mexico

Peña Nieto contrató un hacker para espiar a rivales y arreglar la elección presidencial: Bloomberg

El hacker Andrés Sepúlveda contó a la revista que instaló un software para intervenir las computadoras de los candidatos opositores; "por supuesto que lo espiaron", dijo a VICE News el excoordinador de la campaña presidencial de uno de ellos.
31.3.16
John Moore/Getty Images
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Cuando el presidente Enrique Peña Nieto era candidato presidencial, su equipo de campaña contrató a un hacker para que interviniera las comunicaciones privadas de sus rivales Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vázquez Mota y así arreglar la elección de 2012 a su favor, aseguró un pirata informático a la revista Bloomberg Businessweek.

En el reportaje titulado How to Hack an Election (Cómo hackear una elección), el programador Andrés Sepúlveda contó desde Colombia — donde enfrenta una sentencia de 10 años por violación a datos personales y espionaje relacionados con el hackeo de las elecciones presidenciales de ese país en 2014 — que el equipo de campaña del Partido Revolucionario Institucional lo contrató un presupuesto de 600.000 dólares y arreglar los comicios.

Publicidad

"El equipo de Sepúlveda instaló software malicioso en los routers en la sede del candidato del PRD (el izquierdista, Andrés Manuel López Obrador), lo que le permitió acceder a los celulares y las computadoras de cualquier persona que utilizara la red, incluyendo el candidato.

"Tomó medidas similares en contra de (la conservadora, Josefina) Vázquez Mota, candidata del PAN. Cuando los equipos de los candidatos preparaban discursos políticos, Sepúlveda tenía los detalles tan pronto como los dedos de un redactor de discursos golpearon el teclado. Sepúlveda vio reuniones futuras de los oponentes y los horarios de campaña antes de que sus propios equipos lo hicieran", escribió el periodista Jordan Robertson.

VICE News conversó con Ricardo Monreal, quien en 2012 fue coordinador general de la campaña de López Obrador, quien quedó en segundo lugar en los comicios presidenciales.

"Por supuesto, al entonces candidato Andrés Manuel López Obrador lo espiaron e intervinieron sus redes sociales, como lo siguen haciendo. En su momento, denunciamos públicamente la existencia de una red de publicistas y operadores de bots, provenientes del extranjero.

"Es una denuncia muy grave y delicada que debe ser investigada por las autoridades mexicanas, el delito de espionaje político, es común en nuestro país, pero esto no lo hace legal, más bien lo convierte en una de los delitos más impunes que se practican y fomentan desde el poder público", afirmó Monreal, hoy jefe delegacional en la demarcación Cuauhtémoc.

Publicidad

Asimismo, este medio conversó con Ernesto Cordero, coordinador de Políticas Públicas en la campaña de Vázquez Mota, pero afirmó que nunca se sintió espiado por alguno de sus adversarios políticos.

Sepúlveda aseguró que creó unas 30.000 cuentas falsas en Twitter para animar artificialmente el ambiente social a favor del PRI y poner en la discusión digital temas que convenían a Peña Nieto como el plan que tenía para detener la violencia causada por los cárteles del narcotráfico.

También, dijo que el dinero nunca fue un problema: usó casi 50.000 dólares en software ruso que le permitió intervenir teléfonos Apple, Blackberry y Android.

Peña Nieto cava su propia tumba — ¿conseguirá salir de ella? Leer más aquí.

La noche de la elección presidencial, cuando el equipo de Enrique Peña Nieto festejaba su victoria, el hacker narró que destruyó documentos, teléfonos celulares y discos duros, utilizados para trabajar a favor del PRI, para no dejar rastro de su trabajo.

"Ha accedido a contar su historia completa, por primera vez, con la esperanza de convencer al público de que está rehabilitado y recolectar la ayuda de una sentencia reducida.

"Él dirigió a un equipo de hackers que robó estrategias de campaña, manipuló medios sociales para crear falsas oleadas de entusiasmo y burla, e instaló software espía en las oficinas de la oposición, todo para ayudar a Peña Nieto", se asegura en el texto.

Según el artículo de Bloomberg Businessweek, la revista estadounidense buscó a un vocero del PRI para conocer alguna opinión, pero el partido respondió que no tenían conocimiento de que Sepúlveda o su equipo hubieran trabajado el actual presidente o en alguna otra campaña política.

La tarde este jueves, el presidente nacional del PRI, César Camacho, calificó como "absurdo" el reportaje y lo tachó de distractor.

"Son especies informativas que sólo distraen. Hay que atenernos a cuestiones que tienen visos de verdad, que tienen pies y cabeza y no expresiones aisladas que no tienen ningún modo de ser respaldadas con hechos objetivos y comprobables", afirmó Camacho.

Sigue a Oscar Balderas en Twitter: @OscarBalmen

_Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs_