

¿Y qué tal si os digo que solo es el reflejo de la horterísima lámpara que cuelga encima de la mesa? No, no puede ser, pues no se aprecia un foco de luz encima de las cabezas de los actores, toda luz proviene de la parte izquierda de la imagen. Quizás se trate del reflejo del alma de Matthew Perry, un ser corrompido por los placeres terrenales que, por dentro, sigue siendo un inocente bebé que brilla como un ángel. Podría muy bien ser.

EI, JODER, ESO NO ES UN MÓVIL

Damos por hecho que se trata de un móvil pero si logramos erradicar esta obsesión que tenemos con estos instrumentos del mal llegaremos a un universo infinito de posibilidades. ¿Y si se trata de una lata de sardinas gourmet? ¿Chocolate negro 90%? ¿Un paquete de cigarrillos de esos largos? ¿Una enorme piedra de costo? ¿Un mando de tele? ¿Una libretita Moleskine de esas de mierda que utiliza la gente que cree tener algún tipo de vínculo creativo con Oscar Wilde, Vincent van Gogh, Pablo Picasso, Ernest Hemingway o Henri Matisse?

No sé, además, ¿están en una casa o un restaurante? Si fuera el segundo caso, podría tratarse de uno de esos postres de mierda servidos en tablas de pizarra que sirven algunos chefs que se creen algo más que putos cocineros. “Aquí tienen el ‘olvido de vainilla con esencias de roble’, del repostero de la casa”. Creo que no hay nada que odie más en este mundo que estas malditas pizarras.

Lo que está claro es que no puede ser que esta mujer se haga un selfie cuando sabe perfectamente que alguien a su alrededor se está haciendo unas buenas clenchitas. Joder, estoy convencido que todos y cada uno de los personajes que aparecen en esta foto quiso ver la instantánea antes de que esta fuera subida al gran internet. Aquí hubo una comisión de calidad de seis cerebros para verificar que no saliera nada raro. La coca no está en la foto, está en nuestra cabeza.

Sigue a Pol Rodellar en @rodellaroficial .

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
Internet
cocaina
FRIENDS
Jennifer Aniston
series