Hablamos con la gente que se está manifestando en las calles de Barcelona
Referéndum catalán

Hablamos con la gente que se está manifestando en las calles de Barcelona

"Rajoy es hijo político de una dictadura y debe leerse la Declaración de los Derechos Humanos".
20.9.17

La noticia del día ha sacudido algo más que las portadas de media España. Nos referimos a que la Guardia Civil ha efectuado 14 detenciones y varios registros en contra del 1-O. La respuesta de miles de catalanes ha sido inmediata: se han arengado frente a la Conselleria de Economía para reclamar libertad democrática.

Titulares, coberturas en directo y notificaciones en el móvil. Me voy hacia allí para ver qué piensan los jóvenes antes de que la disparidad de posiciones políticas de otros medios para relatar cada episodio de esta encrucijada, me creen una alienación de la realidad. Agarro la cámara, me subo en la moto y pongo rumbo hacia el ojo del huracán, el número 19-21 de la Rambla de Catalunya.

El primer manifestante que veo

De camino ya me encuentro los primeros manifestantes. Veo gente por la calle desplazándose hacia allí con banderas, carteles y pancartas. La cosa promete. Aparco y en seguida noto que esa espontánea concentración de decenas de personas que se han manifestado en contra de una detención política ha sobrepasado las tres cifras en pocos minutos.

Me meto en el bullicio que canta "¡esto con Franco, sí pasaba!" y comienzo a hablar con la gente.

Joan a la izquierda con un cartel a favor del referéndum

Joan, 32 años

Haría lo que fuera por Cataluña y por defender todas las libertades que haga falta. Acciones como estas son clave para que se den cuenta que tienen nuestro respaldo y que vamos en contra del gobierno español.

Los Mossos tienen que hacer lo que tienen que hacer. No deben posicionarse porque esto es una cosa entre políticos y el pueblo, no de las fuerzas de seguridad. Las detenciones de hoy son totalmente lamentables. Es un problema político que se está resolviendo en los tribunales. Lo que se necesita es diálogo y sentarse en una mesa para hablar, no comenzar a detener a todo el mundo.

Maria Rosa, 70 años

Estoy aquí para luchar por mis derechos, del mismo modo que los defendí durante el franquismo y la transición. Parece mentira que hayan pasado tantos años y todavía tengamos que salir a la calle para amparar la libertad de expresión. No ha cambiado nada, salvo que entonces la policía salía con las porras a pegar a todo el mundo. Espero que no lleguemos a ese punto.

No han querido acercar posturas. Somos demócratas, hablamos, nos entendemos. Pero en España parece que no quieren escuchar ni permitir que la gente se exprese. Le diría muchas cosas a Rajoy, pero mejor me voy a callar porque sería demasiado gordo para que lo apuntes.

Iu, a la izquierda, con unos compañeros de clase

Iu, 21 años

A Rajoy le diría que observara lo que demanda el pueblo. Un político tiene que hacer política, no repetir unas leyes antiguas una y otra vez. Espero que haya una parte del Estado Español que sienta que los derechos de los catalanes están siendo coartados. Están jugando con la libertad de todos, también con la suya. La democracia no está existiendo.

Hace tiempo que están habiendo acciones muy heavys en contra de la libertad de expresión, pero lo de hoy ha sido ya pasarse. Estábamos en clase cuando nos hemos enterado, hemos visto que el Secretario estaba detenido y hemos decidido venir a manifestarnos. Encima la policía se está utilizando para que no podamos decir la nuestra. Ya no hay libertad de expresión.

Miriam a la derecha, con unos amigos en la manifestación

Miriam, 21 años

Creo que otras CCAA de España están apoyándonos porque se encuentran en la misma situación, pero también veo que hay mucha reticencia por la desinformación de los medios, como por ejemplo que estamos haciendo algo ilegal y que no tenemos los recursos para hacerlo. Todas estas mentiras están creando una situación de inquietud y molestia. Existe la visión de que nos queremos independizar porque odiamos a los españoles. Esta razón de odio y miedo no tiene ningún sentido. No es ni racional ni tiene un ápice de lógica.

Cuando las acciones son colectivas por una masa de gente muy grande, crean frentes de odio. Esto pasa desde el 78. En la Transición no se rompió con el fascismo y tenemos muchísimos problemas donde la gente no quiere informarse.

Publicidad

Es una vergüenza que haya gente que se alegren de las detenciones. Creo que es entre patético y menospreciable porque no hay empatía al no encontrarse con una situación así.

Si desde el gobierno central nos dicen que vamos en contra de la ilegalidad, antes deberían purgarse ellos porque son los primeros que la incumplen. La legalidad también está hecha para romper las normas, en la historia existen muchos ejemplos. La Constitución del 78 nadie la pudo votar, la hicieron cuatro hombres burgueses. Ni las mujeres la pudieron ratificar. No tiene sentido que se amparen en una constitución obsoleta.

Ariadna y Pol, 27 y 22 años

Lo que ha pasado hoy es una vergüenza y lo está viendo todo el mundo. Los policías son unos simples monigotes que hacen lo que dicen la gente de arriba. No estamos reclamando la independencia, sino los derechos humanos. Va mucho más allá. Queremos votar y decir la nuestras. La Constitución se modifica cuando les interesa y esto es un movimiento ciudadano que se tiene que escuchar.

Si tuviera al Rajoy aquí delante, repetiría las palabras de Rufián de esta mañana: "que quite sus sucias manos de las instituciones catalanas". Si hay alguien que no sabe lo que es esto, que mire alguno de los muchos vídeos que otros medios de países ajenos al catalanismo han hecho sobre el proceso soberanista, como Estados Unidos. Verán lo que está pasando en Catalunya narrado desde fuera de las fronteras.

Maria, 26 años

Por Catalunya no estamos dispuestos a dejar que la Guardia Civil siga haciendo este tipo de cosas. Vivimos en un estado policial y de represión judicial sin parámetros políticos. Lo que ha pasado desde la falsa transición es que el gobierno del Estado Español no ha tenido la sensibilidad para incorporar las distintas nacionalidades. Cataluña, como otros sitios de España, solo le ha quedado la vía de independencia.

La independencia es la única oportunidad para cambiarlo todo. No solo queremos votar, sino decidir desde el principio, que nos escuchen. Por ejemplo el presidente de España no se atreve a venir aquí porque le dan miedo las primeras filas del pueblo. Su respuesta es siempre que no y mira lo que está consiguiendo. Si hay alguien que se alegra de las detenciones, tiene que reconocer que es antidemocrático.

Marcel, 21 años

Estamos aquí para defender a nuestras instituciones porque vemos que nuestra libertad y derechos civiles se ven amenazados por las fuerzas de ocupación y por la fuerza del Estado Español que no es democrático.

No sabemos hasta dónde llegará todo esto, pero estamos convencidos de que el Gobierno central querrá por todas quitarnos las libertades políticas e intentarán evitar el 1-O. Ese día la gente saldrá a la calle, se movilizará y votará, pero lo más importante es lo que pasará a partir del 2 de octubre y más allá. Cada vez vemos a más gente movilizándose.

Publicidad

Están con toda libertad de pensar que somos cuatro perroflautas, pero debería escoger mejor sus fuentes de información y que reflexionen sobre lo que significa que haya tantas concentraciones periódicas del pueblo. Rajoy es hijo político de una dictadura y debe leerse la Declaración de los Derechos Humanos.

Marcel, a la izquierda, con su novia

Marcel, 20 años

Lo que ha pasado hoy con las detenciones es un golpe de estado. No puede ser que la Guardia Civil entre en las Secretarías de la Generalitat. Ahora toca estar en la calle para luchar pacíficamente en contra de esto. Además, los Mossos d'Esquadra están haciendo la faena sucia desalojando a la gente que estaba resistiendo sin altercados en Terrassa. A ver qué pasa.

Aquí no hay nada de violencia, se ve claramente. Desde hace muchos años salimos a la calle. Hasta que llegue el 1-O veremos este tipo de situaciones para defender la democracia. Casos como el de hoy solo hacen que reforzar la idea de que nos queremos ir de este país. Rajoy, dimite ya.