Actualidad

Este hombre forzó a la azafata de un avión a limpiarle el culo

Ha muerto en Tailandia, pero su escatológico legado tardará en desaparecer.
SJ
Mumbai, IN
LP
traducido por Laia Pedregosa
24.4.19
El hombre que forzó a limparle el culo
Fotos: Jeff Lin en Facebook

La gente hace cosas de mierda todo el rato. Algunas son peores que otras y, al final, el Karma te pilla y te otorga una gélida y fuerte bofetada en la(s) mejilla(s).

El obeso americano que causó furor en enero de 2019 por pedirle a las azafatas de vuelo que le limpiasen el culo después de cagar en un vuelo de la aerolínea EVA de Los Ángeles a Taipéi se ha hallado muerto. El abogado de la aerolínea les informó de que el hombre había muerto algún día de marzo mientras estaba de vacaciones en Tailandia. En ese momento, la aerolínea estaba intentando contactar con él para comunicarle que se le había prohibido volar con ésta, pero que aun así había reservado un vuelo para ir a San Francisco con la misma compañía.

El desagradable incidente que le causó la mala reputación a este hombre tuvo lugar cuando, amarrado a su silla de ruedas, amenazó con mearse por el suelo del avión si ninguna de las azafatas de vuelo le ayudaba a bajarse los pantalones, asegurando que no podía hacerlo él porque se había hecho daño en la mano derecha. Incluso abofeteó a un miembro de la tripulación que le intentó tapar las partes con una manta. También pidió que le dejasen la puerta abierta mientras cagaba porque “le costaba respirar”.

Más tarde se negó a abandonar el baño a menos que alguien viniera a limpiar su culo lleno de mierda. Cuando una asistente se puso tres guantes quirúrgicos sacrificándose por el equipo, el hombre empezó a gemir en voz alta mientras decía “Oh, mm, más adentro, más adentro”. Incluso insistió en que no le había limpiado bien el culo y le pidió que lo volviese a hacer.

Publicidad

El incidente hizo que el apestoso hombre causara una lluvia de mierda por las redes sociales , y una rueda de prensa donde la asistente lloraba al hablar de la traumática experiencia de tener que limpiarle el culo al hombre después de oír sus gemidos. “Nunca olvidaré ese momento: con los restos aún en el inodoro, no había escapatoria”, decía la azafata.

De hecho, parece ser que el hombre ya había causado una maniobra parecida en mayo de 2018, cagándose en el asiento de un avión al ver que los miembros de la tripulación no querían ayudarle, meándose en los pantalones e incluso exigiéndoles a los miembros de la cabina que limpiasen el zumo que se le había caído por la entrepierna.

Según parece, la aerolínea le ha reembolsado el dinero del vuelo a la anónima familia del hombre por el billete que no llegó a utilizar.

Sigue a Shamani Joshi en Instagram.

Este artículo se publicó originalmente en VICE ASIA.