Publicidad
Sushi

Evento de sushi al desnudo cancelado por acusaciones de sexismo

Comer sushi sobre el cuerpo de una mujer desnuda es una práctica histórica, pero algunos dicen que cosifica a las mujeres, es anticuada y degradante

por Mayukh Sen; traducido por Elvira Rosales
20 Octubre 2017, 5:00pm

Photo via Nyotaimori Tokyo

El arte japonés de nyotaimori es una práctica cultural histórica que se cree que tiene sus raíces en la era samurai premoderna de Japón. Se trata de comer un banquete de sushi o sashimi en el cuerpo de una mujer desnuda mientras ella está inmóvil sobre una mesa. A medida que la práctica ha viajado fuera de Japón y el contexto cultural particular en el que nació, se transforma cada vez más en una actividad degradante e inherentemente sexual, se coloca en la inquietante línea entre la elegancia y la cosificación.

Basta con mirar a los críticos del restaurante de Hong Kong, Fang Fang, que, según el South China Morning Post informó el martes pasado, hace poco canceló el brunch nyotaimori programado para este sábado. La 'Japanese Cabaret Brunch Party' fue planeada por Nyotaimori Tokyo, una organización fundada en 2015 dedicada a preservar la tradición del nyotaimori, y celebrada en conjunto con el importador de vinos francés Vines and Terroirs.

La decisión del restaurante para cancelar el nyotaimori surgió por la respuesta general que recibió en Facebook después de publicar el evento el lunes. Los usuarios consideraron que el evento comercializaba con el cuerpo femenino cosificándolo, sólo por servir al placer del consumidor y sin respetar los sentimientos de la modelo sometida a este acto.

LEE MÁS: ¿El sushi al desnudo es popular por el nigiri o por la desnudez?

Valentin Murel, cofundador de Vines and Terrors, afirmó que el evento fue inocente, con la mera intención de revivir y modernizar una antigua tradición. Pero ésta no fue justificación suficiente para celebrar este evento en 2017, según sus detractores. "El hecho de que sea tradicional no necesariamente significa que sea buena idea revivirlo", comentó un internauta en respuesta a Murel, mientras que otro sostuvo que el evento era "indignantemente sexista" desde su concepción.

El director ejecutivo de Fang Fang, Imran Khaleel, insistió en que el evento no era tan inmoral como la gente lo percibió: la modelo tendría puesto un bikini, por ejemplo, y ella estaría a una distancia segura de los comensales, mientas ellos estarían comiendo sushi en platos reales e inanimados. Aún así, el restaurante decidió eliminar por completo el aspecto nyotaimori del evento después de la reacción, subrayando que no era su intención cosificar a las mujeres.

Entonces, para aclarar: el brunch sí se llevará a cabo. Sólo que todo el mundo estará vestido.

Tagged:
Munchies
Food
nyotaimori
Hong Kong
Japón
sexismo
mariscos